En el tema de energías, este es un punto muy importante, «el inicio», el modo en que empezamos algo, y no importa de qué algo se trate, pues todo en nuestra vida no es más que el movimiento de una determinada energía. Hay un dicho respecto a esto que dice así «Con las energías que empiezas algo así transcurre ese algo»….. Esto es que, según la actitud que tengas respecto a lo que estás empezando, así tomará un determinado rumbo la energía de ese algo, ya sea un proyecto, o el año nuevo, el mes que empieza o el simple día a día. Hay muchos días en los que todo parece ir mal y conforme va avanzado terminamos por decir en algún momento,… «parece que hoy me he levantado con el pie izquierdo»…. Correcto!…. Porque levantarse con el pie izquierdo significa no haber empezado con las mejores energías ese día; los diez primeros minutos nada más despertarnos toman un cariz importante en el devenir del día, por tanto si tomamos conciencia de ello, nada más levantarnos, podríamos incidir de alguna manera en que puedan acompañarnos energías más favorables que si no lo hacemos. Hay dos opciones aquí, la primera es tomar conciencia y eso significa tomar el timón de tu barco y fijar el rumbo que quieres llevar ese día; y la segunda opción es levantarte cual zombi, en piloto automático y dejar el rumbo en manos del azar; ¿Qué ocurre en esta segunda opción?…. Pues que según vayas vibrando a lo largo del día, irás atrayendo determinadas circunstancias para el devenir de ese día en particular, porque conforme vibras así atraes, y como tengas la mala suerte de tropezar nada más salir a la calle con alguna circunstancia que baje mucho la frecuencia de tu vibrar, te convertirás en un imán de bajas frecuencias e irás atrayendo circunstancias de esa vibración. Una vez entras en esa dinámica cuesta mucho salir de ella por la sencilla razón de que no somos capaces de cambiar a voluntad nuestra forma de vibrar, pues no tenemos costumbre, porque si se entrena, sí que se puede tener este dominio y ante circunstancias desestabilizadoras se podría restaurar la frecuencia alterada; pero como por regla general no se tiene ese control siempre será mejor intentar mantener una buena vibración para atraer las mejores circunstancias a tu vida. Por tanto la mejor opción es la primera, tomar conciencia esos 10 primeros minutos nada más despertar, total, que te cuesta?… Nada!… Porque lo puedes hacer cómodamente antes de salir de la cama; ¿quién no se queda remoloneando un rato después de sonar el despertador?…. A mí desde luego, me cuesta salir enseguida, ¿y porque no aprovechar ese espacio de tiempo perdido hasta que nos levantamos, para hacer algo productivo?…. Eso sí sería aprovechar bien el tiempo, y con ese gesto tan sencillo marcaríamos una grandísima diferencia en nuestro día. Pues esto significa tomar el control, marcar el rumbo de tu diario vivir y créeme que estás capacitado de sobra para hacerlo. Reflexiona por un momento!…. ¿Qué haces tú nada más despertarte?…. Y deberías de tomarte unos días para observar que es lo que realmente haces cuando abres lo ojos tras sonar el despertador y también lo primero que realizas cuando sales de la cama y después de ser consciente de ello, puedes intentar encauzar las energías hacia un fin en particular. Se pueden trabajar muchas cosas en esos primeros 10-15m, desde enfocar tu atención para mejorar alguna faceta de tu vida o algún hábito que quieras cambiar, como alguno saludable que quieras adquirir, o hasta poner orden en tu día decidiendo las cosas que harás y enfocando toda tu mente y tu intención en cómo quieres que eso suceda. Haciendo esto, ósea, teniendo una idea muy clara de cómo te gustaría que sucediera algo, tienes muchas más posibilidades de que así ocurra, pues si lo piensas vibras en esa frecuencia y si atraemos a nuestra vida según vibramos tendremos muchas más posibilidades de que pase lo que nosotros queremos, que si lo
lo dejamos en manos del azar. Y lo mismo ocurriría con en inicio de la semana, del mes y del año; toma coincidencia siempre y pon tu intención para que puedan ocurrir las cosas que te gustaría que ocurrieran en esa semana, mes o año; pero sobre todo piensa en empezar con las mejores energías posibles y no olvides dar gracias también por ello, por tener la oportunidad de comenzar un nuevo día, cada nuevo día es un lienzo en blanco, una nueva oportunidad para hacer las cosas que quieres, para enmendar errores, para co-crear el futuro que desearías tener, pintar ese lienzo con tus mejores pinturas y eso se logra levantándose por las mañanas con las ganas de querer alcanzar esta noble causa.

               Por otro lado como decía, el empezar de algo tiene mucha importancia, y esto es aplicable a todo lo que hagamos. Yo empiezo proyecto nuevo con esta               página, y desde luego que estoy poniendo mis mejores intenciones y energías, para que al igual que hago yo, tomando el timón de mi barco y el control de mi         vida, más gente quiera hacerlo, y por eso también he querido empezar este apartado de la página que dedicaré al estudio y conocimiento de las energías a                 través de diversas disciplinas con las que trabajo, (Reiki, Astrología y Feng Shui) con un artículo sobre la importancia que tiene el iniciar algo con todo el                 entusiasmos posible. Espero de corazón poder ayudar e inspirar a la gente y tener la capacidad de ofrecer los métodos y consejos suficientes para que todos             puedan ser líderes de sus propias vidas!

Compartir: