Ya casi estamos en Semana Santa y en honor a Jesús, ese gran maestro, Avatar de la era de Piscis, me gustaría compartir algo que para mí es la quintaesencia de sus enseñanzas, “el sermón de la montaña” pero actualizándola, claro está, a nuestra era de Acuario.

Las enseñanzas provenientes de todos los grandes maestros que nos han precedido siguen siendo las mismas, solo que las mentes de aquella época no estaban preparadas para recibir el mensaje tal cual podemos entenderlo hoy en día, con una mentalidad más avanzada. La naturaleza del ser humano es evolucionar, sobre todo en entendimiento y consciencia; si Jesús viniera ahora, con el mismo mensaje que hace 2000 años, la comprensión de lo que predicaba sería mucho más amplia de la que quedó constancia por aquel entonces; pues por un lado la interpretaron unas mentes menos evolucionadas a la suya y después, bajo esa interpretación personal de aquel que recibió la enseñanza, pasó a escrito con una diferencia en el tiempo, desde que las palabras salieron por su boca hasta que se escribieron; y por eso hay 4 evangelios con algunas diferencias; tres de ellas se asemejan más, pero la de Juan, quien escribió el Apocalipsis, es la que más se diferencia de todas, mostrando así que su capacidad de entendimiento era diferente a la de los demás; a mí, personalmente, es el que más me gusta, justo por eso, porque es diferente!… pero centrémonos ahora en las bienaventuranzas y haciendo un poco como San Juan evangelista, ofreceré el mensaje bajo mi visión y entendimiento, desde una mente de la era de acuario y luego cada uno puede sacar sus propias conclusiones.

LAS 7 BIENAVENTURANZAS

“Viendo las multitudes, subió a la montaña; y sentándose vinieron a él sus discípulos. Y abriendo su boca les enseño diciendo:…..

Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”

Comentemos esta primera bienaventuranza; con pobre de espíritu se refiere a la sencillez y a la humildad.

Las posesiones deben de estar al servicio del hombre y no el hombre al servicio de las posesiones. Esto decía Jesús.

No está reñida la abundancia material con ser pobre de espíritu como dice, o humilde como diríamos en los tiempos que corren; siempre y cuando el tener posesiones no domine tu alma, mientras seas capaz de tener esas cosas para servirte a ti y no dependas en absoluto de ellas, mientras no haya un ego de por medio que te convierta en un esclavo de tus posesiones. Jesús no criticaba el tener posesiones sino el apego que se tienen a estas, eso es lo que corrompe al alma; el apego a las cosas, el no saber soltar y dejar ir; hablamos de posesiones pero lo mismo ocurre con otras cosas, a veces nos cuesta soltar emociones que no son sanas, también el querer tener la razón y no desistir, el creer que tu filosofía es la correcta y no respetar las creencias de los demás, incluso el apego a las personas. Esta bienaventuranza, y que por ser la primera cobra mucha importancia, habla por tanto de los apegos, del género que sea. Quien no tiene apego a las cosas materiales de esta vida 3D pertenece al reino de los cielos, o podemos definirlo en terminología de la nueva era como “a otro plano multidimensional de consciencia” y eso es el reino de los cielos un 8D un 10D y hasta un 12D en los planos de existencia más elevados, donde se encuentran las formas de luz más puras que hayan podido ser creadas.

“Bienaventurados los que lloran porque ellos serán consolados”

La palabra llanto encierra muchos significados; en esta segunda bienaventuranza aparece lo que los orientales llaman “Karma” lo que siembras recoges,  decía Jesús; siembras mal y puede que tu siembra te haga sufrir e incluso llorar, pero llorar en este caso, es un gran paso hacia tu evolución porque muestra un arrepentimiento, indica una toma de conciencia por tu parte, posiblemente con una lección aprendida a través de dicha situación. Esto sería, claro está, en caso de llorar por un error personal del cual te estás haciendo responsable y el universo recibe el mensaje; y de ahí lo de “serán consolados”.

Jesús decía que si te arrepientes de corazón, y eso incluye las lágrimas, si no externas al menos internas, serás perdonado. Por tanto llorar a veces no es tan malo, sino todo contrario, pues puedes redimirte con ellas de actos errados.

Y por otro lado tenemos las lágrimas derramadas por circunstancias ajenas a nuestros actos. Si te hacen llorar o sufrir por algo que no has hecho, te conviertes en mártir y el universo en este caso consuela el doble, si has sufrido por algo que no te pertenecía, te lo devolverá por otro lado de forma positiva. De ahí que todos los Santos de antaño pasaran siempre por mártires, pues esto siempre conlleva una recompensa una ascensión en tu frecuencia vibratoria. Y a veces incluso, estando del otro lado del velo, antes de encarnar, podemos ofrecernos voluntarios a padecer alguna situación donde te ves de mártir y con esto asciendes, si así lo deseaba tu alma. El hombre propone y el Universo dispone, y los caminos de Dios son inescrutables, nunca sabemos que se esconde detrás de cada suceso vivido en nuestras vidas. Hasta que desencadenemos nuevamente y entonces, desde el otro lado, sí veremos con total claridad el por qué de cada situación vivida.

Y por tercer lugar tenemos las lágrimas dulces, como le llaman; pues se dice que si son de emoción, por algo que te hace tan feliz que tus ojos se llenan de lágrimas, estas no contienen el mismo nivel del sal.

Llorar conlleva un proceso evolutivo detrás, ya sea llanto por arrepentimiento, por felicidad o por otras causas ajenas a tus actos. Venimos al mundo y lo primero que hacemos que es?…. Pues eso!… Lloramos. ¿Y por qué es lo primero que hacemos en esta vida?… Con el llanto respiras y evolucionas, esa es tu primera evolución, pues tus pulmones entran en funcionamiento, así pues nunca tengas apuro en derramar lágrimas, porque serás bienaventurado.

“Bienaventurados los mansos porque ellos heredarán la tierra”

Esta bienaventuranza habla sobre la mansedumbre hacia Dios y el respeto a la Ley Universal; Habla sobre tu capacidad de aceptar y respetar las leyes divinas o por el contrario regirte por las tuyas propias, por tus propios intereses sin tener en cuanta que en el planeta no estás solo, y que cada cosa que hagas o cada paso que das, cada decisión que tomas afecta de alguna manera a otros y también al colectivo; no puedes ir dando pasos a ciegas sin pensar en cómo afecta tu caminar a los demás y también al planeta. Eso es mansedumbre; eso es un respeto a Dios y al Universo. No se puede ejercer nuestra voluntad en contra de la voluntad del padre universal; siempre hay que mostrar un respeto a esta ley por encima de cualquier otra. Por eso Jesús dijo en el padre nuestro y en numerosas ocasiones a modo de mantra, “hágase tu voluntad y no la mía” y esto realmente es un mantra con una vibración impresionante porque muestras un gran respeto hacia ese poder supremo que nos creó y vibras con el universo, por tanto heredarás la tierra, heredarás un lugar en el que poder estar y esto no es ninguna tontería. Me hace una gracia cuando dicen que nos estamos cargando el planeta así como si nosotros tuviéramos algún poder sobre algo en este universo; dónde está la humildad, no tenemos tanto poder como para cargarnos un planeta, perdona!… La Tierra si quiere se sacude y se quita a la humanidad, cual perro se quita las pulgas. A lo largo de todas las eras se ha desecho de todo ser viviente que no respetó la ley divina. Se deshizo de antiguas civilizaciones como Lemuria y la Atlántida porque jugaron a ser dioses y no respetaron la ley divina; también se deshizo de los dinosaurios y de toda criatura que no evolucionaba respetando la ley divina. Así que no nos creamos tan importantes; no nos estamos cargando el planeta Tierra sino que de seguir por esos caminos pantanosos, sin respetar la ley divina, sin mirar las consecuencias de nuestros actos, sin tener en cuenta el bienestar de todo ser vivo en la Tierra, sea animal o planta, sin esa mansedumbre de la que habla Jesús, nos veremos sin tierra que heredar, nos veremos desterrados, a donde?…. Pues no lo sé, hay muchos otros planetas en el Universo, unos más evolucionados y otros menos; mejor preocúpate tú en persona, por lo que te pueda pasar a ti, de respetar las leyes divinas para heredar una buena tierra donde poder estar, sea en el planeta Tierra o en otro planeta en cualquier lugar de este Universo. Las posibilidades son infinitas y los juicios al comportamiento humano no son generales, sino personales. Por tus actos serás juzgado.

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”

En esta ley queda reflejado nuestro libre albedrío, tienes a tu alrededor todo lo que necesitas para tu evolución, pero tienes que quererlo de forma voluntaria, tienes que tener hambre y sed y además tienes que querer saciarte; pero para entender bien ese término “justicia” hay que ampliar información. En arameo justicia también significa “verdad”; un mismo término para definir dos conceptos que guardan un significado en común pues verdad y justicia van siempre muy relacionadas.

Para crecer y evolucionar necesitas tener hambre y sed; y esto hay que aplicarlo a los cuatro cuerpos inferiores; el cuerpo físico necesita agua y alimento para mantener sus constantes vitales. El cuerpo energético necesita del chi, que te llega tanto de lo que ingieres, como de lo que respiras, como del suelo que pisas (de la Tierra) como de la energía del cielo y los astros. Tu cuerpo de las emociones necesita cariño y amor para nutrirse y tu mente necesita de sabiduría y conocimiento, del descubrimiento de la verdad, para nutrirse también. Cuando Jesús dijo en el padre nuestro, danos hoy nuestro pan de cada día,(versión actualizada), se refería al alimento tanto físico, como mental, emocional, energético, y espiritual. No puede faltarnos nunca el alimento para cada uno de nuestros cuerpos, todos son importantes, la próxima vez que reces o escuches “el padre nuestro” ten esto presente, y amplia tu visión para pedir; pide a lo grande, pide el alimento para todos tus cuerpo; (tal vez dedique otro post para analizar esta oración, también encierra una gran enseñanza que habría que redefinir en palabras de la nueva era)

Evolucionamos como seres íntegros y esto incluye todos los cuerpo del Ser. Por tanto los que tienen hambre y sed de evolucionar serán saciados y recibirán toda la nutrición y sostenimiento por parte del Universo para que tal cosa se de; si esa es también tu voluntad; hasta cierto punto es respetado tu libre albedrío. Así que pide sin miedo para que sean sostenidas todas tus necesidades, fisiológicas, psicológicas, emocionales, energéticas y espirituales y crece y evoluciona como un Ser integro.

Y nos queda por abordar el tema de la justicia que también está incluida; pero lo resumiré rápido; en la medida que tratéis seréis tratados, y en la medida que juzguéis seréis juzgados; “justicia y equilibrio universal” si deseas que el Universo sea justo contigo, se tú también justo con los demás.

“Bienaventurados los misericordiosos porque ellos obtendrán misericordia”

Y empezamos el análisis de esta bienaventuranza justamente como acabó la anterior. En la medida en que tratéis seréis tratados”…. Si tratas a la gente con amabilidad recibirás amabilidad del Universo; si perdonas, no sacas juicios preconcebidos, no críticas, y eres misericordioso; el Universo será transigente cuando cometas fallos, pues todo erramos, si no disculpas los errores de los demás crees que van a dejar pasar tus fallos. Todo el mundo cuando sale de la forma física, es decir, cuando muere, tiene un juicio de todas sus acciones y aquí toma mucha importancia esta bienaventuranza. En la medida en que juzguéis seréis juzgados; así pues, según el grado que tengas de perdonar a otros y de no tener en cuenta sus errores así se hará contigo. Es importante saber esto ahora que aún andamos en forma física, descubrirlo allí es una faena, por no decir otra cosa!….

“Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios”

Y seguimos avanzando por el mismo camino, no es casual el orden de las bienaventuranzas, sigue un proceso evolutivo; y continúa con más de lo mismo; hay que dejar atrás un poco ese comportamiento para realmente ser limpio de corazón; pues en un corazón puro o limpio no hay cabida para todo ese género de comportamiento humano; las críticas, las ofensas, las calumnias; todo tipo de emociones o pensamientos negativos nos alejan de tener un corazón puro. En la antigua civilización egipcia eran muy meticulosos con el comportamiento moral; y el concepto que tenían ellos de este juicio del que veníamos hablando es el siguiente: cuando el alma del difunto dejaba su cuerpo se la sometía al juicio de Osiris, Dios de los muertos y la momificación; donde se decidía el paso o no a “los campos de Yaru” el paraíso de los egipcios; y en este juicio se le sometía a unas preguntas sobre su comportamiento en esa vida, y después para comprobar sus respuestas se ponía el corazón en un lado de una balanza, y haciendo contrapeso del otro lado se ponía la pluma de la verdad de la Diosa Maat; si la balanza se mantenía equilibrada entraba en el paraíso pero si por contrario el corazón pesaba más que la pluma se le condenaba a las penas del infierno. Diferentes culturas y religiones coinciden en la idea de un juicio después de cada vida. Por tanto mejor llevar una vida teniendo este concepto siempre presente pues tus comportamientos nunca son los mismos si sabes que se te va a juzgar por ellos y de ese juicio depende tu futuro bienestar sea en el paraíso o en una futura encarnación.

“Bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios”

Y esta bienaventuranza trae consigo el concepto de “La Paz interior” como ya he comentado en alguna ocasión, imprescindible para poder mover las energías en tu mundo como un auténtico maestro de Chi. Pero analicemos, “Paz” en arameo expresa la misma idea que la palabra griega “Armonía” paz, es armonía y armonía es paz. Todas las enseñanzas Zen, Budistas, Taoias, Induistas, y podríamos globalízar a todas las disciplinas y religiones tanto Orientales como Occidentales giran en torno a la búsqueda de esta armonía y Paz interior.
Cuando cumplimos y respetamos todas las leyes anteriores nos convertimos en pacificadores, como todos los grandes guías y maestros de todos los tiempos; por tanto todos aquellos que lo logren se convierten en emisarios de Dios y de la ley Universal y son llamados hijos de Dios como dice esta bienaventuranza. Y es entonces cuando verdaderamente podemos hacernos co-creadores con Dios, es entonces cuando aplicamos la ley de la atracción y nos funciona; es entonces cuando piensas en lo que quieres conseguir y lo materializas, y es entonces cuando aparece la magia de Saturno; justo lo que hacía Jesús, convertía el agua en vino, multiplicaba los panes y los peces, andaba sobre las aguas, sanaba a los enfermos (Reiki) y resucitaba a los muertos; he ahí el misterio de sus milagros, hacia magia porque estaba en armonía con el universo, tenía 0Karma, y esta es la única forma de tener ese grado de control sobre la forma. De Buda también se cuentan proezas que simulan esta clase de milagros o yo sinceramente prefiero llamarlo magia, porque la magia parece que está más al alcance de la gente de a pie, sin ser grandes avatares. Como ya comenté en el artículo de “Crees en la magia?” Hoy en día también vemos proezas similares; aún no se ha visto a nadie resucitar a un muerto pero sí se ven actos que demuestran un gran dominio sobre la forma 3D, son las proezas de los llamados ilusionistas; hasta donde es real o una ilusión solo depende del grado de armonía y paz interior que estos tengan; y aunque solo sea una ilusión no quita su dominio de esta energía; ¿ y cómo tienen ese dominio?… No sé!… tal vez hayan conseguido grandes logros en vidas anteriores, tal vez tengan 0Karma y Satuno les haya dotado del dominio de la forma; pero sea lo que sea, si tú quieres magia en tu vida, si quieres ser co-creador de tu destino, vive siempre bajo estas 7 bienaventuranzas.

Y antes de finalizar me gustaría hacer una reflexión, con connotaciones astrológicas. Saturno el maestro de la forma, aparte de hacer magia también hace reformas; por cada signo que pasa da forma como el escultor que talla una figura, vamos evolucionando y a veces son necesarias las reformas en nuestro mundo; y Saturno, el señor de los anillos, se encarga de hacer tal función; en Septiembre entró en el signo de Sagitario, y este signo, entre otras cosas representa nuestras creencias tanto religiosas como filosóficas; regido por Júpiter, al que se le asigna el arquetipo de Zeus, Dios del Olimpo, nos da la fé en ese poder supremo. Y Saturno al pasar por Sagitario coge las creencias del colectivo dándoles forma, adaptándolas a las mentes actuales y este artículo, como muchos otros de mi blog, y como otros muchos que circulan por internet, son una obra de Saturno y Júpiter para incentivar esa creencia de un poder superior adaptado un poco a la época actual.

La humanidad siempre ha necesitado de Avatares que nos guiaran en el tema de la expansión de nuestro Ser y nuestra conciencia; han ido viniendo a encarnar a diferentes lugares de la Tierra con mensajes muy similares, ofreciendo luz y guía a la humanidad para que evolucione. Y en un momento de cambio vibracional tan grande, como en el que nos encontramos ahora mismo, en nuestro proceso evolutivo como humanidad, tal vez te preguntes … ¿donde está el Avatar de la era de Acuario para guiarnos?…. Acuario representa el colectivo, las energías de esta era tienden a unificar la mente colectiva, y hacernos avanzar como grupo; así que no esperes un único Avatar, como en épocas anteriores, que dé su vida por la evolución de la humanidad; ahora, diferentes almas vienen a encarnar a la Tierra para guiar al colectivo, y todos podemos aportar nuestro granito de arena, en lo que a la evolución de la humanidad se refiere; esto es un trabajo en equipo; todo acto que realices pensando en el bien común beneficia a la totalidad del grupo. Internet y las redes sociales hacen una excelente labor también en la divulgación de las nuevas enseñanzas para la nueva era. El planeta regente de Acuario es Urano, y este planeta está a cargo de los avances tecnológicos, inspira las mentes para moverse en las nuevas tecnologías. Y esta es la dirección que van a tomar las nuevas enseñanzas de la era de Acuario. “Internet” es el Avatar de esta era y detrás de internet hay millones de personas trabajando por el bien del colectivo. El único problema que hay aquí es, que por internet corre todo tipo de información, así que se cauto, verifica, contrasta opiniones y sobre todo déjate llevar por tu intuición, ¿que vibración te aporta esa información?… acostúmbrate a guiarte por tus vibraciones y las reacciones de tu cuerpo, pues éste puede indicarte si eso es bueno para ti o no; si no te hace vibrar bien, fuera!… No todo vale para todo el mundo, lo que a uno le va bien a otro puede que no; escucha a tu interior y déjate llevar por lo que tú sientas!

NAMASTE!!!
Patricia Pérez.

Summary
Article Name
Las bienaventuranzas en la nueva era
Description
Ya casi estamos en Semana Santa y en honor a Jesús, ese gran maestro, Avatar de la era de Piscis, me gustaría compartir algo que para mí es la quintaesencia de sus enseñanzas, "el sermón de la montaña" pero actualizándola, claro está, a nuestra era de Acuario; Las enseñanzas provenientes de todos los grandes maestros que nos han precedido siguen siendo las mismas, solo que las mentes de aquella época no estaban preparadas para recibir el mensaje tal cual podemos entenderlo hoy en día, con una mentalidad más avanzada. La naturaleza del ser humano es evolucionar, sobre todo en entendimiento y consciencia; si Jesús viniera ahora, con el mismo mensaje que hace 2000 años, la comprensión de lo que predicaba sería mucho más amplia de la que quedó constancia por aquel entonces; pues por un lado la interpretaron unas mentes menos evolucionadas a la suya y después, bajo esa interpretación personal del que recibió la enseñanza, pasó a escrito con una diferencia en el tiempo, desde que las palabras salieron por su boca hasta que se escribieron
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: