La Aromaterapia es un arte milenario basado en el empleo de los aceites esenciales por los efectos curativos que éstos poseen sobre el ser humano, y eso es debido principalmente al alto grado de concentración de una planta que tiene una simple gota, lo cual hace que los efectos de ésta se vean exponencialmente multiplicados al ser aplicados en forma de aceite esencial y de ahí que hayan sido utilizadados desde tiempos inmemorables como principios activos medicinales y también  como productos de belleza.

Pero cada planta que da la naturaleza no sólo posee unas propiedades terapéuticas o estéticas particulares, sino que también posee un campo energético muy particular que pasa a formar parte de la bioenergética humana cada vez que los ingerimos, los inhalamos o los ponemos en contacto directo con la piel. Hoy en día todo el mundo tiene más o menos constancia del grado terapéutico de los aceites esenciales pero éstos no sólo trabajan a nivel físico sino que también lo hacen a nivel energético, mental y emocional, porque ese campo energético de la planta pasa a formar parte de nuestro campo bioenergetico, conviertiéndose por tanto, en unas herramientas de gran utilidad para influenciar de manera voluntaria a diferentes niveles del Ser. Algunos aceites esenciales son potentes antidepresivos, que ayudan a levantar el animo, a sentirme más seguro de uno mismo y más feliz, otros ayudan a relajarse, otros a despejar la mente, mejorando la concentración y la capacidad cognitiva, otros ayudan a desbloquear Chakras y armonizar el flujo energético entre el cuerpo físico y el bioenergetico, y éstos son solo unos pocos ejemplos del alcance de la Aromaterapia; la naturaleza es muy sabia y crea remedios para todas las necesidades que podamos tener todos los seres que habitamos la Tierra a través de sus frutos.

Muchas de las dolencias que nos achacan a un nivel físico pueden haber sido originadas a nivel mental, emocional o energético. Altibajos emocionales, muchos quebraderos de cabeza o un nivel de estrés continuado puede generar bloqueos energéticos y si una parte de nuestro cuerpo físico no se ve nutrido por el cuerpo bioenergetico éste comienza a enfermar. Esto es un proceso lento, no ocurre de un día para otro y para cuando el cuerpo físico avisa, el bloqueo energético causado por un conflicto metal-emocional puede ser ya importante, y puede llevar mucho tiempo enquistado en otros niveles no físicos de nuestro Ser. La medicina occidental se centra en paliar el dolor y diagnosticar su origen a nivel físico sin embargo la medicina oriental, bajo su sabiduría milenaria popular, se centra más en buscar el origen a otros niveles del ser  y utiliza las plantas como herramientas holisticas que actúan tanto a un nivel físico por las propiedades terapéuticas de las plantas como en los otros tres niveles «energético-mental-emocional»

Y con respecto a las dolencias originadas a un nivel físico por el inevitable desgaste y deterioro de nuestra anatomía, bien sea debido a traumatismos o al simple mal uso y abuso que hacemos del cuerpo físico, como también por nuestra vulnerabilidad ante infecciones contagiosas, no dejan de ser tan útiles como un medicamento y con muchísimas menos contraindicaciones. Pero como bien decía al principio es el campo de acción sobre los cuerpos mental, emocional y energético, la finalidad de este artículo y a esta parte de la Aromaterapia se la denomina «Psicoaromaterapia» y utiliza las propiedades aromáticas de cada planta para generar cambios en nuestra vida y en nuestros diferentes estados anímicos a través de sus diferentes fragancias.

¿Pero cómo actúa la Aromaterapia para lograr esos cambios en nosotros?….

Dentro de nuestro sistema olfativo hay una pequeña zona de tejido epitelial situada en la parte superior del pasaje nasal y que dispone de cinco millones de células nerviosas o neuronas; cada una de ellas termina en 6 o 12 receptores con forma de cabellos que continuamente peinan el aire que va pasando por las fosas nasales. Cuando las moléculas de fragancia que se encuentran en el aire quedan capturadas en estos receptores, la neurona envía un mensaje al cerebro. La parte del cerebro que recibe y procesa la información olfativa es el Sistema Límbico, también conocido como nuestro cerebro primitivo, núcleo alrededor del cual todas las funciones del cerebro elevado se han ido desarrollado. Las neuronas olfativas por tanto están conectadas directamente a este sistema primario de control de la mayoría de nuestras funciones corporales vitales tales como la secreción de hormonas y el sistema autónomo nervioso.

El mensaje de fragancia va primero al bulbo olfativo, el cual separa las fragancias y distingue su naturaleza, una vez clasificado dicho mensaje va a la amígdala, un órgano en forma de almendra que se encuentra en la base de cada lado del cerebro y que genera las asociaciones de la memoria y realiza también otras distinciones como si algo es seguro o peligroso, o si resulta placentero o desagradable. Después de esto, el mensaje llega a hipotálamo quien controla el corazón y la presión sanguínea, la respiración, el apetito y muchos de nuestros impulsos primarios. También se encarga del sistema endocrino cuyas glándulas controlan el metabolismo, la temperatura, las emociones y la sexualidad.

Así pues, mediante este proceso de transferencia de mensajes, el simple hecho de inhalar una fragancia puede estimular la liberación de hormonas que causan euforia, alivian el dolor, estimulan la respuesta sexual, calman la ira o el miedo, inducen al sueño o mitigan el estrés, convirtiendo los aceites esenciales en un valioso remedio para poder cambiar ciertos estados anímicos a voluntad y mejorar en gran medida nuestra calidad de vida. Y en base a esto se pueden crear perfumes completamente personalizados según sean las necesidades del momento y según los cambios que queramos generar en nuestro diario vivir.

Un cordial saludo!
Patricia Pérez

 

Summary
Article Name
Psicoaromaterapia
Description
La Aromaterapia es un arte milenario basado en el empleo de los aceites esenciales por los efectos curativos que éstos poseen sobre el ser humano, debido principalmente al alto grado de concentración de una planta que llega a tener una simple gota de aceite esencial, lo cual hace que los efectos de esa planta se vean exponencialmente multiplicados, y de ahí que hayan sido utilizadados desde tiempos inmemorables como principios activos medicinales. Pero cada planta que da la naturaleza no sólo posee unas propiedades particulares sino que también posee un campo energético muy particular que pasa a formar parte de la bioenergetica humana cada vez que los ingerimos, los inhalamos o los ponemos en contacto directo con la piel.
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: