En una luna llena de un mes Tauro, Buda alcanzó la iluminación. Con Motivo de ello se celebra el festival del Wesak, para conmemorar el nacimiento, iluminación y muerte de Buda y todos los años por estas fechas durante los días más cercanos al plenilunio, la energía del Buda envuelve la Tierra y podemos hacer uso de esa dispensación de energía y dirigirla hacia cualquier parte de nuestra vida que necesite mejorar, sanar o evolucionar. Donde ponemos la atención ahí se dirige siempre la energía y el simple hecho de marcar una clara intención te permite canalizarla y redirigirla hacia donde tú consideres más oportuno.

Pero no es sólo de las energías disponibles sobre lo que quería hablar, sino del proceso de la iluminación, un concepto que tendemos a idealizar haciéndolo inalcanzable y en realidad no es así, todos los seres humanos del planeta tenemos la capacidad de alcanzar la iluminación, pero por supuesto no es algo que se consiga de un día para otro, más bien es algo que nos va sucediendo poco a poco y de forma casi imperceptible. No te levantas una mañana y de repente te iluminas, ¿No?…¿O sí?…. Porque si una mañana te levantas y resulta que ves y entiendes con más claridad cosas que no tenías tan claras el día anterior resulta que sí te has iluminado un poco, respecto al día anterior por supuesto, pues siempre sabes más que ayer aunque menos que mañana.

La iluminación es un proceso no un suceso, tenemos que aclarar el concepto para que lo puedas ver como algo realizable, hay que iluminarlo para entenderlo y poder alcanzarlo; y que mejor momento que éste, donde el mismísimo Buda desciende aportado luz y claridad para cualquier asunto, así que mi propuesta es que vayas tomando conciencia de que el proceso de iluminación forma parte de tu vida seas o no consciente de ello, es algo que nos va sucediendo en ese largo caminar desde que nacemos hasta que desencarnamos. Cada día de nuestras vidas vamos teniendo experiencias que hacen que vayamos aprendiendo y cada mañana nos levantamos sabiendo un poco más. Hoy puedes afirmar que estas mucho más iluminado que hace unos cuantos años atrás y continuarás con ese proceso hasta el fin de tus días. Lo que al ser un cambio tan progresivo se hace casi imperceptible, pero te sucede, no es algo tan extraordinario, más bien al contrario, es algo bastante ordinario. Si pudieras dar un salto de diez años en el tiempo sí notarías la diferencia, podrías ver cuánto has evolucionado respecto a ese momento en particular, lo que nuestra memoria no nos permite dar un salto hacia atrás tan grande como para apreciar el cambio; seamos realistas, sí nos cuesta acordarnos de lo que comimos ayer como para ser conscientes de nuestro nivel de conciencia de años atrás, ¿no?… Pero créeme, respecto a tal día como hoy, hace diez años atrás, te has iluminado y mucho. Has vivido muchas experiencias y todas ellas han generando pequeños cambios en ti, todas y cada una de ellas te han ido cambiando como cambia una piedra al ser tallada por un escultor. Y esa es la quintaesencia de la vida, la integración de todos los aprendizajes tras cada vivencia que crean en ti una transformación, la expansión de la conciencia, la iluminación.

Pero también hay que añadir que no es algo que tenga que suceder necesariamente de forma lenta y progresiva, por supuesto que se puede acelerar ese proceso de crecimiento personal lo suficiente como para que podamos percibir un mayor grado de iluminación en nuestra conciencia, como si diéramos ese salto en el tiempo que permite apreciar claramente la diferencia. Y eso se logra a base de elevar la frecuencia energética; es cierto que muchas de las circunstancias del diario vivir nos bajan las vibraciones y nos dejan justitos de energía y así es muy difícil que se dé un crecimiento personal. Para que esto pueda ocurrir tiene que pasar justo lo contrario, tiene que sobrarte energía cada día después de acabar tu jornada. El crecimiento de nuestra conciencia es un proceso muy similar al que sucede con los átomos de los elementos en la tabla periódica. Tiene que haber un incremento de energía en el último orbital para que se abra uno nuevo que sostenga más cantidad de energía, solo al aumentar los electrones de la última capa y llenarse por completo se da el salto cuántico. Y con nosotros sucede exactamente lo mismo, como es abajo es arriba, como es adentro es afuera, solo si eres capaz de llenar de energía esa última capa de tu nivel de conciencia es que puedes acceder al siguiente nivel y dar el salto cuántico. Así que permanecer bajo mínimos de energía no te ayuda a iluminarte demasiado. Y por eso se tiende a relacionar el estado de iluminación con la meditación. Y esto no es ningún cliché, es absolutamente cierto; porque ese estado de meditación te permite elevar enormemente tu frecuencia, “This is the way” Güey😉 Esa es la vía más rápida y la única que te permitiría apreciar un verdadero cambio. Más tiempo le dedicas a la meditación, más elevas tu vibración y te recargas de energía y más te vas desconectado del plano material y de los agobios y el estrés de las vicisitudes de la vida. A más profundizas en esos estados de conciencia elevada más te desconectas de tu mente dual para conectarte con la mente superior que te libera de la esclavitud del pensamiento y empiezas a ver la vida con otros ojos, porque todo se ilumina ante ti.

Todos los años por estas fechas la energía del Buda desciende sobre la Tierra, si eres capaz de elevarte un pelin, desconectándote de esas rutinas que consumen toda tu energía, a través de la meditación podrás llenar de energía tu último orbital y quien sabe, igual das un salto cuántico y empiezas a ver el mundo con mucha más claridad. No desaproveches esta magnífica oportunidad. FELIZ WEESAK!!! NAMASTE🙏🏻

Patricia Pérez.

Summary
Article Name
La luna llena de la iluminación
Description
En una luna llena de un mes Tauro, Buda alcanzó la iluminación. Con Motivo de ello se celebra el festival del Wesak, para conmemorar el nacimiento, iluminación y muerte de Buda y todos los años por estas fechas durante los días más cercanos al plenilunio, la energía del Buda envuelve la Tierra y podemos hacer uso de esa dispensación de energía y dirigida hacia cualquier parte de nuestra vida que necesite mejorar, sanar o evolucionar. Donde ponemos la atención ahí se dirige siempre la energía, y el simple hecho de marcar una clara intención te permite canalizarla y redirigirla hacia donde tú consideres más oportuno.
Author
Publisher Name
La Expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: