Todo lo que nos ocurre en la vida, cada vivencia, cada experiencia, cada conflicto a resolver, cada emoción complicada a gestionar,…. no son más que lecciones y aprendizajes que debemos realizar mientras estamos encarnados en el mundo físico para la evolución y el avance de nuestro espíritu. Éste evoluciona a través de las experiencias, pero tiene una elevadisima frecuencia vibracional y no puede descender a la materia si no es a través de un cuerpo con una vibración afín a esa densidad a la que pretende introducirse para poder permanecer en ese plano y aprender lecciones que una vez integradas le permitan dicha evolución. Y hay infinidad de planos multidimensionales donde poder aprender diferentes lecciones, entre ellas las que estamos aprendiendo ahora mismo  mientras experimentamos en esta tercera densidad, a través de las vivencias del día a día, en nuestros cuerpos físicos.

Pero para poder hacerlo el espíritu necesita primero crear un alma, para que una pequeñísima parte de él, que desciende de la totalidad, pueda adaptarse a un nivel frecuencial inferior y así es creado este primer cuerpo, nuestra alma, donde quedará registrada cada vivencia como ocurre con la caja negra de los aviones; la información de toda nuestra vida queda grabada ahí con todo detalle, para luego, poder ser revisada al final de la experiencia física a modo de película por nuestro espíritu, que revivirá cada experiencia para hacer una síntesis de esa vida y de las experiencias aprendidas de la misma. Una vez éste primer vehículo está listo, hay que crear otro de menor frecuencia vibratoria que se adapte justo a la vibración de ese plano dimensional del  planeta Tierra en el que el alma habitará por un tiempo; y  de este último proceso ya se encarga la naturaleza misma del planeta a través de un vientre materno. Y cuando el cuerpo físico está totalmente formado y el alma se encuentra dentro de este, naces en la Tierra, y después de tomar tu primer aliento y convertirte en un ser humano todo se complica bastante, porque hay un velo muy espeso que no permite que recordemos nada de lo que traemos aprendido, ni siquiera quienes somos realmente y que hemos venido hacer aquí; no es un proceso nada fácil, y lo peor de todo es que somos muy conscientes de ello antes tomar la decisión de bajar a experimentar en la materia, y aún así lo hacemos, ahí, con un par de…… jjjmmm!!! y eso dice algo a nuestro favor: que lo que se dice “valentía” no nos falta a ninguno de nosotros. Así que si lo hemos elegido por propia voluntad: “A lo hecho pecho” una vez ya estás aquí solo toca esperar que todas las lecciones que tú espíritu espera que aprendas te vayan llegando a modo de experiencias; las situaciones más insignificantes te enseñan algo, y cualquier persona con la que te cruces puede ser un maestro que te trae una lección para que aprendas, como del mismo modo tú puedes ser maestro de otros en esas áreas que controlas bien. Todos vamos interactuando juntos y todos somos a la vez maestros y alumnos; porque todos tenemos ciertas destrezas y controlamos muy bien algunos aspectos de esta vida, tal vez, porque sean lecciones ya aprendidas y superadas de otras vidas, y puede que hasta con buena nota; y a la vez estamos para aprender en otras áreas donde resulta que nos cuesta un gran esfuerzo, y si nos cuesta es porque ahí residen nuestras pruebas a superar, sobre todo en esas situaciones en las que fallamos una y otra vez. Así que,…  la próxima vez que te encuentres ante situaciones difíciles de controlar, de esas que te hacen perder los estribos piensa que puede que estés ante una prueba de nivel de tu espíritu y que si la fallas se volverá a repetir una y otra vez hasta que la superes con una calificación que el mismo considere entre medianamente aceptable y sobresaliente. Una vez superada esa situación ya no se repite, pero si llegas al final de esta encarnación y no la has superado, se cortará ese cordón de plata que une tu cuerpo físico a tu alma y ésta se irá con su cajita negra para entregársela a tu espíritu y él la revisará muy meticulosamente y preguntará al alma: ¿qué pasó?… ¡Quedamos en que trabajaríamos tal o cual aspecto y no ha sido así!…. 20 veces te puse ante la misma situación, y no lo viste claro;… Te di señales en todo momento, hice tal y cual cosa para ver si te enterabas,…¿Qué pasó?… A lo que el alma responde, es que en ese cuerpo no te enteras de naaa!… está el velo tan denso que haber quien ve nada claro ahí, buahhh, eso es misión imposible macho, y es que cuanto más te enredas con las circunstancias menos ves, y es que es estan fácil perder el control y enredarse!…. Y el espíritu sigue: pero hiciste ese curso de respiración, para aprender a calmarte y ver las cosas desde otra perspectiva, para conectar con tu interior y aprender a escuchar la voz interior, leche mi voz,… Te hablaba y no hacías ni caso, pasabas de mí.

Y alma dice: no puede ser!… yo pensaba que era mi mente con sus chorradas de siempre y por eso pasaba de ella. El espíritu: ¡no hombre noooo!… Era yo!!! Y ahora nos toca repetirlo otra vez a ver si lo logramos. El alma: Pues tenemos que ver cómo mejoramos nuestra comunicación, macho!… Así no se puede, ya has visto que no funciona,…. ¿Y si en vez de un curso ahora hacemos tres?… Uno de Yoga y respiración, uno de técnicas de meditación y otro de crecimiento personal, y esta vez sí será, ya veras,… sueguro lo logramos!!!! El espíritu: más te vale porque ya llevamos más de tres vidas para esta lección y otra que parece que no la terminas aprender bien del todo, está regulin-regulan no me vale; y que sepas que también tienes las lecciones nuevas de la siguiente encarnación, que yo tengo que seguir avanzando, ya toca!… ya! … ¿Crees que podrás con todo?… Porque te voy a dar los palos que sean necesarios para lograrlo, yo te aviso ¿estás seguro?… El alma: ¡Sííí!… Esta vez veras como lo consigo, tu insiste y dame los palos que me tengas que dar si ves que no te hago caso, no hay problema con eso, pero solo si no te escucho, tú primero déjame a ver cómo voy en estas nuevas condiciones y sobretodo guíame bien!!! El espíritu: ahí te quiero ver, te guiaré bien!… venga pues… Vamos pa ya!!!!

Y el alma vuelve a encarnar, y en su vida, en la cual tampoco recuerda nada de lo acordado, van pasando nuevas circunstancias donde aparecen las nuevas lecciones que aprender y también las viejas, aquellas que llamamos karma. El espíritu cumple con su cometido, le pone tres cursos, amigos que le molan las meditaciones y conectan con su Yo interior y una pareja súper Zen que adora el orden, la paz y la armonia en el hogar. A pesar de todo el velo es tan espeso que el alma no llega a tener una información clara y aún con los cursos, falla muchas pruebas, pero esta vez se levanta y sigue peleando por aquello que le dicta su interior, y lo intenta y falla, y lo vuelve a intentar y vuelve a fallar, pero al final se da cuenta que uno verdaderamente fracasa cuando tira la toalla y deja de luchar por sus ideales, por eso que lleva dentro que puede mucho más que uno mismo, eso que dicta el yo interior, y que te guía y te cruza una y otra vez  en tu vida hasta que lo te haces,  y que no importa cuantas veces caigas en el intento sino cuántas te levantas y aún magullado ahí vas tú, hasta el final, haciendo, lo que para esa vocecita interior que te guía es lo más correcto, y esta vez llegas al final de la encarnación, cruzas ese tupido velo y tomas conciencia de la verdadera realidad y coges tu cajita negra y se la entrega a tu espíritu y le dices: ¡Buahhhh, esta vez sííí!!! …. Nos hemos salido, ¿has visto cómo hemos controlado?… En algunos momentos parecía que perdía el control pero luego conectaba contigo, hacía caso de a esas intuiciones y salía airoso,…. Me ha encantado!!!! ¿Y te parece a ti?…¿Lo damos por bueno?…. A lo que el espíritu responde: Por mí está muy bien así, nos han faltado un par de cosillas, pero no tienen mucha importancia. Recógete mi querida alma que nos vamos para Jupiter, ya llevamos demasiadas encarnaciones en este planeta, muy hermoso pero con un velo demasiado espeso, que lo pone todo más difícil….¡ya nos toca cambiar!…

Y una vez tomada la decisión el alma que fue creada para la experimentación en la Tierra, pues cada planeta tiene sus vehículos acordes a sus distintas densidades, se funde en el espíritu dejando integrado en este Ser Superior toda las experiencias y lecciones aprendidas en este planeta. Una vez superadas las pruebas y si el alma no ha dejando ningún karma pendiente o memorias no resueltas con otros seres tiene la libertad, respetando su libre albedrío de continuar su aprendizaje en otros planetas del cualquier parte del universo en el que se esté experimento el siguiente nivel de densidad que le toque a ese espíritu experimentar, pues el Ser nunca deja de evolucionar y superarse y el multiverso está lleno de galaxias y planetas con infinitos planos multidimensiones en los que poder seguir avanzando. Como por el contrario también puede de manera voluntaria quedarse en la Tierra en otros planos superiores para ayudar a la humanidad y al planeta mismo en su evolución. En última instancia la decisión siempre es nuestra, nosotros decidimos lo que queremos hacer, y tal vez cuando estás con cero Karma y te puedes ir de aquí de verdad resulta que te encanta esta montaña rusa de emociones y decides quedarte a experimentar el siguiente nivel aquí en la Tierra porque como ya he dicho la decisión es solo tuya!!!

NAMASTE??

Por  Patricia Pérez.

 

 

 

Summary
Article Name
"Las situaciones que vivimos cada día, no son más que las lecciones que nuestro espíritu quiere aprender"
Description
Todo lo que nos ocurre en la vida, cada vivencia, cada experiencia, cada conflicto a resolver, cada emoción complicada a gestionar,.... no son más que lecciones y aprendizajes que debemos realizar mientras estamos encarnados en el mundo físico para la evolución y el avance de nuestro espíritu. Éste evoluciona a través de las experiencias, pero tiene una elevadisima frecuencia vibracional y no puede descender a la materia si no es a través de un cuerpo con una vibración afín a esa densidad a la que pretende introducirse para poder permanecer en ese plano y aprender lecciones que una vez integradas le permitan dicha evolución. Y hay infinidad de planos multidimensionales donde poder aprender diferentes lecciones, entre ellas las que estamos aprendiendo ahora mismo mientras experimentamos en esta tercera densidad, a través de las vivencias del día a día, en nuestros cuerpos físicos.
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: