El articulo anterior lo publiqué con motivo de la Luna nueva en Piscis, por hacer referencia a cómo nos afecta esa energía a nivel emocional. Hoy tuvimos el plenilunio del mes Piscis y es un buen momento para seguir profundizando en ese signo pero esta vez desde otra perspectiva diferente, teniendo en cuesta su signo opuesto complementario Virgo. Porque las Lunas llenas se dan siempre en el signo contrario; cuando el Sol y la Luna se encuentran a 180º, activando un eje en la rueda zocacial, pero que también nos afecta en nuestra vida cotidiana.  Hoy por tanto, voy a hablarte de eso, de lo que mueve ese eje que es: orden y caos.

Los signos del zodiaco no son solo simples características que nos confiere nuestro horóscopo. No, no es solo eso, en verdad esconden algo mucho más tracendetal. Son las energías que dan forma a cada una de experiencias que vamos teniendo en nuestra vida. Así que conocer esto puede resultarte util, ademas de interesante, aunque no seas fanático de este tema. Todo en el Universo está compuesto de energía, y eso es algo de dominio público, ya lo sabe todo el mundo. ¿Pero sabías que esa «energía» que da forma al Universo tiene diferentes características y comportamientos que derivan precisamente de esas 12 energias primigenia de los signos del zodiaco?… Sí. Esto no tiene nada que ver con el horóscopo, ni con las  características de los signos, va más bien de cómo se mueven las energías en tu vida cotidiana. Así que empezaremos poniendo un poco de «orden» en ese «caos» de ideas que hay en tu cabeza.

¿Y por qué orden y caos? Te preguntarás. ¿Qué tiene que ver eso con los signos de Virgo y Piscis? Mucho, pero ten paciencia. Antes de entrar a ordenar tengo que explicarte qué narices es un eje. Verás, en realidad no hay 12 signos diferentes, solo 6. Son 6 energías que se manifiestan en un eje con dos polaridades distintas, porque vivimos en una realidad bipolar donde toda las experiencias que tenemos se mueven entre opuestos, frío-calor, relax-tension, dolor-placer, bonito-feo, tristeza-alegría, bueno-malo, salud-enfermedad… bueno, no hace falta que siga ¿verdad?… Pues eso, que experimentamos siempre a través de los opuestos, no puedes saber qué es el calor, sin haber experimentado el frío, ni qué es la salud sin haber sufrido la enfermedad, ni puedes apreciar un momento de relajación si no has pasado en algún momento por uno de tensión. Porque en base a que juzgas ¿no? … Necesitamos puntos de referencia para tener una experiencia y así poder procesar y almacenar en nuestra cabeza toda esa información, para que puedas tener después un recuerdo de una vivencia, buena o mala según tú lo clasifiques, pero siempre lo vas hacer en base a los opuestos. Porque sin ellos no tendríamos esa variedad de circunstancias con las que poder experimentar, ni menos aún libre alvedrio para poder elegir. Obviamente si las energías de los 12 signos dan forma a nuestras experiencias cotidianas es porque también se manifiestan en un eje con dos polaridades. Y conocer ambas ayuda a compensar la balanza cuando las situaciones se nos vayan de las manos.  Es de cajón que si el agua quema se le echa fría para templarla,  ¿no?… Pues esto también es aplicable a tu vida. Y conocer esas 12 energías nos puede ayudar a adquirir esa capacidad de templanza. Hoy nos vamos a centrar solo en el eje Virgo-Piscis, pero tranquil@, escribiré también de los demás.  Y hecha la introducción ya podemos ir a por ese eje, venga, orden y caos.

El eje Virgo-Piscis.
Para entender la energía de Piscis hay que verlo como el gran océano donde todo termina y se diluye. Es la fuente de donde salimos y a donde todos volveremos; es el último signo y el que contiene un poco de todos, porque en verdad es “el todo” pero también es la nada. Porque en esa energía está el potencial de ser cualquier cosa pero no es ninguna de ellas aún, pues en el momento en que eres algo dejas de ser muchas otras cosas. Y ahí es donde entra el signo de Virgo que es lo opuesto, es algo muy concreto, algo en particular, es una única cosa pero ya no puede ser nada más. Si Piscis es el Océano, Virgo es la gota, pero solo una, ninguna otra. Es un fractal de la totalidad. Si Piscis es el “todo”, Virgo es la indivualidad. Por tanto cuando nos conectamos con esa energía Pisciana, tendemos a disolvemos, a dejar de lado el ego y nuestra personalidad, nuestra forma definida nuestra individualidad. Pero también te puedes perder en los mundos de Yupi porque si no tienes claro lo que te sucede lo puedes confundir contigo mismo, con tu realidad Virginia, con lo que en verdad eres a nivel individual.., que oye, esto no es malo si sabes lo que te traes entre manos y no te confundes ni pierdes tu norte, si tienes el control y en cualquier momento puedes restableces tu individualidad; porque Piscis tiende al Caos y a disolverse, esa es la direción que toma esa energia y es muy facil perderse en la confusión de la inmensidad, y ya no sabes si lo que sientes es tuyo o de un otro, o incluso un colectivo, porque esto sucede así tal cual y a veces no nos damos cuenta pero sentimos o pensamos cosas que ni siquiera son nuestras, ni tienen que ver con nuestra realidad. Por eso los Piscianos de Sol, Luna, o Ascendente y las personas con muchos planetas en este signo son muy empaticos, y pueden llegar a sentir con demasiada falicidad lo que sienten otras personas, pero me reitero, esto está bien, si eres plenamente consciente de lo que te sucede, si sabes controlar el proceso y eres capaz de disolverte solo si te da la gana y después vuelves a tomar el control de tu vida y tu individualidad.

Ordenar por tanto es eso… es tomar una forma definida. Cada vez que pides un deseo ¿qué te crees que haces?… ordenar. Ordenas esa energía que hay del otro lado del velo y que da forma a tu realidad. Por eso tener estas cosas claras en tu cabeza es algo muy importante, porque cada vez que pides algo, das una orden, y aparte de jugar a ser un dios, estás trasformando un caos en un orden específico, el orden que tú quieres y no otro, y mejor es que sepas lo que haces ¿no?… o más bien, “cómo se hace” sobre todo si quieres que salga bien y que tu realidad se ordene como tú quieres y no de un modo distinto. Pues necesitas pulcritud, claridad y mucha meticulosidad en tu pensamiento antes de ponerte a ordenar, o sea, a pedir lo que quieres, y también tienes que saber que las cosas por defecto no salen como querernos, y como es adentro es afuera, si en tu cabeza hay caos fuera también lo habrá y por eso es importante saber ordenar bien (de forma clara y concisa). Y por eso te viene bien conocer lo que se mueve entre estos dos signos para así poder deslizarte entre ambas energías con maestría y crear esa realidad que te gustaría tener, pues todo empieza poniendo orden en tu cabeza, si no lo piensas no pasa. También te vale para saber equilibrarte en medio de todas esas circunstancias que van aconteciendo en tu día a día y que a veces te sacan de tus casillas.

Si hay demasiado caos en tu vida es por exceso de Piscis y si hay demasiado orden y no eres capaz de olvidarte de todo y desconectar es porque te sobra Virgo y te falta de esa energía pisciana de disolución. Es simple, son dos energías con las que tienes que aprender a jugar, pero ninguna de las dos en exceso es buena. La de Virgo, lo siento pero tampoco. (Se nota que soy Piscis verdad?) Demasiada energía de Virgo te hace obsesionarte por el orden, la limpieza, la salud, el trabajo meticuloso y perfecto, es más bien la perfección llevada al extremo pero tienes que sabes que eso es el polo opuesto del relax, la paz, la tranquilidad mental y la desconexión… Y ni te cuento ya el poder hacer una meditación, desde la polaridad Virgo ni lo intentes porque es justo el polo opuesto a la meditación. Lo suyo es el camino de en medio, ni uno ni otro en exceso sino un poquito de los dos, experimenta primero ambos opuestos por supuesto, no se trata de renunciar a ninguno de los dos, sino a aprender lo que ambas polaridades tienen que enseñarte…. Porque sabes?…. Igualmente la vida te va a empujar a hacerlo, porque has venido a eso, a experimentar polaridades para después poder escoger el camino del medio, el…, “ni tanto ni tan poco”.

Y fíjate, algo tan simple como conocer que todo lo que experimentes en esta vida se va a mover siempre entre estos 6 ejes astrológicos y que la solución está siempre en el lado opuesto de lo que estás viviendo te puede ayudar a encontrar la solución de muchos de los problemas a los que te vas a tener que enfrentar.  Cuando Buda se dio cuenta de esto se iluminó;  y tú también deberías de haberte iluminado, no me jodas que no lo has alcanzado porque te acabo de dar la solución a todos los problemas… Era broma, pero seguro que un poco sí te has iluminado porque en verdad la iluminación no es nada sobrenatural, es algo que nos sucede a todos y de forma natural y pogresiva. Iluminarse no es más que tomar conciencia de algo que no sabías, es ser un poco más sabios o sabias, y eso lo haces cada día de tu vida porque siempre aprendes algo y siempre sabes más que ayer pero menos que mañana. Y fuera de bromas, y volviendo al tema para cerrarlo ya, conocer la polaridad opuesta a lo que estás experimentando te va a permitir salir de esa situación, siempre y cuando quieres salir de eso, porque igual no quieres y también es perfecto. Por encima de todo está el libre albedrío y esto es como aquel anuncio del frenadol, tómalo solo si quieres, que igual te viene mejor quedarte en casa. Pero por lo menos tienes que saber que tienes esa opción y ya con tu libre albedrío si quieres lo tomas y sino lo dejas, como las lentejas.

Espero sinceramente que esta información te sea de utilidad. Y por el momento me despido hasta que vuelva a ponerme lunática en el siguiente plenilunio y entonces vaya a por el eje Aries-Libra.

Un cordial saludo.
Patricia Pérez.

Summary
Article Name
Orden y Caos
Description
El articulo anterior lo publiqué con motivo de la Luna nueva en Piscis, por hacer referencia a cómo nos afecta esa energía a nivel emocional. Hoy tuvimos el plenilunio del mes Piscis y es un buen momento para seguir profundizando en ese signo pero esta vez desde otra perspectiva diferente, teniendo en cuesta su signo opuesto complementario Virgo. Porque las Lunas llenas se dan siempre en el signo contrario; cuando el Sol y la Luna se encuentran a 180º, activando un eje en la rueda zocacial, pero sobre todo en nuestra vida. Hoy por tanto, voy hablarte de eso, de lo que mueve ese eje que es: orden y caos.
Author
Publisher Name
La Expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: