Antes de responder a esa pregunta piensa, ¿qué es para ti el destino?… El destino es partir de un punto y dirigirse a otro, conlleva un movimiento y un desplazamiento, es coger un vehículo en un punto y dirigirte hacia otro punto, puedes cambiar de latitud y longitud, y ahora con el GPS es muy fácil, metes las coordenadas y te dirige hasta tu destino. O puedes coger un avión con destino a Londres y cambiar de país, o a China y cambiar de continente. Y qué diferencia tiene esto con lo que denominamos el “destino de nuestra vida”?… Todos los días nos movemos, en coche o andando y nos desplazamos, tenemos pues un destino al cual nos dirigimos a diario. Otras veces rompemos la monotonía y nos programamos un viaje, y si pude ser bien lejos, y fijamos nosotros el destino y el rumbo hacia donde dirigirnos, ¿pero tenemos algún control sobre el destino de nuestra vida?… si es que lo hay, claro!

Continuamente vivimos moviéndonos hacia múltiples destinos escogidos por nosotros, pero todo ser humano se pregunta en algún momento en concreto si hay un destino en particular en su vida. Entonces es cuando surgen las preguntas del tipo,….¿Estamos predestinados a que nos pasen ciertas cosas?… ¿Estamos predestinados a encontrarnos con determinadas personas?… ¿Estamos predestinados a realizar algo en particular en nuestra existencia?…. Hay quien no cree en estas cosas, hay quien no cree en el destino, ni en vidas pasadas ni en que haya nada después de la muerte. Desde luego no es mi caso, de siempre me he sentido tan atraída hacia esas incógnitas que no he podido dejar de buscar información en un sin fin de libros que corroboran mis creencias. No es mi intención hacer apología de esta filosofía pero desde luego, cuando el río suena agua lleva. Numerosas religiones se basan en esas creencias; en las reencarnaciones, y en que a través de ellas es que nos vamos perfeccionando a nosotros mismos, vamos creciendo, evolucionando y tomando conciencia de lo que verdaderamente somos, aunque nos tome muchas encarnaciones lograrlo, porque en el camino vamos cometiendo errores, a veces aprendemos la lección a la primera y otras veces necesitamos más de una encarnación para lograrlo. Y este lógico razonamiento nos lleva a aceptar el concepto de que hay un Karma, vinculado a una existencia anterior en la que hemos podido dejar materia pendiente por trabajar, considerándolo en este caso como karma pendiente; o por el contrario si has logrado los objetivos anteriores tendrás un nuevo objetivo o materia nueva que trabajar y perfeccionar en otras áreas diferentes de la existencia. Porque nuestra alma no deja de evolucionar y es, porsupuesísimo, esta existencia, la universidad de alma;  donde puede alcanzar la maestría y definirse como lo que verdaderamente es, tomando conciencia de su auténtico rol en su existencia universal.

Y si aceptamos esta premisa, realmente sí que venimos a algo en concreto a experimentar en esta vida; sí que venimos con un determinado destino y sí que nos encontramos con determinadas personas con las que estamos predestinados a encontrarnos para un fin en concreto, probablemente para que a través de ellos vayamos trabajando y perfeccionando nuestro comportamiento que es la materia para ese examen de graduación. Y a mí me cuesta creer algo diferente a esto pues la literatura que apoya esta filosofía y creencia religiosa es infinita, es además infinitamente más grande que la que lo refuta.

Y si el destino es cambiar de lugar en el espacio, es moverse, es hacer un viaje,…
¿No es la vida en sí misma un viaje?…. ¿No es la vida en sí misma un destino a donde ir?… Un viaje a la maravillosa experiencia de existir en el plano físico de la materia en el planeta Tierra. Un viaje sobre el cual no puedes decidir el destino, ¿o sí?…. Porque ¿quien dice que fuera de esta existencia física no lo hayas podido programar tu mismo?…. Si sí!… Este viajecito a la Tierra,… ¿No eliges la carrera universitaria que quieres cursar según tus posibilidades?…. Y si la vida es la universidad del alma, ¿no habrás elegido dentro de tus posibilidades también la materia a cursar?…. ¿Y no querrías volver a poner a examen, materias de cursos anteriores con baja puntuación, para tener la oportunidad de redimir tu antigua calificación?… Y aquí entran a escena otras personas; pues las pruebas siempre son a través de segundos y terceros, es a través de las interacciones humanas que superamos o no, las pruebas en las que nos hemos matriculado antes de nacer; porque ya vienes con un compromiso marcado y naces y pierdes la conciencia de ello; no lo recuerdas, pero no venimos a ciegas del todo porque no habría modo de realizar aquellas cosas pendientes; nos perderíamos en la existencia y nada tendría sentido en nuestras vidas y sin embargo sí que lo tiene, conforme avanzamos en la vida vemos que hay una razón de ser y algo que da ese sentido a nuestra existencia; vemos como hay una sincronicidad en las circunstancias que marcan el devenir de nuestras vidas y vemos como hay una fuerza detrás de las cosas que nos va empujado sin que nos demos cuenta de ello hacia los sitios donde debemos estar y allí nos encontramos justo con las personas con las que nos tenemos que encontrar, tal vez para resolver temas pendientes o simplemente porque esa es la persona idónea que te ayuda a que puedas hacer algo en concreto que te propusiste hacer antes de nacer, y tal vez eso que te propusiste sea algo sencillo y no pase tampoco nada si no lo haces, pero,… ¿y si era algo importante para tu evolución? algo de mucho peso que te ayuda en tu graduación de una materia en concreto, una que tenías pendiente de tiempo atrás y ya tocaba resolver. Pero las cosas importantes para nuestra evolución nunca quedan al azar. Antes de nacer escogemos la posición de los planetas más adecuada para que al menos podamos realizar las cosas más importantes, y son los tránsitos planetarios sobre ese cielo natal los que van activando a modo de detonador esa fuerza que nos empuja a realizar aquello a lo que nos comprometimos antes de venir a encarnar y justo en el momento adecuado para nosotros según llevemos nuestro grado de evolución; no se van a dar las cosas antes de que estemos preparados para ello, lo que sí puede pasar es que si se acerca la fecha planeada y tú no estás preparado, te van a meter mucha presión para que te muevas rápido, la vida te presionará de la forma que sea necesaria hasta que reacciones. Y a veces te pasan cosas no muy agradables, circunstancias complicadas que a ojos de tu racionalidad parecen injusticias, pero pasado un cuerto tiempo, miras hacia atrás y ves a donde te empujó esa circunstancia, y bajo un entendimiento mayor de la situación, ya puedes vislumbrar que una fuerza mayor andaba detrás de que ti presionando, para dieras ciertos pasos en la dirección correcta porque tal vez, andabas despistado y te desviaste de tu camino y la vida te volvió a colocar en él. Pero a veces no somos conscientes de ello y nos quedamos solo con el pensamiento de haber sufrido injusticias, hace falta una gran conciencia para darse cuenta de que siempre hay una fuerza superior detrás de cada acción.

Y si bueno, si damos por hecho que podemos elegir las materias, dentro siempre de nuestras condiciones básicas, ¿por qué no los compañeros?…. Piensa!…¿Por qué conectamos con unas personas y con otras no?… ¿Por qué sientes afinidad hacia cierto tipo de personas y te sientes bien hablando con ellas y sin embargo con otras no?…. Hay algo mucho mayor, detrás del físico de la gente y es con esa vibración con la que conecta tu alma, y por eso te puede agradar o no, y no pasa nada, somos muchos seres y según nuestro camino así vibramos con unas personas y con otras no. Lo que está muy claro es que no vas a conectar nunca con nada, ni nadie que no esté dentro de tu plan evolutivo como alma. Todo lo que aparece en tu vida con lo que sientas cierto feeling, eeeeeso!, forma parte de tu plan evolutivo, es fácil, tira por ahí!… Porque eso es una gran pista. Hay cosas en las que tienes muy claro que no te meterías jamás; otra pista, y eeeeeso, con lo que no conectas, seguro que no forma parte de tu plan. Aun yendo a ciegas vemos cosas, porque por instinto sabemos lo que sí y lo que no forma parte de nuestro programa de vida. La intuición que todos tenemos en mayor o menor medida, es otro indicio de que no venimos tan a ciegas, solo hay que aprender a escuchar, y a entender que nos dice esa parte interior de nuestro ser.
Pero otras veces entran algunas personas o cosas que no nos gustan y por más que desearíamos alejarnos de esa situación, eeeeeso, no desaparece de tu vida!… ¿qué pasa entonces con este tipo de situaciones?…. Pues que si no se va de tu vida es que, lo quieras o no, forma parte de tu plan evolutivo; ¡Apechuga con eso!… Recuerdas?… Es a través de las personas que vamos superando pruebas; toda relación con todo pichichi te trae una energía a trabajar, habrán personas que te encanten y personas que te cueste soportar; pero las pruebas de nivel no van a ser fáciles, suelen ir teñidas de matices conflictivos y asperezas que molestan; cuanto más complicada sea tu relación con alguien puede que mayor sea el nivel de esa prueba; piensa esto siempre, antes de enfadarte por la situación que sea, con cualquiera de las relaciones complicadas que tengas en tu vida, párate y piensa que una vez superes la prueba ¡todo cambia!… Puede que esa persona desaparezca de tu vida, o puede que se quede para siempre, pero la relación ya no será la misma, te lo aseguro. Eso que tanto te molesta de alguien es algo que debes trabajar en ti mismo; y una vez tomas conciencia de ello y decides realizar los cambios pertinentes en tu comportamiento, y te armonizas con esa situación, tú jamás vuelves a ver tu situación con esa persona igual, porque ahora eres consciente de algo que antes no veías, por tanto tú ya no eres el mismo de antes, por lo que todo cambia si cambia tu actitud ante las personas, la vida misma cambia si cambia tu actitud hacia la vida y cuando llega ese momento te das cuenta de que has superado esa prueba. ¿Y qué te deparará ahora el destino?… Porque a todo esto no has respondido a la pregunta inicial,… ¿Crees en el destino?…. ¿Estamos predestinados a que nos sucedan determinadas cosas?… ¿Estamos predestinados a encontrarnos con determinadas personas?…. Yo ya di mi respuesta!…. Y no puedo no creer en el destino porque la esencia de la Astrologia es indagar en la carta natal para sacar toda la información posible sobre tu destino y tener las herramientas necesarias para saber a qué te enfrentas. Pero la cuestión no es si lo creo yo, sino si lo crees tú!… ¿No crees que vienes predestinado a que te pasen ciertas cosas que te marcan el camino a seguir?… ¿No crees que encontrarte en esta vida con determinadas personas también te ayuda determinar el rumbo hacia ese destino?… ¿No crees que has venido hacer algo en concreto?…. ¿Porque interiormente si crees que hay un destino verdad?….

NAMASTE!!!!
Patricia Pérez.

Summary
Article Name
¿Crees en el destino?...
Description
Antes de responder a esa pregunta piensa, ¿qué es para ti el destino?... El destino es partir de un punto y dirigirse a otro, conlleva un movimiento y un desplazamiento, es coger un vehículo en un punto y dirigirte hacia otro punto, puedes cambiar de latitud y longitud, y ahora con el GPS es muy fácil, metes las coordenadas y te dirige hasta tu destino. O puedes coger un avión con destino a Londres y cambiar de país, o a China y cambiar de continente. Y qué diferencia tiene esto con lo que denominamos el "destino de nuestra vida"?... Todos los días nos movemos, en coche o andando y nos desplazamos, tenemos pues un destino al cual nos dirigimos a diario. Otras veces rompemos la monotonía y nos programamos un viaje, y si pude ser bien lejos, y fijamos nosotros el destino y el rumbo hacia dónde dirigirnos, ¿pero tenemos algún control sobre el destino de nuestra vida?... si es que lo hay, claro!
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: