Ya es una verdad bastante extendida y conocida por la gran mayoría del colectivo, que lo que dejamos entrar en nuestra conciencia es lo que da forma a nuestro mundo, y a esa realidad que experimentamos cada día.

Pero todos tenemos en mayor o menor medida algún asuntillo inarmoniosos en nuestra vida que nos disgusta, de lo cual nos quejamos porque nos desagrada, y si aún caemos en este error es que no somos del todo conscientes del daño que eso genera en nuestra vida. Donde pones tu atención pones toda tu energía!!… las quejas y lamentaciones no hacen más que meter una energía extra en aquellos asuntos que nos desagradan creando justo el efecto contrario del deseado que sería alejar esas discordias de nuestro diario vivir, porque a través de las quejas le estamos damos toda nuestra atención,  y como ya he dicho: “donde ponemos nuestra atención ponemos nuestra energía”. Así pues, con quejas y lamentos no hacemos más que potenciar dicho escenario y prologar la desarmonía en el tiempo, ya que a través de la cantidad de energía recibida es que algo crece y se desarrolla o por el contrario mengua y desaparece, lo que alimentas con tu energía es lo que crece y se fortalece en esa realidad a la cual vas dando forma cada día a través de tus palabras, tus pensamientos y tus emociones. Si no quieres que tu vida se llene de situaciones que te desagradan,…¿por qué le prestas toda tu atención?… ¿Por qué las nutres con tu energía?…. Energía que no estás metiendo a tus proyectos y que éstos necesitan para ver la luz en algún momento. Es mucho mejor, ignorar y dejar de prestar atención a todas esas situaciones que nos desagradan e incomodan y con un déficit de energía no van a poder subsistir mucho tiempo y antes o después terminaran por desaparecer de nuestra realidad personal, o al menos se alejaran de ella.

Por eso es de vital importancia ser muy cauto con aquello que dejamos entrar en nuestra conciencia, pues ésta es una tierra muy fértil, donde cada semilla plantada a través de las palabras, los pensamientos y las emociones va a dar un fruto, fruto que va a crear una realidad para ti, por lo que hay que ser muy precavido con lo que dejamos entrar en ella. De las semillas pueden crecer tantos los mejores frutos como la cizaña y las malas hierbas. ¿Como te gustaría que fuera tu vida entonces?…. Tenlo claro, tú eres el responsable de cuidar el tipo de semilla que dejas anidar en tu conciencia pues lo que siembras es lo que recoges, y si quieres buenos frutos no queda otra que plantar buenas simiente, no hay otro modo!

Jesus dijo: “Yo Soy la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar”…. Queriendo decir con ello, que solo nosotros somos los guardianes de esa puerta que permite el paso tanto de las mayores bendiciones imaginadas como de las mayores discordias, y somos por tanto completamente responsables de todo aquello que dejamos entrar a través de esa puerta que ningún hombre puede cerrar. Sé capaz de reconocer la semilla que da buenos frutos, de la que da malas hierbas; sé capaz de cerrar la puerta a esas semillas que solo harán crecer cizaña en tu vida, y por el contrario sé capaz de abrirla a toda la prosperidad y abundancia que esta existencia terrenal pueda ofrecerte para vivir con cierta armonía y calidad de vida. Deberíamos pues de poner en esa puerta a nuestra conciencia unos filtros de seguridad que impidan entrar esas semillas de cizaña, igual que hacía el gran maestro Sócrates, para ser muy cuidadoso de lo que dejada entrar en su conciencia, sede de todo su trabajo y conocimiento,….

Veamos aquella historia de los tres filtros de Sócrates:

Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar de esta manera:
⁃ ¡Maestro! Quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…
Sócrates lo interrumpió diciendo:
⁃ ¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de los Tres Filtros lo que me vas a decir?
⁃ ¿Los Tres Filtros…?
⁃ Sí! – replicó Sócrates. – El primer filtro es la VERDAD. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?…
⁃ No!…lo oí decir a unos vecinos…
⁃ Pero al menos lo habrás hecho pasar por el segundo Filtro, que es la BONDAD: ¿Lo que me quieres decir es por lo menos algo bueno y de provecho?….
⁃ No!… en realidad no… más bien es al contrario…
⁃ Ah! -interrumpió Sócrates.- Entonces vamos al último Filtro. ¿Es realmente NECESARIO que me cuentes eso?
⁃ Para ser sincero, no…. Necesario no es.
⁃ Entonces -sonrió el sabio- Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario… sepultémoslo en el olvido…

Medítalo seriamente,…. ¿Para qué queremos dejar entrar en nuestra conciencia nada que no vaya a ser productivo para nosotros, nuestra calidad de vida y nuestra prosperidad. Si pones tu atención en chismes, abres la puerta de tu conciencia a posibles discordias en tu mundo que te van alejar mucho de alcanzar esa vida que realmente deseas vivir. El boca a boca siempre distorsiona la realidad, así que cualquier comentario o juicio de terceros, ni es necesario, ni es algo bueno, ni tampoco es verdad, pues hay que estar dentro de los zapatos de alguien para entender verdaderamente que lo ha llevado a actuar de una manera determinada o de otra. Ante esas situaciones mejor poner filtros y si dicha información no le va a meter un buen chute de energía a todos nuestros buenos proyectos, mejor cerremos la puerta a esa información. Aprendamos a ser vigías de nuestra conciencia, pues en ese sencillo acto reside la clave de nuestro crecimiento personal y nuestra evolución como seres espirituales.

Un Salido!
Patricia Pérez

Summary
Article Name
Donde pones tu atención, pones toda tu energía!!
Description
Ya es una verdad bastante extendida y conocida por la gran mayoría del colectivo, que lo que dejamos entrar en nuestra conciencia es lo que da forma a nuestro mundo en la realidad que experimentamos cada día. Todos tenemos en mayor o menor medida algún asuntillo inarmoniosos en nuestra vida que nos disgusta, de lo cual nos quejamos porque nos desagrada pero si caemos en este error es que no somos del todo conscientes del daño que esto genera en nuestra vida. Donde pones tu atención pones toda tu energía!!... las quejas y lamentaciones no hacen más que meter una energía extra en aquellos asuntos que nos desagradan creando justo el efecto contrario del deseado que sería alejar esas discordias de nuestro diario vivir, porque con ello le estás dando toda tu atención y como ya he dicho: "donde ponemos nuestra atención ponemos nuestra energía"
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: