¿Qué tal vamos con la energía virginiana?… ¿Todo bien?… ¿Todo en orden?… O en vías de ordenarse, seguro que sí.

Con lo eficiente que es Virgo a estas alturas de nuestra trayectoria virginiana seguro que has hecho tus deberes y le has dedicado un tiempito a pensar en lo que te comenté, en todos esos pasos que has dado, certeros o errados y que te han traído justo hasta donde hoy estás. Y seguro que has recalculado y te has marcado nuevas pautas, nuevas estrategias, nuevos propósitos y puede que hasta nuevos objetivos. Seguro que también has puesto orden en tu vida, en tu mente y seguramente también en tus armarios. ¿Verdad?…. Es lo que tiene Virgo. Esa energía nos pone mucho más fácil el hacernos cargo de todas esas tareas. Y al igual que la hormiga trabajadora que recolecta todos los víveres posibles antes de que llegue el otoño seguro que tú también has recolectado todo lo que tenías que recolectar y estás más que listo para continuar. Es más…, probablemente ya llevas un buen rato esperando y preguntándote por qué me retraso tanto. Un Virgo (de pura zepa claro) nunca llega tarde, calcula muy bien los tiempos para llegar «on time»… es más, le sobra y es él el que espera o mete prisa a los demás.

Pero resulta que yo soy Piscis y lo de calcular los tiempos no se me da tan bien como a los virginianos. Lo intento pero mis cálculos no son tan precisos, que le vamos hacer. XD… Te pondría alguna de las muchas escusas que tenemos los piscianos para justificarnos ante cualquier recriminación virginiana; con una madre Virgo créeme que en eso estoy más que entrenada, pero esta vez no lo voy hacer. Es cierto que los Piscis, o los que tienen mucha energía pisciana, vamos un poco por los mundos de Yupi, y el tiempo trascurre más rápido de lo que nos pensamos, o de lo que podemos calcular desde nuestra mente pisciana, que queda algo más alejada del plano físico. Obviamente eso hace que no sepamos donde ponemos las llaves y que no veamos las calles. Eso es un chiste, luego te lo cuento para que te rías, ahora toca hacer algo que sí se nos da bien a los piscianos y es ponernos en modo trascendental. Y como pasamos hace unos días por el plenilunio y toca hablar del eje Virgo-Piscis, relájate y disfruta que nos ponemos en modo trascendental.

Allá vamos.

 

El Alfa y el Omega.

El eje Virgo—Piscis es el último de los ejes que nos quedan por ver, por lo que este también es el último artículo de la serie donde hablaremos sobre cómo equilibrar la parte más negativa de un signo a través de su opuesto complementario; pero puedes o más bien deberías de releer cada uno de los ejes en cada luna llena. Ahora que tienes algo más de conocimiento sobre los doce signos seguro que ves detalles que en su momento pasaron inadvertidos y puede que ahora le saques más partido a esa información. Y para que no tengas que andar buscándolo, cuando suba el artículo del novulunio, durante los seis signos que nos quedan, te pondré el enlace del eje pertinente, así lo tendrás a mano para poder leerlo cuando toque.

Y hecha la introducción pasamos a la acción. ¿Qué se cuece por este eje?…. Ufff. Este sí es difícil de explicar, de hecho apenas lo puedo rozar, por más que te cuente me voy a quedar corta. Y ya ni te cuento a la hora de llevar a la práctica el temple de estas dos aguas, es complicado para que te voy a engañar, pues es el eje más trascendental de todos y eso es lo que tienen los temas trascendentales, que se escapan de nuestro control y más aún de nuestro entendimiento.

Virgo tiene que ver con la vida y nuestro día a día, rutinas, hábitos y patrones de pensamiento; tiene que ver con estar aqui y ahora, con el existir, con el ser y Piscis con el no-ser, con el no-hacer, con el no-pensar, con el no-estar, con la no-vida; y para no decir «muerte» podemos decir que tiene ver con ese lugar del que venimos y al volvemos después de nuestra estancia aquí en la Tierra…, la fuente, el «Todo», el Alfa y el Omega, de donde todo parte y a donde todo llega. Es ese océano cósmico e infinito que dió origen al Universo. Y como bien dice el Tao, algo tan basto no puede ser abarcado, ni comprendido, ni pensado. Una mente humana, con un pensamiento limitado y lineal, o sea la mente dual o virginiana, ahí no llega. Imposible de los imposibles. Pero Virgo aún así lo intenta, por probar que no quede, aunque se pierde en trivialidades que no llegan a ninguna parte, porque en verdad es algo inalcanzable. La mente virginiana es magnífica para todo lo que tenga que ver con nuestra estancia en la Tierra (para asuntos mundanos), para las cosas del otro lado no nos vale. Por eso el virginiano en temas trascendentales se estresa, porque procesa toda la información con el mismo patrón y la cosa no funciona así. Se necesitan diferentes softwares.

Eso de que los caminos de Dios son inescrutables no es muy compatible con el software virginiano.  Virgo necesita tenerlo todo controlado para estar en paz; necesita saber el porqué y para qué de cada cosa, necesita saber que hay un orden detrás de todo, una inteligencia, una razón de ser y existir; todo pasa por algo y para algo y si Virgo no encuentra una razón no alcanza la paz mental. Esa misma paz que un pisciano puede llegar a alcanzar en medio del caos y el desorden porque no trata de entender el todo, ni la nada; que los caminos de Dios son inescrutables es suficiente justificación para dejarse de cuestionar cualquier cuestión. Ya te lo he dicho, son dos softwars muy distintos.

Pero la verdad es que según en qué momento y situaciones de la vida nos encontremos, nos vamos a ver influenciados por ambas formas de pensamiento, y no es que seamos el doctor Jekyll y Mr Hyde, es que los planetas en su tránsito van activando diferentes puntos de nuestra carta. Por otro lado resulta que los 12 signos caen en 12 casas o sea,  en las 12 áreas que tiene nuestra vida y cuando estás haciendo los asuntos pertinentes a esa casa te ves influenciado por ese signo. Si sabes dónde te cae el signo de Virgo sabes en que área de tu vida vas a ser muy virginiano y te vas a poner en modo Sherlock, jodidamente analítico…, por más pisciano que seas, en algún área de tu vida eres Virgo, de eso no se libra nadie; y bueno de ser pisciano tampoco, justo en la casa opuesta a la de Virgo tendrás a Piscis y cuando se trate de los asuntos de esa casa los vas a afrontar a lo pisciano.

También cabe decir que estos dos signos tan diferentes forman un eje y nos vamos moviendo por sus polaridades con mucha más frecuencia de lo que piensas. Toooodo el día, toooodos los días, porque como ya dije, es el eje más trascendental de los 6, tiene que ver con la vida misma, con la presencia, con el aqui el ahora, con ser coherente y expresar tu verdadera esencia. Así que mientras estés vivo te vas a estar moviendo por él. Y por si aún no ves la relevancia que puede tener este eje con las características que hemos estado citando hasta ahora, te voy dar pruebas concluyentes en lo que resta de artículo.

 

¿Calle?…¿Dónde?…

Virgo es puro orden y Piscis es un caos. El primero es precisión quirúrgica, muy metódico y meticuloso, el segundo es un patoso, mejor que no te cosa. Uno medita limpiando, ordenando y poniendo cada cosa en su lugar, necesita que haya cierto orden en el exterior para poder estar en paz y el otro por el contrario….. ¿¡Exterior!?… ¿Qué  exterior?…. ¡Ah, no lo he visto!…. te diría un pisciano. Esté ordenado o desordenado le da igual; no ve que hay desorden porque no presta demasiada atención a las cosas mundanas de su alrededor, para él es como si no existiera.

Y ahora sí te voy a contar ese chiste, como ya conoces más o menos las características de los 12 signos porque ya hemos visto los 6 ejes, puede que le veas la gracia, y si no… bueno, al menos te servirá para conocerlos un pelín mejor

 

LOS SIGNOS DEL ZODIACO CRUZAN LA CALLE

♈️¿Por qué Aries cruzó la calle?

Para discutir con alguien que pasaba por el otro lado.

♉️¿Por qué Tauro cruzó la calle?

Porque cuando se le mete una idea en la cabeza no hay quien lo pare.

♊️¿Por qué Géminis cruzó la calle?

Si él mismo no lo sabe, ¿cómo lo voy a saber yo?

♋️¿Por qué Cáncer cruzó la calle?

Porque se estaba sintiendo sólo y abandonado del otro lado.

♌️¿Por qué Leo cruzó la calle?

Para que también pudieran gozar de su regia presencia los que estaban al otro lado de la calle.

♍️¿Por qué Virgo cruzó la calle?

Él todavía no la ha cruzado está calculando su anchura, la velocidad de los coches y si esta experiencia realmente vale la pena.

♎️¿Por qué Libra cruzó la calle?

No necesitó cruzarla. Alguien le dejó al otro lado sin que él lo pidiera.

♏️¿Por qué Escorpió cruzó la calle?

Solamente porque estaba prohibido.

♐️¿Por qué Sagitario cruzó la calle?

Porque la idea le pareció atractiva y le dio la gana hacerlo.

♑️¿Por qué Capricornio cruzó la calle?

Porque tenía que cruzar y punto pelota.

♒️¿Por qué Acuario cruzó la calle?

Porque quería aprovechar la experiencia para ver los avances tecnológicos que pudiera haber al otro lado.

♓️¿Por qué Piscis cruzó la calle?

¿Calle? ¿¡Dónde!?

Me parto 🤣  por la parte que me toca. El pisciano no la ve y el virginiano, a lo Sherlock Holmes, la estudia al milímetro y ve hasta los ángulos muertos. Yo suelo poner de escusa que soy miope, pero va a resultar que no veo muchas calles porque soy pisciana, aunque puede que entre ambas cosas haya cierta analogía; se ha demostrado que detrás de una miopía hay una falta de interés por las cosas mundanas. Siendo así…., ¿ponerse en modo virginano será la cura de la miopía?…. Ahí lo dejo como reflexión.

 

¿Cómo te defines?…

Esa es una pregunta que estos dos signos antagonistas responderían de formas muy distintas. Yo soy el océano dice Piscis. Yo soy una gota dice Virgo. Pero yo diría que somos ambas cosas a la vez, una gota en el océano de la totalidad más bien, ergo somos la gota y el océano. Eso es el eje Virgo-Piscis, y según te vayas moviendo por las dos polaridades de ese eje podrás definirte con mayor o menor facilidad. Del lado pisciano de la balanza sientes que eres uno con el Universo, una parte de la fuente, del todo, de la divinidad. Pero del lado de la balanza virginiana sientes que eres algo o alguien en particular, con nombre y apellidos y una configuración astrológica que te convierte en un ser único y completamente diferenciado de los demás. Te puedo asegurar que como tú no hay dos, porque no existen en este universo dos gotas de agua iguales. Las posibilidades infinitas de combinación astrólogica que se pueden dar, nos convierten en seres únicos irrepetibles.

¿Puedes imaginarlo?… Que en medio de toda esa inmensidad de la creación que no se repita nada exactamente igual…, aunque con una mente humana de compresión tan reducida pensar sobre temas trascendentales a veces resulta complejo o simplemente marea, y es que  nuestro software mundano no es compatible con la información divina. Igualmente intentémoslo, llevemos nuestra limitada capacidad de comprensión a su límite, juguemos a entender esa inteligencia suprema detrás de la creación, ¿por qué no?…. A fin de cuentas es algo que el humano ha hecho desde la noche de tiempos…, imaginar que puede entender la mente del creador. Paradójicamente más fantaseas, más imaginas, más sueñas, más te alejas de esa realidad que perciben tus sentidos físicos, más dejas de usar tu mente racional y eso te acerca a la fuente. Necesitas ponerte una venda en los ojos físicos y adentrarte en el mundo pisciano para conectarte con esa inteligencia detrás de la creación. Por eso en meditación uno cierra los ojos y se desconecta por completo de la realidad. Porque el mundo físico está justo en la dirección opuesta a lo divino y sin embargo todo es uno, pues cada una de las gotas, cada átomo que conforma la materia también es Dios. Y todo esto, por si no te has percatado, nos ha llevado al otro lado de la balanza, al lado pisciano. Donde nos damos cuenta de que si te identificas con algo en particular dejas de ser todo lo demás. Cuanto te conviertes en médico o en azafata, ya solo puedes ser médico o azafata, nada más. ¿Has visto Juego de tronos?… la temporada 8, donde Arya Stark aprende el modo de cambiar su identidad pero antes tiene que lograr convertirse en «nadie»…. Ya escribí sobre eso hace unos años; puedes leerlo en: http://www.laexpansiondelser.com/no-one/ Aquí no voy a entrar al detalle, solo citar que esa idea de «no one» define muy bien este lado de la balanza pisciana, por eso a Piscis le cuesta definirse; y por eso es muy empático, se conecta rápido con otras personas hasta el punto de sentir lo que otros sienten porque tiene esa facilidad de desconectarse de su identidad. Lo malo de esta cualidad pisciana es que los problemas de otros a veces se convierten en sufrimiento propio porque no hay barrera divisoria. Y ahí es donde esa cualidad toma un cariz negativo. Tú vida es tu vida y la mía es la mía. Tú eres tú y no eres yo. Eso el virginiano lo tiene claro, pero el pisciano no sabe poner barreras entre los problemas del mundo y su vida, ergo sufre por todo, a veces más de lo que debiera.

 

Orden-Caos

Palabras claves en este eje.

En verdad no es que el virginiano sea un maniático del orden y el pisciano se sienta cómodo aunque haya desorden a su alrededor, más bien es que Virgo es orden y Piscis es caos. Cuando algo es creado es porque toma un orden determinado y ese orden específico es lo que hace que la energía detrás de las partículas se ordene de una manera muy específica para poder ser algo en concreto en 3D.  La más mínima variación en la configuración hace que la materia tome otra forma muy distinta y ya no pueda ser esa cosa sino otra. Por lo que el acto de crear tiene que ver con el orden; la creación en si misma es orden, y si Virgo es orden, también es todo lo creado. Obviamente eso deja al signo de Piscis sumido en el caos. ¿Y eso es malo?… te preguntarás. Pues ni sí ni no, ni todo lo contrario. Llevar una vida muy caótica aquí en la Tierra desde luego no es muy sano, lo creas o no encarnamos precisamente para poner orden en nuestro caos interior. ¿Qué te crees que significa estar hechos a imagen y semejanza de Dios?… Pues que tienes la capacidad de «poner orden» en tu realidad. Pero no nacemos enseñados y hasta que logramos hacerlo bien a base de «ensayo y error», pues eso, a veces predomina el caos. Pero no es ni malo ni bueno, es lo normal. Vienes a la escuela de la vida a aprender a ejercer como un dios, eres Hércules ¿recuerdas?, mitad humano y mitad divino, y no te lo dije en su momento para no estresarte, pero la prueba de fuego está en este eje, en tu capacidad de poner orden en tu caos interior. Y ese es el acertijo que tienes que resolver en esta vida para ganarte tu lugar en el Olimpo: Dónde narices está tu caos. Ese caos en particular (único e irrepetible) que tienes que ordenar tú, y no las personas que tienes al lado. Pues esa información precisamente la encuentras en tu carta natal, en donde sea que te caiga este eje. Si tienes la suerte de saber tu hora de nacimiento, genial, porque puedes ver las casas afectadas por este eje, y sabrás exactamente en qué áreas de tu vida tienes que poner orden, y podrás hacerlo a virginiano, de forma más específica y concreta. Si no tienes ese dato…, ¡qué faena!… si quieres trabajarlo te toca hacerlo a lo pisciano, a ciegas…, puede estar en cualquiera de las 12 casas así que te toca estar pendiente de todas ellas. Lo siento, «mis condolecias».

Pero bueno, no te agobies (Virgo) porque hay soluciones para todo (Piscis). Solo tienes que pararte a revisar las diferentes áreas de tu vida a lo Sherlok y ver en cuál de ellas hay más caos, qué parte de tu vida reclama más tu atención y tira por ahí … es de cajón. Lo que tienes que tener bien claro aquí para ponerte manos a la obra (Virgo), es… ¿Qué narices es el caos?…

Imagina un cubo con infinitas piezas de Lego sin montar, eso es Piscis. La energía, lo que está detrás de la materia y la sostiene, cuando está en caos tiene el potencial de convertirse en cualquier cosa, al no estar ordenada decimos que está en caos. Antes de la creación todo estaba en caos. El caos es por ende el estado en que se encuentra la energía antes de una creación. Ahora pregúntate… ¿Es malo tener caos en tu vida?… Es una putada sí, porque ahí no estas nada cómodo, más bien todo lo contrario peeeero…. Ese es precisamente el escenario de tu vida dónde puedes o más bien debes de crear realidad.  ¿Se pone trascendental la cosa, verdad?…. pues sigamos que viene lo mejor, es hora de poner orden en nuestra vida.

¿Qué ordena?

genio-y-lampara

Efectivamente mi querido Watson, Virgo está muy vinculado con la magia y la creación de la realidad, pero vamos a concretar aún más (Virgo). Como ya comenté en el artículo anterior, es el pensamiento y la palabra lo que la genera…, cada idea que sostenemos en la cabeza, cada palabra que sale de nuestra boca…, todo afecta. Y bueno, como ya vimos lo referente al pensamiento durante el novulunio, hoy me voy a centrar más en la palabra, empezando por aclarar que tiene mucho más poder que el pensamiento. Y gracias a Dios, porque… ¿¡tú sabes la de pensamientos negativos, tóxicos y nocivos que podemos llegar a tener en un día!?… Como suframos algún altercado vamos a pensar de todo y predominará lo malo. Por suerte para nosotros la cosa no es tan simple como que piensas y se materializa. Para que un pensamiento llegue hacerse realidad hay que sostenerlo en el tiempo a lo virginiano, un poco en modo obsesivo, sin pasarse claro está, pero tampoco sin quedarse corto, porque como sueltes el pensamiento y dejes de sostenerlo en tu mente, se alejará de ti como cuando sueltas un globo de helio y al final no creas esa realidad.

Esto según para qué situaciones nos puede venir hasta bien. Si sueltas, el globo se va. El problema es que a veces nos cuesta soltar y ahí vamos…, tan cargados de globos que parecemos el de la peli de Up. Y eso hace que cuando sople el viento nos lleve por delante y nos deje al borde de un precipicio, y no precisamente el de las «cataratas paraíso» como en la peli, puede que se aproxime más a las «cataratas infierno», y todo por no ser capaces de soltar esos globos que llevamos por nuestra cabeza y que sabemos de sobra que no van a crear nada bueno. Todos esos pensamientos tóxicos, que de nada sirven más que para alargar esa situación y nuestro sufrimiento. Pero ya he dicho que hoy iba a centrarme más en la palabra así que… fuera globos. ¡¡¡Sayonara baby!!!

HD-wallpaper-assorted-color-balloons-flying-on-sky-during-daytime

Vamos con la palabra que como venía comentando es bastante menos inocua que el pensamiento, tiene más poder o… ¿cómo decirlo?…, tiene la capacidad de acortar los lapsos de tiempo entre lo verbalizado y lo creado. Hasta el mismísimo Dios tiró de la palabra hablada, o eso pone en la biblia, será por algo. Así que…, a partir de ahora…, ¡ojito con lo que sale por tu boca! Es un ejercicio sí. Te voy a cambiar los deberes porque esto es de vital importancia. Durante estos próximos días, hasta que leas el siguiente artículo que será para el novilunio del mes Libra, te propongo hacer una dieta estricta de palabras tóxicas. Naaada de decir cosas que no quieres que se manifiesten en tu vida, naaada de quejas ni lamentos que lo único que hacen es dar más fuerza y perpetuar la situación conflictiva que puedas estar viviendo. ¡Naaada de nombrar a Lord Voldemort para que no pueda materializarse en tu realidad. ¡Venga, pruébalo!… Tienes poco que perder y mucho que ganar. ¡Va! Yo también me comprometo hacerlo contigo. Dieta estricta. Nada de palabras toxicas en 15 días y a ver qué pasa. Seguro que pierdes peso y no de la báscula sino de la mochila que llevas a las espaldas. Y te propongo además que estés en modo vigía el mayor tiempo que puedas, (ya sabes, modo Virgo), revisando las palabras que salen por tu boca.

A partir de ahora quiero que grabes en tu mente: La palabra ordena. Con ella damos órdenes a la energía. Imagina que la energía…, eso que da forma y sostiene todo lo creado en el Universo es como el genio de la lámpara maravillosa, y hace  todo lo que le pedimos porque ella por sí misma no puede tomar una forma definida (Virgo), existe sin forma alguna (Piscis) o sea, en medio del caos. Y al ordenar, o sea, al dar una orden esa energía deja de ser algo caótico, sin una forma definida (piscis) y se convierte en algo en concreto (Virgo). Ya lo hemos visto en el apartado anterior, pero lo repito para que se te grabe bien. Pongamos orden empezando por ahí.

Te propongo que imagines que durante estos días te acompaña el genio de Aladín, tooooodo el tiempo, desde que te levantas hasta que acuestas, y nada más sacar los pies de la cama te dice: ¿Qué ordenas?…

¡Va, pruébalo! Déjate llevar por la imaginación. Visualizalo a todo detalle, que las energías de este eje son favorables para eso. Piscis fomenta la imaginación y Virgo es especialista en el detalle. Y recién tuvimos el plenilunio que activó este eje. Visualiza al genio y piensa que va todo el día pegado a ti, esperando que hables para dar forma a tu realidad con cada palabra que salga por tu boca.

Como experiencia estará genial y te hará darte cuenta de todas las cosas que dices que sabotean tu vida. Y después piensa, que el genio en verdad está a tu lado todo el tiempo, pues es tu misma voz que va dando forma a la energía con cada palabra que sale por tu boca. Por eso insisto en que la palabra es menos inocua que el pensamiento, y te invito encarecidamente a que hagas el ejercicio, te puede cambiar la vida. Después de estos días que vas a estar creando conciencia del poder constructivo o destructivo que tienen tus palabras ya no volverás a hablar del mismo modo. Sabiendo que generas realidad con cada cosa que dices o argumentas, tu forma de hablar cambia. ¿Qué?… ¿Te atreves?

—Sabes que sí. ¿Cuándo empezamos?

—Pues ya mismo. ¿Para qué esperar?…. No dejes para mañana lo que puedas hacer AHORA.

—Ok. En modo vigía todo el día a partir de ya.

—Pero no te creas que es tan fácil, cuando te des cuenta te habrás olvidado del ejercicio porque no forma parte de tu rutina diaria. Siempre hablamos sin pensar en lo que decimos, Y cómo no tenemos costumbre pues… la cabra tira al monte.

—Vaya ánimos.

—Es cierto. Disculpa. Retiro lo dicho. Y esto es algo que siempre deberíamos de hacer al detectar que hemos arrojado una piedra sobre nuestro tejado.

—Lo retiras y ya.

—Exacto. Y después corriges. Tú tírale que es una simple cuestión de práctica. Al principio serás consciente solo de algunas palabras y otras se te escaparan si que te percates, y poco a poco iras siendo cada vez más consciente de lo que vas diciendo. Pero vamos, poder, puedes.

—Ok. Tomo nota.

 

Equilibrando el eje

En todos los artículos sobre ejes hemos estado viendo cómo neutralizar las partes más negativas de un signo con su opuesto. Y en este, nuestro último artículo sobre ejes no iba a ser menos.

Con todo lo que hemos estado comentando sobre estos dos signos ya tenemos información suficiente como para saber equilibrar el lado más negativo de cada uno. Si en tu cabeza el pensamiento no cesa (Virgo), prueba la meditación, aunque sea de las activas visualizándote en una playa paradisiaca eso ya es detener ese frenético tren de pensamiento virginiano, y créeme que es suficiente. También te recuerdo que para que te funcione esta herramienta o cualquier otra necesitas crear el hábito, o sea, trabajarlo a diario, cualidad positiva del signo de Virgo que compensa el pasotismo, la pasividad y el no-hacer que genera un exceso de energía Piscis.

Por otro lado, como ya he dicho, Virgo tiene que ver con la vida misma, con nuestras actividades y quehaceres diarios, el trabajo, la perfección y la autoexigencia, que mientras estemos encarnados es algo imprescindible y necesario, ya habrá tiempo para el no-ser y el no-hacer cuando estemos del otro lado, pero recuerda que ni tanto ni tan calvo. Si tu cuerpo necesita dormir y descansar (actividades piscianas), es por algo. Así que «ecuanimidad». Ni nos obsesionemos en exceso por todo, ni pasemos hasta de pasar. Ni vayamos por la vida sin ver las calles ni tengamos que analizarlo todo al detalle. Ni lo uno ni lo otro, o mejor…, cada cosa cuando toque. Y con estas palabras ya me despido hasta el artículo de Libra. Pero si te apetece leer algo más sobre este eje tengo más artículos subidos.  Te paso el enlace del que escribí hace seis meses cuando tuvimos la Luna llena en el signo de Virgo. http://www.laexpansiondelser.com/orden-y-caos/

Un cordial saludo.
Patricia Pérez.

Summary
Article Name
El eje Virgo-Piscis
Description
En este artículo vemos las características de ambos signos y como se equilibran mutuamente.
Author
Publisher Name
La Expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: