El cuerpo humano, una máquina de gran precisión, la cuál es capaz de realizar inunerables trabajos de importancia vital para nosotros sin que seamos conscientes de ello para nada; se encarga de la respiración, de la digestión, de crear la sangre y nuestro sistema inmunológico, se encarga de muchísimas cosas que tal vez puestas a nuestro cuidado no se realizarían con tal precisión y no lograríamos mantenernos con vida. Pero cada mañana nos levantamos y no somos conscientes de la ardua labor que realiza nuestro cuerpo por sí solo. Todo lo que hacemos es gracias a él pero no valoramos nada de eso hasta que algo en nuestro cuerpo empieza a fallar y eso nos impide movernos libremente, sin limitaciones. Como toda máquina de precisión necesita de un mantenimiento para su buen funcionamiento; que haces tú para que tu máquina corporal funcione de manera eficaz?…. O le exiges mucho y no te preocupas de engrasar y cuidar  los mecanismos que permiten la locomoción?… Es súper importante cuidar nuestro cuerpo pues solo tenemos uno, y nos tiene que durar toda nuestra vida, toda esta existencia terrenal y si se estropea y deteriora por el mal uso no podremos sustituirlo por uno nuevo.

Pero para poder dar a nuestro cuerpo todos los cuidados necesarios para que pueda ser longevo y además mantener todas esas cualidades que traía de serie hay que considerarlo como algo más que un cuerpo físico; como ya he comentado en alguna que otra ocasión, el Ser está compuesto por la combinación de varios cuerpos unos más densos y otros más sutiles, y los cuerpos inferiores a través de los cuales vivimos la experiencia terrenal están interconectados en todo momento, como si de un único cuerpo se tratara; por lo que cualquier factor que afecte a uno de ellos se verá reflejado en los demás.

Esto es fácil de ver a simple vista. Un ejemplo: si el cuerpo de las energías anda escaso, el cuerpo físico se siente cansado y no tiene ganas de hacer nada, ni si quiera de pensar y menos de reír ni mostrar ningún tipo de emoción, uno solo tiene ganas de parar y no hacer nada, solamente descansar. Otro ejemplo: cuando alguien anda deprimido por la emoción que sea, su cuerpo físico va a reflejar ese estado de ánimo, andará cabizbajo, hombros doblados, mirada perdida, se sentirá bajo de energías y sus pensamientos estarán estancados en aquello que le ha causado su bajo estado anímico, y ese pensamiento continuado, a su vez, será un generador del mal estar general de los otros cuerpos, pues estos cuatro están siempre interconectados. Esto crea un círculo vicioso del que va a costar salir como no sea uno capaz de cortar la cadena interfiriendo sobre alguno de ellos.

Por tanto si somos capaces de influenciar de una forma positiva sobre alguno de nuestros cuerpos inferiores, todos los demás también se irán viendo afectados de alguna manera y el círculo vicioso se romperá. Cualquier pensamiento positivo del género que sea nos beneficia a todos los niveles; emocionalmente hará que nos sintamos felices, físicamente nuestra postura será más correcta, espalda erguida y cabeza alta; esta postura a su vez repercute sobre el cuerpo de las energías pues permite el libre fluir hacías todas las partes del cuerpo físico, eso hará que nos movamos con más brío y nuestra actitud denotará una mayor motivación ante todas las situaciones que nos ofrezca la vida, por tanto nuestra forma de pensamiento habrá cambiado, y habremos creado esta vez un círculo no vicioso sino productivo, para nuestro crecimiento personal. Así de poderosos son los pensamientos y nuestra mente, una herramienta de grandísima utilidad.

Pero pedirte que controles tus pensamientos te puede resultar complicado pues no se nos ha preparado de niños para esto y ni que decir tiene el intentar controlar las emociones, si lo uno cuesta, lo otro es mucho más complicado. Pero ya que los cuatro están interconectados, si te dicen que empieces a tomar el control de tu cuerpo físico y a trabajar sobre el, para alcanzar ese objetivo, a que ya no resulta tan complicado?…. Todo en esta vida tiene un proceso y por orden de complejidad, el primer paso sería el cuerpo físico, seguido del energético que no es tan complejo para continuar con el cuerpo mental y finalizar por el emocional. Una vez armonizamos los cuatro cuerpos tendremos un cierto grado de maestría que nos permitirá tener el control en las vicisitudes de la vida y no perder los estribos fácilmente. «Ser maestro de uno mismo y cambiar de estado anímico a placer.»
Ya no seríamos víctimas de las circunstancias del diario vivir, sino que nos convertimos en dueños de nuestras vidas. Y el que los factores externos no logren afectarnos de una forma involuntaria, hará aumentar en gran medida nuestra felicidad y bienestar.

Hay que empezar pues por el principio, por conocer nuestro cuerpo, como funciona, que es lo mejor para él y darle todos los mimos y atenciones que necesite para mantenerlo en las mejores condiciones pues solo tenemos uno, porque no cuidarlo con todo detalle, cuidamos nuestras pertenencias, nuestra casa, nuestro coche, y no nos gusta que se nos estropeen y deterioren. Pues lo mismo hay que hacer con nuestro cuerpo. Nuestros coches poseen indicadores que nos avisan de las necesidades de agua, aceite y de si algo no va bien y cuando nos percatamos de que algo falla en el sistema pronto lo llevamos al taller. El cuerpo también posee tales indicadores, solo hay que aprender a escucharlo; pues este nos habla a través de cualquiera de sus partes; que es sino el dolor?… No es más que un aviso de que paremos de hacer algo que le está perjudicando, pero en vez de escucharle, intentamos callarlo a travez de los medicamentos, así funciona nuestra medicina occidental, el cuerpo avisa y ella lo calla. Pero no hemos erradicado el problema, sin dolor continuaremos con los mismos hábitos y volverá a aparecer otro aviso, que volveremos a hacer callar hasta que finalmente el cuerpo enferme de verdad, y ya no será un aviso sino la consecuencia de una negligencia hacia su bienestar. La mente oriental escucha al cuerpo, por eso la medicina oriental actúa de otro modo, el cuerpo habla y ella escucha, entonces se busca el origen del problema, que puede no estar en el plano físico, puede ser un bloquea energético, entonces qué sentido tiene tomar una pastilla. La medicina oriental estudia el cuerpo energético desde hace miles de años, y a través de la acupuntura y otras técnicas puede eliminar bloqueos y restaurar el sistema de energías, al ver dónde está el problema se haya también la causa producente del mismo, un bloqueo en tal chackra, o en tal nadi o punto de acupuntura significa que…..Y te dan una referencia para cambiar el hábito perjudicial. Erradicas el problema desde el origen. Hay que aprender a escuchar al cuerpo, pues tiene una sabiduría enorme, sabe muy bien lo que necesita y lo que no, sabe cuándo parar de comer, o de hacer una actividad, nos habla pero no le escuchamos, si te molesta algo te está hablando, y en vez de escucharle…. «te molesta que te moleste». Aprendamos más de los orientales, para su cultura el cuidado del cuerpo es algo sagrado, pues nuestro cuerpo es un templo. El templo del alma, por eso todas las disciplinas tienen esta filosofía y son muy meticulosos con el cuidado de su cuerpo, y ciertamente llegan a edades avanzadas con unas condiciones de salud óptimas.

Ahora al fusionarse las culturas, a Dios gracias, parte de esta sabiduría oriental está pasando a formar parte de nuestra cultura occidental al igual que nuestras costumbres, no sé si tan sanas, están pasando a formar parte de la suya. Y cada vez vamos siendo más conscientes de la importancia de cuidar nuestro cuerpo si queremos disfrutar de él hasta edades avanzadas.

Como bien decía al comienzo de este artículo, nuestro cuerpo es una máquina de una precisión fastuosa, con propiedades alquimistas además, con la capacidad de convertir cualquier alimento o líquido de la calidad que sea, por pésima que pueda llegar a ser, en sustancias imprescindibles que necesitamos para la vida. No reparamos en los ingredientes que le metemos y el no nos defrauda, que no le das agua y le das coca-cola, pues él se las apaña para hidratarse y crear con eso sangre. Eso sí, él no meterle materia prima de calidad a la larga tendrá unas consecuencias, pues dichos alimentos suelen dejar unos residuos en nuestro cuerpo que ayudan a provocar su deterioro y ese factor ya no depende de él, solo de nosotros es la responsabilidad de suministrarle la materia prima de la mejor calidad posible para que pueda trabajar en unas buenas condiciones. Si con alimentos pésimos, el cuerpo hace bien sus funciones, que no hará si eliminamos los alimentos más tóxicos y le ofrecemos una nutrición de mejor calidad. Pues ya lo digo yo, hará magia!!!…. Creará el elixir de la eterna juventud. Quieres mantener joven tu cuerpo, se muy selectivo con lo que ingieres!!! No consumas comida precocinada, ni alimentos hechos en laboratorios con mucha química y conservantes. Todo esto son productos tremendamente tóxicos para nuestro cuerpo, no te van a matar ahora, pero a la larga te restan longevidad. La alimentación idónea para la longevidad es la vegetariana, y yo no es que no sea partidaria de no comer carne, disfruto de una buena hamburguesa de vez en cuando, porque me he criado así, pero sí que soy partidaria de no basar mi dieta principalmente en animales muertos, y repito sí!… estas comiendo algo muerto, como crees que puede afectar eso a tu cuerpo, no le sienta nada bien, eso no tiene energía. Él necesita nutrientes vivos a diario, frutas y verduras que todavía viven y conservan esa energía que han recibido de la luz solar, y esa energía viva, entra a tu cuerpo y lo nutre y le da vida. Pero algo muerto no te puede aportar nada bueno, más bien te restará vida, no se puede pretender ser longevo basando tu dieta únicamente en ese tipo de alimentos, se puede comer carne claro, igual que se puede beber alcohol de vez en cuando, no soy extremista, pero soy consciente de lo que ingiero y le doy a mi cuerpo un tiempo prudencial para eliminar esos residuos antes de volver a ingerir ese tipo de sustancia, compensándolo con una alimentación más sana. Eso es sabiduría!…. Por qué voy a renunciar a tomar ciertos alimento porque no sean beneficiosos; pues los ingiero con moderación, y ayudo después a mi cuerpo a limpiar y drenar mediante licuados ricos en antioxidantes; hay que buscar siempre el equilibrio. El pulmón tarda 3 días a limpiar los residuos que deja un cigarrillo; si fumas de largo en largo  y dejas pasar el tiempo necesario para que se limpie los pulmones y el resto de tu cuerpo de esas toxinas que le has metido, no habrá mucho problema, el problema está en que el que fuma no deja pasar 3 días entre cigarrillo y cigarrillo, por tanto el cuerpo no logra jamás limpiar esos desechos. Y esto ocurre con también con los alimentos no vivos, ir acumulando ese tipo de sustancias a diario hace que nuestro cuerpo jamás pueda deshacerse de las sustancias químicas que lo perjudican, pero parece que si hablamos de tabaco nos cuesta menos ver el daño que si hablamos de alimentos procesados y envasados con mil conservantes; es lo mismo, sustancias nocivas para nuestro cuerpo. No abuses de estos alimentos!…. Tómalos sabiendo lo que ingieres y dale a tu cuerpo un tiempo prudencial para depurarse.

La nutrición por tanto, pasa a ser un punto primordial a la hora de cuidar y  mantener de nuestra maquinaria optimizada; y otro punto crucial es el hacer ejercicio; ejercicio como la Biogimnasia que cuida al detalle el mantenimiento de todas las partes que lo componen, sin dejar ninguna en el tintero expuesta a sufrir deterioros por desuso. No pretendo con ello que se haga esta actividad, pero conocer la filosofía de Biogimnasia sí que ayuda a que le puedas dar a tu cuerpo las mejores condiciones para su mantenimiento, independientemente de la actividad física que decidas realizar. Biogimnasia nace de la fusión de otras disciplinas, por tanto se puede practicar por libre, no son tanto los ejercicios como los principios y valores que encierra esta disciplina lo que ayuda a mantener el cuerpo. Es como darle a alguien un fruto cuando tiene hambre o enseñarle a cultivar, para que pueda autoabastecerse a sí mismo y no depender de nadie. Biogimnasia pretende enseñarte a cultivar y que te autoabatezcas a ti mismo, así independientemente de la actividad que practiques podrás hacer Biogimnasia, pues ésta es muy versátil, no es estática fluye y avanza con tus necesidades, crece contigo pues no te considera un ser físico sino holístico, conforme tu creces ella avanza campos y si llegas a los cuerpos más sutiles una vez armonizados los cuatro cuerpos inferiores, estará también en ese ahí, en el campo espiritual, con meditación y otro tipo de ejercicios ya no enfocados al cuerpo físico; porque como digo Biogimnasia no es solo ejercicio, es una filosofía que crece contigo es crecimiento personal y es a la vez «la expansión del Ser» del verdadero ser que llevamos dentro.

NAMASTE! P.P.

Compartir: