Los hábitos y rutinas hacen que vayamos muchas veces en piloto automático y que luego no seamos conscientes de todo lo que hacemos, como por ejemplo donde dejamos las cosas. Aunque nos creemos capaces de hacer muchas cosas a la vez, la mente solo puede poner su atención en una sola de ellas, por tanto si divagamos entre cadenas de pensamiento que van y vienen y nuestra atención está dispersa en ese fluir de ideas, dejamos de ser conscientes de cualquier otra actividad que podamos estar haciendo a nivel físico y por eso luego nos cuesta recordar con detalles todo lo que hicimos. Y bueno, en verdad sí que podemos hacer varias cosas a la vez pero la atención sólo puede estar puesta en una sola de ellas, a nivel consciente por supuesto. Sin embargo te podrías sorprender de toda la información que vas procesando a nivel subconsciente. Mientras la mente consciente tiene puesta su atención en una  actividad, pongamos como ejemplo la lectura de un libro, donde te sumerges con mucha facilidad en la historia olvidándote por completo de todo lo que está sucediendo a tu alrededor, tu mente subconsciente por el contrario, va registrando todo lo que sucede, los ruidos del exterior, la temperatura de la sala, la intensidad de la luz, conversaciones de terceros, cada objeto que hay en la sala, cada sonido que escuchas, todo lo que sucede a tu alrededor queda registrado y por eso la publicidad de los medios funciona le prestes atención o no, siento decírtelo pero es así, a nivel consciente no podemos sostener toda esa información, pesa demasiado, pero a nivel subconsciente sí se registra todo lo que sucede en nuestro entorno porque tiene muchísima más capacidad de almacenaje, como los discos duros externos del ordenador, pero para poder acceder a esa información almacenada necesitas bajar la frecuencia cerebral, no lo puedes hacer desde el estado de vigilia (estado Beta), para acceder al subconsciente necesitas ralentizar esa frecuencia y entrar en los estados alterados de conciencia, Alfa, Theta o Delta. Y eso es lo que se hace en hipnosis donde el terapeuta te va guiando a través de una relajación profunda para que puedas adentrarte en tu subconsciente y tengas acceso a toda esa información. Y no solo es útil para acceder a recuerdos almacenados sino también a esos patrones de conducta automatizados que ya tenemos muy arraigados y que hacen que por más que queramos dejar un hábito o comenzar uno nuevo, nos cueste mucho esfuerzo llevarlo a cabo, como ocurre con los propósitos de año nuevo o la famosa dieta del lunes. La clave del éxito para cualquier nuevo propósito está en trabajar desde el nivel subconsciente, éste es como una tierra muy muy fértil y toda semilla plantada ahí tiene muchas más posibilidades de crecer y desarrollarse y luego convertirse en un hábito que puedes realizar sin esfuerzo. Y para plantar una semilla en el subconsciente solo tienes que entrar en esos estados alterados de conciencia y soltar la frase, una frase semilla 🌱 sencilla y con la mayor precisión y claridad posible, que puedas recitar a modo de mantra una y otra vez sin esfuerzo alguno, con toda tu atención puesta en ella y repites y repites hasta que tú realidad empiece a mostrarte pruebas evidentes de que está dando su fruto.

 

Entrar en estados alternados de conciencia es muy sencillo, lo haces de forma habitual cada día de tu vida, en nada que te sientas a descansar y te relajas un poco, viendo la tele mismo, tu mente se olvida de las obligaciones y quehaceres y entras en Alfa en 0,… y ahí te meten los anuncios y luego te ves comprando cosas en el súper porque te plantaron la semilla, cuidado con los anuncios, funcionan a la perfección, así que,…. porque no te vendes a ti mismo lo que tú quieras, si ellos pueden, tú más aún. Y cambiando de ejemplo, pues éste solo lo utilicé para mostrarte los peligros que tiene abrir tu subconsciente a terceros, vayamos a lo práctico, vale un sofá sin TV o también es súper útil la hora de irte a dormir, donde tus quehaceres ya no te van a impedir la desconexión y la desaceleración del pensamiento, solo con ponerte el pijama y meterte en la cama tardas nada a entrar en Alfa, forma parte del proceso natural del paso de la vigilia al sueño, primero pasas por Alfa, luego vas cayendo más profundo y entras en Theta que es ese momento donde estás medio despierto medio dormido y das cabezazos y cuando entras en Delta ya caes del todo, pierdes la conciencia y te duermes, aunque se puede acceder a Delta perfectamente sin dormirse con un poco de práctica pero no nos vamos a ocupar de eso ahora. Lo que interesa aquí es aprovechar esto que ya sucede en ti de forma natural cada día de tu vida y no necesitas de ninguna práctica para empezar a trabajar frases semilla. Así que te metes en la cama y le dedicas un par de minutos a la respiración para ayudar a la relajación corporal y mental, más lento respiras más se ralentiza el pensamiento, más se relaja tu cuerpo y más te adentras en esos estados alterados de conciencia. Para pasar a Theta puedes visualizarte en un lugar que aumente tu paz interior, una playa desierta solo para ti, un paisaje de montaña, un jardín zen, un templo budista, etc,… y yo de momento plantaría ahí, pasar a Delta en la cama significaría dormirte y fin del trabajo. Las siembra en Delta es para cuando se tiene un poco más de experiencia, así que de momento lo dejamos ahí, en lo que respecta al trabajo para esos minutos antes de dormirte, te visualizas por un par de minutos en ese lugar que te de mas paz  y luego empiezas a repetirte la frase el tiempo que te apetezca, o hasta que te duermas, plácidamente y con ese pensamiento en tu cabeza, eso aún lo hace más efectivo. Y después tenemos el proceso inverso a la mañana, cuando te despiertas estás saliendo de Delta y entrando en Theta, ahí retomas la frase otra vez, e inicias tu día regando la semilla, que sea lo último que haces antes de dormir y lo primero que realizas antes de levantarte, esto te permitirá trabajar de forma muy eficiente sobre tu subconsciente para que puedas ir reprogramándolo y que empiece a funcionar en automático según lo que tú le hayas ordenado.

 

Y bueno, por ahora ya hay mucha materia para empezar a trabajar con las frases semilla para reprogramar tu subconsciente y con esto y un bizcocho, hasta mañana a las 8h o a las 20h para lo que vienen a clase donde trabajaremos en Delta con el Gong 😉

Un saludo!
Patricia Pérez.

Summary
Article Name
Sembrando el subconsciente
Description
Los hábitos y rutinas hacen que vayamos muchas veces en piloto automático y que luego no seamos conscientes de todo lo que hacemos, como por ejemplo donde dejamos las cosas. Aunque nos creemos capaces de hacer muchas cosas a la vez, la mente solo puede poner su atención en una sola de ellas, por tanto si divagamos entre cadenas de pensamiento que van y vienen y nuestra atención está dispersa en ese fluir de ideas, dejamos de ser conscientes de cualquier otra actividad que podamos estar haciendo a nivel físico y por eso luego nos cuesta recordar con detalles todo lo que hicimos.
Author
Publisher Name
La Expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: