Como dijo Heraclito “Todo fluye, todo está en movimiento y nada dura eternamente. Por eso no podemos descender dos veces al mismo río pues cuando desciendo al río por segunda vez, ni el río ni yo somos los mismos”

Me encanta ese dicho que resulta ser una filosofía Oriental que viene de los orígenes del Feng Shui y el I-Ching. Una sabiduría ancestral que han tomado muchos filósofos y grandes pensadores de todos los tiempos y es una gran verdad a tener en cuenta, en la que podemos sumergirnos como pensamiento meditativo porque da mucho de sí y nos ayuda también en nuestro proceso evolutivo. Piensa: cada día te acuestas pero el que se levanta es otra persona muy diferente del que se acostó, cada situación vivida en el día a día nos cambia como personas y cambia también nuestra visión del entorno; eso es una señal de que vamos evolucionando, por eso cosas que hace un tiempo hacíamos y nos parecían correctas, desde nuestro punto de vista actual pueden parecernos inapropiadas y a veces nos decimos “si fuera hoy no lo haría” pero claro, es que tú ya no eres el que lo hizo. Y sí!… las circunstancias vividas nos cambian pero es que interiormente, muy fuera ya de las circunstancias, tus células mueren y son sustituidas por otras nuevas cada día y así vamos cambiando constantemente. Tu apariencia puede que sea la misma, porque esa información está en el ADN, pero las células han cambiado, cambian constantemente, por tanto no eres el mismo; por eso no te puedes bañar dos veces en el mismo río, porque ni tú ni el río sois el mismo ya que nunca dejamos de fluir. Y cambiamos tanto física como mentalmente, tanto a nivel intelectual como espiritual, o al menos deberíamos pues esa es la clave del crecimiento personal, la evolución de nuestra alma y nuestro espíritu.
Y a veces creemos que conocemos a alguien, ¡craso error!… No podemos conocer a nadie porque ni siquiera podemos conocernos a nosotros mismos. ¿Cuantas veces haces cosas que dijiste años atrás no harías jamás?… Esa sabiduría popular que dice “nunca digas de esta agua no beberé”… Porque, el que no bebas hoy no quiere decir que la mutación de tu yo futuro no lo vaya hacer. Es más sabio no decir nada de nuestro yo futuro porque a saber esa mutación tuya por donde te puede salir. Acepta que no te conoces a ti mismo porque vivimos en un Universo cambiante, y es ese constante cambio el que genera el movimiento, el que permite que se de la vida, porque la energía en movimiento es vida, porque la energía es positiva cuando fluye. Las energías estancadas en la persona devienen en enfermedad; y las energías estancadas en los espacios donde habitamos generan también problemas en nuestras vidas y esa es la esencia del Feng Shui, el permitir y favorecer conscientemente ese contante fluir de las energías tanto en nuestros espacios como en nuestra vida. No te estanques en nada, acepta que vivimos en un mundo cambiante y fluye con la vida, cada etapa es diferente a la anterior, disfruta de cada momento y fluye como el río en tus diferentes etapas, todas tendrán su encanto; además, el fluir es sinónimo de salud, bienestar y prosperidad. No te aferres a los tiempos pasados porque estancaras el saludable fluir de las energías en tu vida y no te traerá nada productivo. El cauce de un río no para de moverse y eso muestra la pureza de sus aguas, sin embargo una zona en la que el agua se estanca no tiene ya el mismo aspecto de pureza, no dejes nunca de moverte. Y acepta que vamos a ir cambiando constantemente en todos los aspectos de nuestra vida y que ese fluir constante será la señal de que vamos por el camino correcto, por el camino de la evolución. Lo más constante en esta vida es el cambio, pues fluye con él!!!NAMASTE!!!

Por Patricia Pérez.

Summary
Article Name
Todo fluye; Todo cambia; Nada permanece (HERÁCLITO DE EFESO)
Description
Como dijo Heraclito "Todo fluye, todo está en movimiento y nada dura eternamente. Por eso no podemos descender dos veces al mismo río pues cuando desciendo al río por segunda vez, ni el río ni yo somos los mismos" Me encanta ese dicho que resulta ser una filosofía Oriental que viene de los orígenes del Feng Shui y el I-Ching. Una sabiduría ancestral que han tomado muchos filósofos y grandes pensadores de todos los tiempos y es una gran verdad a tener en cuenta, en la que podemos sumergirnos como pensamiento meditativo porque da mucho de sí y nos ayuda también en nuestro proceso evolutivo. Piensa: cada día te acuestas pero el que se levanta es otra persona muy diferente del que se acostó, cada situación vivida en el día a día nos cambia como personas y cambia también nuestra visión del entorno; eso es una señal de que vamos evolucionando,
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: