Te has preguntado alguna vez por qué eres como eres?…. Eres la suma de todas tus acciones del pasado, tanto de esta vida como de vidas anteriores. Has pintado muchos cuadros y sigues haciéndolo, cada día te levantas y recibes un nuevo lienzo en blanco que tú mismo pintas con tu paleta de colores, y esa paleta no es más que tus propias acciones, tus pensamientos y tus emociones. Y el resultado de todas tus obras forman tu estilo de arte personal.

No hay que vivir anclados en el pasado, ni es nada productivo vivir pensado en cosas que ya han sucedido y nos gustaría revivir o por el contrario, nos gustaría que no hubieran sucedido. Nada pasa por casualidad y si pasó es porque algo traería a tu vida esa situación,  algo que te empujó a evolucionar, a madurar, a cambiar tu punto de vista o a saber, porque los caminos de Dios son inescrutables, no sabemos que se esconde detrás de cada situación. Simplemente ocurrió y punto; tanto si es bueno como si no, hay que aprender a soltar y dejarlo estar; como cantó John Lennon, “Let it be”.

Sin embargo, es importante saber que somos lo que somos por nuestros actos del pasado, hay que mirar hacia atrás y aceptarlo sin lamentaciones; toda vivencia anterior nos ha aportado un conocimiento, pues el humano aprende de sus errores; mira por tanto tu pasado y armonízate con él; acepta tus errores y tus fallos sin sentirte culpable por ello; esos cuadros ya están pintados y si no lo aceptas, tu pasado se convierte en un lastre que tirará de ti hacia atrás impidiéndote avanzar en la vida, impidiéndote alcanzar tus objetivos y tus metas; como dice el refrán “agua pasada no mueve molino”

Acepta tu pasado tal cual es, armonízate con él y luego olvídalo y céntrate solo en tu futuro. En los cuadros que quieres pintar cada día, piensa en cómo te gustaría que fuera tu obra final y cada día que te levantes piensa en pintar lienzos con tonalidades que te dirijan hacia esa obra final

Usa colores, bellas tonalidades, que brille mucho; Un lienzo nuevo, obtienes cada día, pon armonía.

Piensa eso cada mañana al levantarte, en pintar un bonito cuadro y evitarás empezar el día con el pie izquierdo; los colores más hermosos son los bellos pensamientos y las dulces emociones; cuando nuestros pensamientos y emociones se tiñen de negatividad, pesimismo, maldad, odio, rabia, etc;…. arrojamos a nuestro lienzo tonalidades oscuras y no definidas, no se aprecia un color sino una mezcla sucia e indefinida de varios colores que más que pintar lo que hacen es ensuciar y estropear tu lienzo, lienzo que ya no puedes borrar y pasa o formar parte de tus registros. Y si a fin de cuentas somos la suma de todos esos cuadros qué pintamos, ¿no vale la pena levantarse pensado en qué cuadro vas a pintar para tu galería de autor?…. Solo piénsalo

NAMASTE!
Patricia Pérez

Summary
Article Name
Eres el resultado de todos esos cuadros que pintas
Description
Te has preguntado alguna vez por qué eres como eres?.... Eres la suma de todas tus acciones del pasado, tanto de esta vida como de vidas anteriores. Has pintado muchos cuadros y sigues haciéndolo, cada día te levantas y recibes un nuevo lienzo en blanco que tú mismo pintas con tu paleta de colores, y esa palera no son más que tus acciones, tus pensamientos y tus emociones. Y el resultado de todas tus obras forman tu estilo de arte personal. No hay que vivir anclados en el pasado, ni es nada productivo vivir pensado en cosas que ya han sucedido y nos gustaría revivir o por el contrario, nos gustaría que no hubieran sucedido. Nada pasa por casualidad y si pasó es porque algo traería a tu vida esa situación, algo que te empujó a evolucionar, a madurar, a cambiar tu punto de vista o a saber, porque los caminos de Dios son inescrutables, no sabemos que se esconde detrás de cada situación. Simplemente ocurrió y punto; tanto si es bueno como si no, hay que aprender a soltar y dejarlo estar; como cantó John Lennon, "Let it be".
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: