Y ahora sí podemos decir que hemos llegado a la mitad de nuestro viaje. Con Libra iniciamos la segunda tanda, la de los últimos 6 signos. Ya comenté en artículos anteriores que el verdadero trabajo de crecimiento personal se produce a nivel interior y es precisamente en esas 6 áreas de nuestra vida que se corresponden con los 6 primeros signos donde realizamos lo más relevante de ese trabajo porque son signos que están estrechamente vinculados al desarrollo de nuestra personalidad. Las 6 siguientes son completamente diferentes, ahí ya no estamos solos. Hasta el signo de Virgo eres tú y solo tú, tú y tus circunstancias, tú y tus necesidades básicas, tú y las películas que te montas en la cabeza y que tienen que ver con tu proceso de maduración personal, eres tú y tu mism@ ya no hay más. Pero cuando llegamos al área 7 de nuestra carta todo cambia, ahí se añade a la ecuación un factor llamado «destino»… y un día vas por la calle y de repente aparece «el otro» y le ves caminando directo hacia ti…¡Hello!… I’m here….

Una vez entras en el área 7, nada sucede por casualidad, ni te encuentras con nadie por puro azar, siempre se cruzan en tu vida las personas con las que tienes algo que trabajar, eso te llega por destino, e inevitablemente tienes que interactuar. Entonces te das cuenta de nada es inocuo y que lo que haces o no haces, y lo que dices o no llegas a decir, afecta de un modo específico a esa otra persona y también a ti porque lo que hagas o dejes de hacer tiene efecto bumerán y a veces lo que llega de vuelta no es exactamente lo que a uno le hubiera gustado que pasara.  Pero si el juego en solitario ya de por si resulta complicado…, ese saber gestionarse uno mismo con todas las emociones, sentimientos, pensamientos, sensaciones… , no es que sea muy fácil, la verdad. Pues ahora mete a otro en la ecuación y ya ni te cuento. Y espera que en el área 8 donde con ese «otro» mantienes relaciones muy muy íntimas, y la cosa aún se complica más porque ahí se da el «juntos» y además el «revueltos» con todas las emociones, sensaciones, pensamientos y sentimientos de ambas partes vivenciadas en «uno mismo», vete y gestiona eso. Y bueno, luego está la 11, el colectivo, cómo afectas tú a esa conciencia de grupo y cómo eso te afecta a ti. Y como se trata de un colectivo…, los pensamientos, sentimientos, sensaciones y emociones de un grupo de personas…, pues no te digo como llega ese boomerang de vuelta, pero vamos, más grande se va haciendo esa bola de nieve, más fuerte es después la avalancha. Así que antes de dar el paso y salir al gran océano (los 6 siguientes signos) bajo el riesgo de cagarla por no haber medido bien las consecuencias de nuestras acciones, mejor nos volvemos a la anémona para pensar una buena estrategia antes de lanzarnos a nadar a mar abierto. Bendito Virgo que nos permite detenernos a pensar antes de actuar para poder hacerlo con el menor índice de error posible. Y seguro que te preguntas: ¿Cómo hago para volver del área 7 o cualquier área en la que me encuentre a la 6, la zona Virgo?…. Fácil, cuando te detienes a pensar antes de actuar ante otra persona lo haces siempre desde esa área. No cabe error ahí. Para eso no tienes que hacer nada; nada más que pararte a pensar fríamente antes de actuar y eso ya te coloca en tu área Virgo.  Y desde ahí siempre vas a tomar mejores decisiones que si te lanzas a lo camicace sin medir las consecuencias de tus actos, que es lo que sucede cuando actuamos desde la zona Aries de nuestra carta. Obviamente nuestro nivel de prudencia tiene que ver con estos tres signos. Aries (el camicace, el que actúa por calentón y no piensa) y después está el tándem Virgo-Libra (el que premedita antes de lanzarse  y después entra en el area 7 de forma segura (Virgo) y diplomática (Libra). Y que en ti predomine alguna de estas dos formas de actuar va a depender mucho de tu carta natal. Como tengas muchos cuerpos celestes en Aries y pocos en Virgo o Libra…, bueno, seguro que tus acciones pecan más de imprudentes. Si por el contrario tienes Libra o Virgo más cargado, entonces te costará menos frenar caballos y pararte a pensar antes de actuar. Igualmente no hay escusa que valga. Tengamos la carta que tengamos nuestras acciones tienen repercusiones y siempre es mejor pensar antes de actuar. Más que nada porque el karma que generes con tus acciones te lo comes tú.  Y vamos, sí o sí todos tenemos a Virgo en nuestra carta, así que con estelium o sin él, todos podemos o deberíamos de habitar esa área.  Actuar de calentón sin pensar es pasar del área 1 a la 7, sin pasar por la 6 a premeditar; que oye, a veces no nos queda otra porque la vida nos pone la situación delante sin previo aviso y ale…, torea…, y como te pares a pensar el toro te arrambla, y ahí pues nada, si sale bien perfecto y si sale mal…, ajo y agua.

Pero como nosotros aún estamos en el área 6, antes de que demos el siguiente paso en nuestra aventura para salir a nadar al gran océano y enfrentarnos a medusas, tortugas y tiburones, vamos a tener nuestro último encuentro dentro de la anémona, en la zona de ensayo y error segura de Virgo. Siempre habrá más probabilidades de que salga bien lo que nos traemos entre manos si lo hacemos a lo virginaiano, como el papá de Nemo, XD.

credito-twitter-luisllanomacedo-14

Eso sí, lo que jamás vamos a poder dejar de hacer, quiera Marlin o no, es salir de la anémona. Es ley de vida, nadie puede escapar de vivir su sino. Sí o sí tienes que hacerlo porque cuando son cosas del destino…, si Mahoma no va a la montaña es la montaña la que se presenta ante Mahoma y ale…, torea sin premeditaciones.

Así que si hay que hacerlo, hagámoslo bien. Y ese hagámoslo bien es …. sacando la mejor versión de nosotros mismos, la 8.0 o tal vez la 9.0. No sé cuántas actualizaciones puedas llevas a tus espaldas. Lo que sí sé es que llevamos seis meses de trabajo interior y eso se tiene que estar notando en ti, pero ya desde hace rato. Además, la luna nueva en Libra que da inicio a la segunda parte del trabajo se dio hace unos días y eso marca el inicio de algo distinto a lo vivido hasta ahora, se podría decir que el juego de verdad empieza aquí, en el área 7 de nuestra carta, al aparecer otro jugador, o puede que algunos más junto con unos cuantos npcs y todo eso dentro del mismo juego sí. Hasta ahora jugabas al solitario (De la casa 1 a la 6) mientras te currabas una skin, con todos sus accesorios y herramientas y ahora…. bueno ahora empieza el juego de verdad (De la 7 a la 11), ¿Has visto Free gay?… Si no la has visto aún, ya deberías, es una magnifica alegoría de lo que es el juego de la vida. Aunque es obvio que es una parodia del Fornite y los metaversos, aun así, refleja muy bien lo que es la vida, un juego en el que puedes vivir como esclavo de una programación ajena a tu voluntad o ser «Free gay» y reprogramarte para poder ejercer tu voluntad, al menos dentro de los márgenes permitidos de tu libre albedrío. Ya sabes que no podemos escapar de esa cosa llamada «destino», porque es lo que determina nuestro «Free city» personal. Pero ahí, dentro del juego, siempre hay un amplio margen de libre albedrío donde puedes construir tu paraíso personal o tomarte un capuchino si te da la gana. ¿Qué sería de la vida sin capuchinos, no?… uno siempre acaba harto de tomar la misma bebida.

Mi tesoro

Screenshot_20220921-190325_Google

Pero tengo que hacerte una advertencia antes de que crucemos al área 7, o al juntos y revueltos de la 8 o a cualquiera de las otras 3, esto es válido para todas de las demás áreas de esta nueva etapa. Salir ahí fuera implica que aceptas que la vida o el Universo ponga a prueba tu nivel de experiencia; todo eso que se supone que has ido aprendiendo en las 6 etapas previas, por supuesto a través de terceras personas. Y si superas las pruebas creces y evolucionas y sube tu nivel de juego o maestría. Peeeero (siempre hay un pero), hay una parte de ti que no quiere cruzar ese umbral porque peligra gravemente su integridad y sobre todo su supervivencia. Es el ego sí. Este tiene especial relevancia en las primeras etapas de tu aprendizaje, lo necesitas para sobrevivir. Si te fijas todos los niños son egoístas, miran solo por ellos pero ahí, en esa etapa, tiene su razón de ser, por un lado nos asegura la supervivencia, ya sabes, el que no llora no mama y por otro nos resulta de bastante utilidad para esa ardua labor de conocernos a nosotros mismos. Nadie mejor que Gollum para recorrer nuestras oscuras ciénagas. Y nada mejor que conocerse con total integridad para no perderse después en las ciénagas de un otro. O para no cargar bajo la responsabilidad del otro el salir o no de nuestra propia oscuridad. La felicidad es algo que depende única y exclusivamente de ti, el otro está ahí solo para que puedas compartirla con alguien y disfrutar. Pero es solo a través del autoconocimiento que puedes llegar a saber qué es lo que verdaderamente te hace feliz para así  poder dártelo tu mism@.  Eso sí, tampoco podemos pasarnos toda la vida ahí, en la etapa del autoconocimiento; la cosa es hacer ese proceso para después salir a la vida real. Los diamantes no se forman para quedarse bajo tierra, antes o después emergen o los sacan, y luego los agentes meteorológicos o humanos, los erosionan y los pulen. Pues con nosotros sucede igual, eso también es ley de vida. Así que, una vez hemos hecho ese proceso de autoconocimiento no tiene sentido seguir sosteniendo el ego porque nos lastra en esa siguiente etapa del camino. Libra no es tierra para egos, más bien es todo lo opuesto: El sacrificio de uno mismo en pos de un otro, o en pos de un ideal si es en Sagitario o Acuario. Así que ya te adelanto que en la siguiente etapa de nuestro viaje lo que vamos hacer es desacernos del anillo de poder (ego) que nos mantiene esclavizados en esas 6 primeras etapas. Emprenderemos el camino hacia la tierra de Mordor para poder arrojarlo en ese fuego donde todo se funde y se diluye (Piscis).

El problema está en que ese Gollum interior no quiere deshacerse de su tesoro. Él quiere seguir contemplando su ombligo, digo el anillo y vivir eternamente niño, sin hacerse cargo de ciertas responsabilidades. ¿Y cómo te frena?… pues sacando tu lado más oscuro, esas sobras que aún no has terminado de trabajar y andan escondidas por algún recóndito lugar de tu subconsciente. Pero vamos, siéndote sincera, tampoco creo que podamos deshacernos de ellas por completo, porque al igual que Gollum tiene su labor en esa misión de llevar a Mordor el anillo, nuestras sombras también tienen una labor y es mostrarnos qué narices es lo que nos hemos venido a trabajar en esta encarnación. Si no nos lo muestra la vida de algún modo, a ver como lo hacemos, ¿no?… Entonces la cosa no va de que tengas que ser jodidamente perfect@, ni que tengas que corregir todos los fallos antes de relacionarte con alguien, que va; para ir puliéndote tienes toda la vida. Se trata simplemente de que seas consciente de cuáles son tus sombras. Porque te va a atacar por ahí para que te sientas vulnerable, e incapaz de avanzar en lo que sea que te hayas propuesto y arrojes la toalla…, pero vamos, tú ni caso. Que aquí nadie es perfecto. Ya lo decía Jesús, el que esté libre de pecado arroje la primera piedra, y sabes?… nadie lo está, te lo puedo asegurar porque estudio Astrología y en todas las cartas hay puntos que trabajar de lo contrario no naceríamos. Siento decirte que encarnar en la Tierra no son unas vacaciones, aquí toooodos hemos venido a currarnos algo. Así que…, por las sombras pendientes no te frenes. Lo que sí es cierto es que una vez cruzas a la zona 7 se activa la ley del espejo y esas sombras que no te trabajas te las ponen delante a través de terceros a ver si así lo haces y eso puede hacer que tus relaciones se compliquen un poco, pero vamos si eres capaz de ver qué es algo que está en ti y que antes o después lo tienes que trabajar y no reaccionas de forma imprudente ante el otro generando retorno kármico…, la cosa no tiene porqué ir mal. Y entonces, el cómo te quieras trabajar eso pasa a ser de tu dominio personal. 

Por mi parte solo resta decir que estés pendiente de Gollum en el trayecto que nos queda hasta llegar a Mordor. No tienes que aniquilarlo, solo vigilarlo. Tienes que estar pendiente por si con sus artimañas te tienta para que arrojes la toalla. Después de haber llegado tan lejos no me gustaría que me dejaras tirada como Sam Sagaz a Frodo. Aunque tengo fe en que no lo vas hacer porque ya he visto la peli y sé muy bien como acaba la cosa, ja ja…, con el retorno del Rey.

 

Características de la energía en el signo de Libra

horoscopo_semanal-signos_del_zodiaco-astrologia_388722746_119668283_1024x576

Y ahora sí estamos listos para salir a nadar a mar abierto, pasemos al area 7, a Libra, al signo de la balanza, el equilibrio, la ecuanimidad y la armonía. De pensar antes en complacer al otro que a uno mismo. De los detalles. De la generosidad. Del 0 ego. De sumar en vez de restar. De salir a la calle regalando sonrisas y rindiendo pleitesías porque Libra es el signo de la dipolomacia y la cortesía, de la educación, los buenos modales, los principios éticos y morales y la auténtica condescendencia. Vamos, el signo que a todos nos encantaría tener como mejor amig@; aunque te recuerdo que todos tenemos Libra en algún punto de nuestra carta así que todos tenemos esas capacidades en nosotros, si no las manifestamos como buenos seres humanos es solo porque no terminamos de conectar con ellas, o porque Gollum a veces no nos deja, XD. Pero solo es cuestión de proponérselo porque dentro de Gollum hay un Sméagol y dentro de ti un auténtico Libra.

El equinocio

03-20_equinoccio-de-primavera

Cuando el Sol, en su recorrido por los 12 signos, abandona Virgo para entrar en el grado 0 de Libra se da el equinoccio. Y qué curioso que sea uno de los dos momentos del año donde tenemos las mismas horas de luz que de oscuridad, el equilibrio perfecto, pero es que eso es precisamente Libra, el signo de la balanza. El otro equinoccio se da cuando el Sol entra en Aries, su opuesto complementario por lo que ese eje nos habla más que ningún otro de templanza, de equilibrar energías opuestas y alcanzar un estado de armonía y ecuanimidad. Ni excesiva luz, ni excesiva oscuridad, ni excesivo calor, ni excesivo frío…. todo perfectamente equilibrado…, que lástima que no podamos vivir así todo el año ¿Verdad? … ¿Y por qué solo un par de días y después todo empieza a desajustarse hasta llegar a esos extremos donde pasamos de congelarnos a asarnos como pollos?… ¿Y por qué abundan en nuestra vida las circunstancias que nos llevan de un extremo a otro de la balanza?… Pues porque lo necesitas para tu experiencia. El entorno en el que realizamos nuestra actividades diarias determinan el tipo de matrix o «plataforma de juego»  que necesitamos para lo que sea que hayamos venido a experimentar en esta vida, que por cierto es bastante y muy variado, ya te he dicho que aquí lo que se dice de «vacaciones» no estamos; y resulta que en una zona de neutralidad no trabajaríamos ni aprenderíamos nada, por eso solo nos regalan un par de días al año: Los equinocios. 

Otra cosa muy distinta es cómo se supone que deberíamos de vivir eso. Todas esas circunstancias que nos van llevando de un lado a otro de la balanza ofreciéndonos experiencias diametralmente opuestas son para que practiquemos la ecuanimidad.  Para que no nos dejemos llevar por la inercia pues es a través de mantenerse en un estado de equilibrio, paz y armonía, que uno adquiere «maestría»…, o  aumenta su «nivel de juego». Pero el mérito está en hacerlo cuando el entorno está desajustado. Mantenerse estable ante las complejas vicisitudes de la vida es lo que determina nuestro nivel de juego; nivel que el Universo continuamente mide con todos esos retos a los que nos vamos enfrentando cada día. Detrás de las circunstancia más tontas y absurdas puede haber una prueba de nivel, y así tooodo el día tooodos los días… Y a veces las circunstancias más bien son jodidas… ¡Pero es lo que hay!…, nadie dijo que esto fuera facil. No obstante…, si decidimos venir a sabiendas de lo que había es porque segurísimo que nos compensa la recompensa, si no, no lo haríamos, que tan tontos no somos. Así que no desesperes porque todos tus esfuerzos pronto te serán recompensados. Por suerte también conocemos muy bien como acaba la historia de los 12 trabajos de Hércules: Ganándose un puesto en el Olimpo a pesar de todas sus cagadas que la verdad, no fueron pocas. En la de hoy, sí, también la caga. Aún así le cuenta como válida porque como siempre digo, no se espera de ti que hagas bien cada trabajo sino simplemente que lo hagas. Para los dioses eso ya cuenta pues a veces la verdadera valoración está en la lección que aprendemos por el camino. Y sin más preámbulos pasamos a la historia de hoy. 

 

La captura del jabalí de Erimanto

ss

En el trabajo anterior, el del cinturón de Hipólita, vimos que por alcanzar sus objetivos ella muere. Pero es que en este de hoy sucede algo aún peor. Por no controlar un impulso en este caso el de beber y embriagarse, no sólo muere uno de los mejores amigos de Hércules, el centauro Folo sino que encima es cuando hiere al centauro Quirón, otro buen amigo. Ya te hablé de él cuando vimos el signo de Virgo.

En esta prueba otra vez logra su objetivo, pero a un alto precio…, otra súper cagada de nuestro aprendiz de héroe. E insisto en el asunto solo para darte ánimos y porque es importante, a efectos kármicos lo que importa no es ganar sino participar. Por fuera puede parecer que fracasas pero a nivel personal sucede otra cosa muy distinta, hay cagadas que pueden llegar a ser jodidamente transformadoras. De los errores es de donde más se aprende. Y eso es lo que cuenta, porque cada lección integrada te transforma. Eso es «crecimiento personal», aunque no lo creas es algo mundano que nos sucede cada día, y la mayor parte de las veces ni te enteras, pero es cierto que hacemos trabajos de Hércules y evolucionamos constantemente. Así que el cielo ya lo tenemos ganado, en nada nos vemos en el Olimpo.

Y con esto terminamos por hoy, pero no sin antes comentarte lo más relevante de esta historia que es… que todo salió mal porque no pudo controlar ese impulso (Aries) de beber y emborracharse y por eso todo se fue de madre. Los demás centauros se percataron de que se estaba bebiendo su vino y se lío parda. !What a disarter!»… Después sí, capturó al jabalí, lo entregó y toda la pesca. Pero en lo que se refiere a controlar ese impuso característico del humano de hacer algo a sabiendas de que no se debe hacer (robar y emborracharse)…. y además sufriendo otros las conseciencias…, bueno, sin comentarios.  Aún así se ganó el cielo así que fijo que tú y yo también entramos aunque por el camino nos saltemos algunas reglas. Mientras nadie muera ni salga gravemente herido…. no vamos mal.

Y ahora sí me despido. Un cordial saludo y nos vemos para el novilunio de Escorpio. Acuérdate por cierto de releer el eje Aries–Libra para el plenilunio. http://www.laexpansiondelser.com/templanza/ Y no, en este signo no tienes más deberes que salir a la calle y vivir la vida, que tu destino puede aparecer en cualquier esquina.

¡Hasta más ver!

Patricia Pérez.

Summary
Article Name
Ecuanimidad
Description
En esta ocasión hablamos de la relevancia que tiene en nuestra vida esa energía del signo de Libra para poder llevar una vida en equilibrio y armonía.
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: