En las clases de Biogimnasia los equilibrios son un ejercicio clave y que nunca faltan por la importancia que tienen estos a la hora de mantener el cuerpo en las mejores condiciones, pero analicemos bien la palabra equilibrio porque realmente es algo más que un ejercicio. Todo lo que hacemos en nuestra vida tiene una repercusión en nuestro cuerpo, pero tanto en el físico como en los otros 3 (mental-emocional-energético) La palabra «equilibrio» trae en sí misma la armonía; algo equilibrado es algo armonioso, tener un comportamiento equilibrado nos permite no desestabilizar nada y vivir en armonía. Tener una mente equilibrada es no tener pensamientos que nos desestabilicen, tener la energía equilibrada significa que todo tu cuerpo recibe toda la energía que necesita para vivir con salud, pues los desequilibrios energéticos causan la enfermedad en el cuerpo físico. Tener el cuerpo emocional equilibrado es tener una estabilidad emocional y controlar tus emociones y no que ellas te controlen a ti. Por eso es tan importante el equilibrio en nuestra vida, y como ya he comentado en varias ocasiones todos nuestros cuerpos están conectados, influir en uno de ellos significará influir de alguna manera en los demás, y como para nosotros lo más sencillo es trabajar sobre el cuerpo físico, empezaremos por ahí, por ver cómo nos afecta el trabajar o no trabajar el equilibrio a nivel físico, y empezaremos claro está por lo más básico que es la capacidad de mantener una postura de equilibrio para más adelante ver cuanto equilibrio hay en nuestra vida, con la finalidad de que ampliemos nuestras miras y sepamos que cada cosa que hacemos tiene repercusiones mucho más allá de nuestro cuerpo físico.

Y para qué sirve trabajar el equilibrio al nivel más básico?…. Como es muy común en el Ser Humano, uno no se da cuenta del valor que tienen las cosas más sencillas hasta que se pierden y entonces, cuando ya no las tenemos, le damos o vemos el valor que verdaderamente tienen o tenían, pero claro, igual ya es demasiado tarde. Por qué así actúa el humano por regla general «tarde» y esto ocurre con el equilibrio; como ya vimos en el apartado anterior de andar descalzos, y pies y equilibrio van completamente unidos, desde que damos los primeros pasos como bebes necesitamos del equilibrio para poder mantenernos erguidos y caminar, pero como más o menos todos caminamos sin tener conciencia del equilibrio que hace nuestro cuerpo para lograrlo con éxito, no reparamos en que haya que trabajar que sobre algo que nuestro cuerpo hace muy bien, el solito. Pero todo en el Universo sigue un principio de entropía que tiende al caos, el deterioro y posterior desaparición. En el caso de la piel todos somos más conscientes y tomamos medidas preventivas para ralentizar al máximo las antiestéticas arrugas. Pero en el caso de mantener las capacidades del cuerpo para esquílibrase, como no las vemos en el espejo al mirarnos cada día, no tienen una especial relevancia para nosotros; claro está, hasta que un día vas por la calle te encuentras cualquiera obstáculo, o desnivel y tú cuerpo que ha perdido la capacidad de equilibrarte no impide que te estampes contra el suelo, y cuanto más mayores son las personas, más peligrosas son las caídas pues nuestros huesos siguiendo la ley universal de la entropía están deteriorándose, y a veces, en estos casos una caída puede ocasionar un daño irreversible.
Impidiendo volver a caminar, y puedo dar fe de ello porque lo he vivido con gente mayor de mi alrededor. Tocar el tema de la vejez a veces es doloroso y la gente, viéndola de lejos prefiere no mirar, e ignorarla; «ojos que no ven, corazón que no siente»…. Y te crees que por no mirar, te vas a librar de ella?….. Biogimnasia la mira de cerca,con lupa y además apuesta por la lucha contra este principio de entropía. Pero eso se hace antes del deterioro, evidentemente, bajo el lema de «más vale prevenir que curar» y con ello no quiero decir que una vez hecho el deterioro ya no se pueda hacer nada, siempre se puede mejorar algo, si uno así lo pretende, «mejor un poco que nada»…. Porque hacer nada será avanzar en la dirección del deterioro y hacer algo por evitarlo será ir en la dirección contraía; y recuerda que, o avanzas o retrocedes, en el Universo nada permanece estancado.

Y vista la importancia de mantener esta capacidad que tiene nuestro cuerpo, veamos cómo trabajarla. El equilibrio postural viene determinado por tres puntos claves en nuestro cuerpo. Estos son, la vista, el oído y la propioceptividad del pie, que es, como ya vimos, la capacidad de adaptación del pie y tobillo a una superficie irregular mediante la comunicación, vía transmisión nerviosa píe-cerebro, que permite colocar el resto del cuerpo de forma estable. En el pie y tobillos poseemos unos receptores nerviosos, encargados de dar dicha información al cerebro para que éste, a su vez, pueda mandar la orden a otras partes del cuerpo para su correcta colocación y evitar una caída. Y todo esto en milésimas de segundo, no es fascinante?… Se dan un montón de conexiones neuronales para equilibrar nuestro cuerpo y de no trabajar sobre el equilibrio también se van perdiendo, por tanto, haciendo este tipo de ejercicios ya no sólo mejoramos esta capacidad corporal sino que estímulamos nuestra actividad cerebral y aprovecho esto para hablar sobre un ejercicio chino de equilibrio que mide precisamente como andan las conexiones neuronales y su posible deterioro. Se llama el «Jin Ji Du Li» y es tan simple y sencillo como mantenerse sobre un solo pie mientras quitamos uno de los factores que intervienen en el equilibrio, ósea la vista. Al quitar uno de ellos los otros dos se ven forzados a compensar el trabajo de equipo que hacían los tres. Si eres capaz de aguantar 10 segundos o más, tu conexiones neuronales andan bien, si no eres capaz de aguantar los 10 segundos, es que ha empezado el proceso del deterioro de estas conexiones. Pero tranquilos, se puede trabajar en esto para mejorar los resultados, Hasta triplicar o cuadriplicar el tiempo de equilibrio.
Este ejercicio resulta muy bueno para el mantenimiento de nuestro cerebro, porque al cerrar los ojos estamos obligando a que trabaje más este órgano tan importante y que sufre de deterioros tempranos, muchas veces por culpa de las rutinas donde se acomoda, ya que siempre hacemos las mismas cosas, una vez acomodando solo deja en funcionamiento las conexiones que necesita para las rutinas diarias dejando las otras en stad by, o modo ahorro de energía, y con el tiempo del stad by pasan a modo off y fin de la conexion. Y muchos «modo off» en nuestro cerebro pueden llegar a crear demencia senil y otras enfermedades. Por eso huir de vez en cuando de las rutinas es bueno para mantener nuestro cerebro joven y hacer este tipo de ejercicios también. Eso sí, en esto se requiere de una constancia para que funcione. Si no todos los días, al menos dos o tres veces por semana pero tienen que hacerse de una forma continuada y prolongada en el tiempo, esto es un «para siempre», porque de lo contrario, cuando pares iras nuevamente vas para atrás.

Para trabajar los equilibrios hay muchos ejercicios, pero uno de los factores más importantes para mantener el cuerpo equilibrado, como ya he comentado, es el de la propioceptividad del pie, por lo que cualquier ejercicio que hagamos descalzos ya está ayudando a trabajar este factor, el tener el pie fuera del zapato obliga a que se involucre y trabaje de una forma más directa la propioceptividad. Andar descalzos, de puntillas, apoyarse sobre una pierna con la otra levantada manteniendo el cuerpo recto y lo mismo con inclinación de cuerpo hacia adelante; hay muchas variaciones, puedes hacer lo que más te apetezca, pero por poco que hagas, siempre será ir hacia adelante y no hacia atrás.

Y como empecé este artículo, lo termino, dime?… Cuanta capacidad tienes en tu cuerpo para mantener el equilibrio?…. Porque como decía todo está conectado, dime cuánta capacidad de equilibrio tienes en tu cuerpo y te diré que capacidad tienes para equilibrar tu vida!…. Y cómo vamos a aspirar a tener una vida armoniosa si no somos capaces de mantener un equilibrio. Si queremos una vida armoniosa empezamos a dar pasos en la dirección correcta, hacia adelante, contrarrestando la entropía. Empecemos manteniendo el equilibrio de nuestro cuerpo fisco, y sigamos manteniéndolo con una alimentación equilibrada, y cuanto más permanezcamos en un estado de equilibrio físico más fácil nos será conseguir un estado mental y emocional estable y equilibrado.

Empieza pues por lo fácil, por tu equilibrio corporal y después llévalo a todas las áreas de tu vida, como bien decía al principio «el equilibro es armonía», y no es eso lo que queremos?… Llevar una vida armoniosa. NO DEJES NUNCA DE PONER TU ENERGÍA E INTENCIÓN EN ALCANZAR TUS OBJETIVOS; POR SENCILLOS QUE PAREZCAN, CADA COSA QUE HACEMOS TIENE REPERCUSIONES A TODOS LOS NIVELES!!!

Un Saludo!P.P.

Compartir: