El tema de la flexibilidad da para mucho porque aunque en un principio pensemos en la flexibilidad del cuerpo físico, este término no se limita únicamente al plano de la materia sino que puede ser llevado a otros muchos ámbitos en nuestra vida. El tener o no flexibilidad mental, en lo referente a la rigidez de pensamiento; y tres cuartos de lo mismo con la flexibilidad emocional, como cuando alguien se estanca en un sentimiento o emoción aún siendo destructiva o si por el por el contrario es capaz de soltar y no involucrarse demasiado en algo que no te va llevar a nada bueno.

También podemos llevarlo a nivel de nuestra tolerancia hacia el comportamiento de otras personas a pesar de que nos guste más menos esa forma de actuar ante las diferentes situaciones de la vida; lo normal ante esto, es que lo enjuiciemos bajo nuestra percepción personal de lo que es correcto o no y esto aparte de de no ser un comportamiento muy apropiado por nuestra parte, es también un claro ejemplo de lo que podría ser una rigidez, no corpórea en un principio pero como todo está relacionado antes o después todas esas rigideces se manifestarán en el plano físico, apareceràn contracturas, grupos musculares agarrotados, toda la parte del tronco hecha un bloque, que al final para poder mirar hacia atrás te toca dar la vuelta a tu cuerpo porque tu cuello ya no puede girar, ha perdido toda su flexibilidad. Esto por desgracia ocurre, nos pensamos que no, pero influenciamos mucho en el estado de nuestro cuerpo físico con nuestro comportamiento; así que, aparte del deterioro por el sedentarismo y el mal uso que hacemos de el, porque todo suma, añádele los efectos que produce una conducta como la excesiva rigidez sobre cualquier ámbito.

Por eso insisto en la importancia de cuidar nuestro cuerpo, y seamos más materialistas o más espirituales hay que tener en cuenta que ahora mismo estamos viviendo dentro de un en un cuerpo físico tridimensional y que todos los demás cuerpos sutiles, que no pertenecen al plano de la materia, en última instancia repercuten en lo físico. Cualquier alteración que se pueda producir en el plano mental, emocional o incluso energético se va a somatizar en tu cuerpo 3D, en la materia;  porque en esta experiencia tridimensional es a través de ella que experimentamos, avanzamos y evolucionamos, y a pesar de que nuestro físico sea solo un 4% de lo que somos realmente, es el 100% de lo que podemos llegar a controlar, porque si no somos capaces de controlar nuestro físico, como podemos querer controlar nuestros otros cuerpos que están en otros planos multidimensionales, en otros planos muchos más elevados de conciencia, ¿no?… No tiene mucho sentido!…. Seamos consecuentes si no controlas el plano 3D como quieres controlar un 4D o un 5D.

En Yoga, una disciplina más espiritual que cualquier otra modalidad deportiva, se consigue transcender el cuerpo físico y llegar a otros estados superiores de conciencia, pero esto solo ocurre cuando se ha llegado a tener un control elevado del físico. Cuando comienzas a practicar esta disciplina estás tan incomodo con tu cuerpo que no puedes llegar a un estado de relajación, es a medida que comienzas a tener cierto control de tu cuerpo, que puedes llegar a trascenderlo. Por eso insisto también en la importancia del ejercicio; deporte y espiritualidad no están reñidos, más bien al contrario, a mayor control de tu cuerpo físico mayor será tu capacidad de sentir y percibir tus cuerpos sutiles porque como ya he dicho, esto no ocurre hasta que eres capaz de trascender tu cuerpo físico y esto no ocurre mientras no hagas una actividad física que te lleve a conocerlo en profundidad. No quieras correr antes de aprender a andar!….

Yo llevo 20 años dedicada al deporte y al cuidado del cuerpo físico y de esa trayectoria es que nace la Biogimnasia, donde la finalidad es trabajar tanto la estética como la salud del cuerpo y conocerlo en profundidad para luego poder trascenderlo. Y en Biogimnasia uno de los pilares importantes es el trabajo de flexibilidad y elasticidad. Todos nuestros cuerpos están conectados, cualquier irregularidad a nivel de nuestros cuerpos sutiles se va manifestar en el cuerpo físico y viceversa; por tanto, trabajando sobre el físico también  podemos influenciar en nuestros cuerpos más sutiles. Para nosotros estando encarnados en la materia nos es mucho más fácil trabajar desde el físico, así que,….. ¿porque hacer complicado algo que es tan sencillo?. Quieres tener más fortaleza a nivel mental o emocional?…. Leche! trabaja la fuerza física, lo otro llegará solo, y a mayor fuerza, mayor es la energía que podrás mover a cualquier nivel elevado de conciencia. ¿Quieres tener más flexibilidad mental o emocional?…. Pues ale, a trabajar la elasticidad y flexibilidad corporal y una vez hecha esta introducción veamos a nivel físico los beneficios que tiene hacer ejercicios de elasticidad y no olvidemos que como todo está relacionado esos mismos beneficios a nivel físico estarán influenciando también en todos tus cuerpos sutiles.
Trabajo elasticidad y flexibilidad
Lo primero que tenemos que abarcar es la diferencia entre estas dos terminologías. Cuando hablamos de flexibilidad nos estamos refiriendo a la movilidad de un segmento óseo, y por ende a la amplitud de movimiento de tienen nuestras articulaciones. Y cuando hablamos de elasticidad nos referimos a la capacidad que tiene un músculo para estirarse perdiendo su forma natural y luego volver de nuevo a su forma original sin que le suponga ningún esfuerzo. O podríamos decir también, la capacidad que tiene un cuerpo de deformarse y volver a su estado inicial como en el contorsionismo; es decir, cuanto mayor elasticidad tengamos, menor será el tiempo y el esfuerzo empleados por el músculo para volver a su estado en reposo. Y además cuanto mayor sea nuestra elasticidad  menos peligro tenemos de lesionarnos o contracturarnos porque a veces en el día a día realizamos movimientos en los que sacamos a los músculos de su estado natural de una forma brusca y estos al no poseer una buena elasticidad les cuesta mucho trabajo estirarse lo suficiente como se le esta pidiendo y mucho más todavía retornar a su estado de reposo por lo que podemos sufrir una lesión en cosas tan simples como las labores de la casa por poner un ejemplo.

Es cierto que  con  la edad, la vida sedentaria y las lesiones, tanto la flexibilidad articular como la elasticidad muscular van perdiendo este rango de movimiento. Y la actitud que suele tomar  la gente al respecto es dejarlo estar y asumir que ya no somos tan jóvenes como para realizar ese tipo de movimiento, pero de verdad que nada más lejos de la realidad porque todos estamos capacitados a cualquier edad para aumentar muestra elasticidad y flexibilidad; siempre lo digo “los límites solo nos los imponemos nosotros”; si se trabaja a diario ambas, flexibilidad y elasticidad, se pueden llegar a recuperar la capacidad de elongación y la amplitud de movimiento en un porcentaje bastante elevado, pero como todo en esta vida, se requiere de paciencia y mucha perseverancia para alcanzar los objetivos.

Y si la elasticidad y flexibilidad se van perdiendo con los años, ralentizar el proceso es ganarle la batalla a la edad, es ir en contra del proceso natural de envejecimiento y éste es otro de los objetivos de la Biogimnasia, frenar en la mayor medida posible los deterioros que va sufriendo el cuerpo al transcurso de los años; porque Biogimnasia es una actividad para el bienestar del cuerpo y no ocurre como en otras muchas actividades de alto impacto que se realizan los ejercicios a costa de la salud del cuerpo. No es lo mismo a costa de algo, que para algo. ¿Haces ejercicio para tu cuerpo o a costa de tu cuerpo?….

Está claro que un cuerpo elástico siempre es sinónimo de juventud; en Oriente se mide el grado de vejez por el grado de rigidez corporal, especialmente el de la columna, y se tiene la creencia de que uno es tan joven como flexible es su columna; lo de no poder llegar a tocar el suelo estando de pies es un claro indicador de rigidez corporal y de que nuestro cuerpo esta empezando a envejecer, y aunque por fuera todavía no se vean los efectos interiormente el proceso de envejecimiento comienza a partir de los 30 años y de nosotros depende hacer algo por contrarrestar tales efectos o por el contrario permitir que la naturaleza siga su curso pero está claro que cuando ya se note por fuera será más complicado luchar contra los efectos de la edad porque estarán más arraigados; aunque también hay que decir que no es que sea imposible, nunca es demasiado tarde para hacerlo, sólo que a estas alturas puede ser un poco más costoso pero se puede lograr una gran mejoría a cualquier edad.

Y otro factor importante a tener en cuenta es que la masa muscular y los tendones con la inactividad y con la edad van perdiendo fuerza. Y si queremos controlar las circunstancias de nuestro diario vivir no nos podemos permitir el lujo de perder nuestra fuerza. Sin fuerzas no hay posibilidad de mover energías, sin fuerza no hay evolución en nuestra vida, sin fuerza nos debilitamos y vamos para atrás. Un cuerpo fuerte también es sinónimos de un cuerpo joven; ¿como se representa a Apolo, el arquetipo del Sol en la mitología griega?… pues con un cuerpazo de musculatura perfecta y de apariencia juvenil, ahí lo tienes!… Y el Sol representa nuestra esencia interior, eso que ya somos antes de venir a encarnar a la Tierra, y eso que somos no envejece nunca, por eso, aunque pasen los años por dentro nos sentimos igual de jóvenes, porque la la vejez es solo un estado de la materia y es por eso que perseguir la longevidad tampoco está reñido con el crecimiento personal ni con la espiritualidad; al revés!…. el alma no envejece, el espíritu no envejece, nuestras partes más sutiles jamás envejecen y el lograr tener un cuerpo físico longevo es señal de un gran autocontrol sobre la materia, y eso es muy espiritual porque es señal de que se ha logrado trascender lo mundano.

NAMASTE
Por Patricia Pérez.

Summary
Article Name
Flexibilidad y Elasticidad
Description
El tema de la flexibilidad da para mucho porque aunque en un principio pensemos en la flexibilidad del cuerpo físico, este término no se limita únicamente al plano de la materia sino que puede ser llevado a otros muchos ámbitos en nuestra vida. El tener o no flexibilidad mental, en lo referente a la rigidez de pensamiento; y tres cuartos de lo mismo con la flexibilidad emocional, como cuando alguien se estanca en un sentimiento o emoción aún siendo destructiva o si por el por el contrario es capaz de soltar y no involucrarse demasiado en algo que no te va llevar a nada bueno. También podemos llevarlo a nivel de nuestra tolerancia hacia el comportamiento de otras personas a pesar de que nos guste más menos esa forma de actuar ante las diferentes situaciones de la vida;
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: