Todo en el Universo se expande y a la vez se contrae. Tras el Big Bang comenzó la expansión pero a la vez también se generó una fuerza opuesta de retención, creando así un suave movimiento como el oleaje en la orilla, hacia fuera y después hacia adentro. Es como una respiración; el Universo respira pues como es abajo también es arriba, nuestro microcosmos solo es un reflejo del macrocosmos. Esos movimientos de expansión y contracción, de explosión e implosión, están presentes en toda la creación y ambas fuerzas son imprescindibles para mantener el equilibrio universal.

Pero vamos a centrarnos en lo pequeño, en la misma Tierra. La fuerza de la gravedad es una fuerza de contención, de limitación, y sin ella no podríamos habitar este planeta; mantiene al humano pegado al suelo, y su vez mantiene a la Tierra en su órbita. Y el humano, como todo en este Universo también necesita de ambas fuerzas para su evolución, una fuerza que le ayude a expandirse pero a la vez otra que le ponga un cierto limite para que no se disperse. Solo hay que detenerse a observar la naturaleza para ver la relevancia que tienen estas dos fuerzas opuestas y a la vez complementarías. Necesitamos respirar para vivir, y los pulmones se expanden pero la inspiración no es eterna, necesitamos soltar para poder nuevamente inspirar, necesitas expirar, y así los pulmones se contraen y se vuelven a expandir una y otra vez y crean la respiración, y crean un ritmo respiratorio y crean una sincronicidad con dicho movimiento en el Universo. Y lo mismo hace nuestro corazón, se contrae y se expande una y otra vez y crea un pulso; el pulso de la vida; el mismo pulso que tiene todo el Universo y conecta toda la creación; es un armónico musical, es la melodía universal.

En nuestro Sistema Solar los que se encargan del mantenimiento de este pulso para nuestra evolución en la Tierra son Jupiter y Saturno. Júpiter es siempre el que nos empuja hacia la expansión de nuestro Ser, a querer avanzar y llegar mucho más allá, Jupiter es el de “hasta el infinito y más allá” el que te incita a querer volar alto, muy muy alto; pero eso tiene un inconveniente, y es que nos podemos salir de nuestra propia órbita y quedar vagando en el vacío y por eso existe la gravedad; y esa fuerza que impide que te quedes perdido, vagando por tu mente en elucubraciones que no llevan a ningún sitio la crea Saturno. Este te pone los pies en el suelo, pone los límites y pone las normas. Ejerce la fuerza opuesta a la expansión para crear un equilibrio. Es como las camas elásticas, estas que llevan un arnés con gomas, “el Jumping” pues la cama elástica representa la fuerza Jupiteriana que te impulsa bien alto, y el arnés es el que impide que salgas disparado,…. Sería peligroso saltar sin el arnés de seguridad verdad?…. Otro ejemplo son las montañas rusas, la seguridad de la atracción es energía Saturnina y la velocidad, el desenfreno, el vértigo y el gozo de esa experiencia es energía Jupiteriana. Pero a qué no te subirías sin la protección Saturnina?…. Pues eso es lo que hace Saturno, nos protege en ese movimiento de expansión, nos permite que saltemos alto pero que después volvamos sanos a tierra; ambos planetas trabajando juntos crean este movimiento de expansión y retracción que nos permite evolucionar solo hasta los límites que tengas permitidos en esta existencia. Resulta por eso interesante ver ese juego entre Saturno y Jupiter en la carta natal de uno, porque ahí vas a ver tu armónico de expansión y limitación en esta vida, hasta donde tú fuerza Jupiteriana te impulsa a llegar?…. Que límites te está poniendo Saturno?… Como es tu pulso de expansión-limitación? ….

Si quieres saber más sobre tus energías Saturninas y Jupiterianas, paso consulta en

GIMNASIO OLIMPUS.

Patricia Pérez.

Summary
Article Name
JUPITER Y SATURNO
Description
Todo en el Universo se expande y a la vez se contrae. Tras el Big Bang comenzó la expansión pero a la vez también se generó una fuerza opuesta de retención, creando así un suave movimiento como el oleaje en la orilla, hacia fuera y después hacia adentro. Es como una respiración; el Universo respira pues como es abajo también es arriba, nuestro microcosmos solo es un reflejo del macrocosmos. Esos movimientos de expansión y contracción, de explosión e implosión, están presentes en toda la creación y ambas fuerzas son imprescindibles para mantener el equilibrio universal.
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: