Todo en la creación, esté dentro del plano de la materia o fuera de esta es pura energía. Todos nosotros somos una energía característica y esa energía fue creada en algún lugar del universo, vete a saber dónde y cuándo; pero fuiste creado por una energía ancestral proveniente del padre (Dios) y otra energía ancestral proveniente de la madre (Diosa). Las energías del Yin y del Yang. Y esa creación en un principio puramente energética pasa al plano de la materia para ir evolucionando como un Ser con una identidad propia, y lo vamos haciendo vida tras vida, sin prisas, en cada vida nos vamos perfeccionando, si tenemos la suerte de no ir enredándonos demasiado con el Karma.

Cuando encarnamos, lo hacemos a través de un padre y una madre física, pero fuera del plano físico tu sigues teniendo una herencia energética ancestral provenientes de ese padre y esa madre universal, y esta energía ancestral marca el devenir de todas tus encarnaciones hasta que te conviertes en aquello para lo que fuiste creado. Si pasamos al plano físico, esa energía ancestral, que necesitas para desarrollarte te llega a través de tus padres físicos o de las personas que se encarguen de tu educación mientras eres niño.

Como decía, tu destino final, vida tras vida, encarnación tras encarnación es convertirte en algo, en aquello para lo que fuiste creado. ¿Y qué es?… Ah!… Ese es él misterio de la vida, cuando respondas a esta pregunta es que estarás tan cerca de convertirte en eso que igual ya no necesitas seguir viniendo a encarnar.

Hay muchos tipos de seres en la creación al igual que hay diferentes profesiones; médicos, bomberos, policías, profesores, barrenderos, políticos,etc,…. Y todos son imprescindibles en nuestra sociedad; del mismo modo, en la creación hay diferentes seres encargados de diferentes tareas; cuando fuiste creado, hace mucho tiempo, te crearon con una finalidad en concreto, para que desempeñes una función en particular en este universo; y esa función es lo que denominamos la vocación. Y además, esto nos viene por parte de esa herencia ancestral del padre; la herencia de la madre la veremos más adelante pero con motivo del día del Padre, decidí escribir este artículo en honor a esa energía ancestral universal que nos dota de nuestra vocación y también en honor a todos los padres físicos, y figuras paternas que se encargan de dar esa educación, esos principios morales, éticos y religiosos, esos ideales y visión de futuro, esa protección y sostenimiento para que en un futuro des lo mejor de ti, para que luches por alcanzar esos logros y todas las metas propuestas.

 

Felicidades pues a todos los padres y muy en especial al mío, el cual me ha transmitido esa herencia ancestral con total perfección, incentivando en mi, desde bien niña esa fe, esos ideales y esas creencias por las que ahora me rijo, y sobre las que escribo. Gracias Papá, por escuchar siempre todas mis ideas y teorías sobre la vida, por extrañas que pudieran parecer, y darme además alas para que siguiera volando en esa dirección, gracias por motivarme y apoyarme para que alcanzara mis sueños y gracias por darme una infancia feliz. Te quiero Papá!!!

By Patricia Pérez.

Summary
Article Name
La energía ancestral del padre
Description
Todo en la creación, esté dentro del plano de la materia o fuera de éste es pura energía. Todos nosotros somos una energía característica y esa energía fue creada en algún lugar del universo, vete a saber dónde y cuándo; pero fuiste creado por una energía ancestral proveniente del padre (Dios) y otra energía ancestral proveniente de la madre (Diosa). Las energías del Yin y del Yang. Y esa creación en un principio puramente energética pasa al plano de la materia para ir evolucionando como un Ser con una identidad propia, y lo vamos haciendo vida tras vida, sin prisas, en cada vida nos vamos perfeccionando, si tenemos la suerte de no ir enredándonos demasiado con el Karma.
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: