Recién entramos en la nueva Era, los viejos sistemas de creencias van cayendo y en su largar se alzan nuevas ideologías como la co-creación de la realidad, la ley de la atracción, el pensamiento positivo, etc,…. pero éstas son solo directrices que funcionan si se asientan sobre unos cimientos sólidos, las casas no se empiezan por el tejado, sino por la base. Meterse de lleno en el moviento “new age” sin haber creado primero una buena base en ese procesador de la realidad que es nuestra mente, donde encajen y se sostengan estas creencias de pensamiento positivo, se queda solo en eso, en un pensamiento que se lleva el viento, pero que no genera un verdadero cambio en nuestra vida, ni nos permite co-crear la tan esperada realidad que deseamos. Esto a la larga genera el abandono del nuevo sistema de creencias por no ver los resultados deseados y en verdad, no es que no funcione, el problema radica en que se abarca solo desde el pensamiento y  habría que llevarlo mucho allá si queremos que funcione, si queremos ser realmente co-creadores de nuestra realidad. Para lograr el éxito en esta cruzada, es imprescindible aplicar la tríada “coherencia-honestidad-persistencia” con total pulcritud. No se puede pensar una cosa, decir otra distinta y luego hacer en nuestra vida algo que nada tiene que ver con las otras dos. Para alcanzar el éxito no solo hay que pensar en positivo sino que hay que vivir en total coherencia con lo que se dice y se piensa. Y se necesita de mucha honestidad para alcanzar nuestras metas y objetivos, pues no depende solo de nosotros, recuerda que es “co-creación” hay más factores implicados en lo de crear la realidad y piensa que al Universo no lo engañas, tan solo te engañas a ti mismo! Si dices una cosa y luego haces otra muy distinta, tú palabra, herramienta de creación, pierde toda credibilidad ante el principio creador y con este comportamiento estarás perdiendo el crédito que el Universo, el principio creador o Dios te puede dar para que tus palabras creen la realidad que quieres. Así que mucho ojo con las palabras salen por tu boca pues eso en verdad, es lo que da forma a tu realidad. Dios mismo creó con la palabra, Juan 1:1 “ En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. 2 El estaba en el principio con Dios. 3 Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho…”

Si la palabra es Dios y no la utilizas con el respeto que se merece, olvídate de crear nada por más pensamientos positivos que tengas. Si faltas a tu palabra, faltas al principio creador y éste no te da el crédito que necesitas para alcanzar tus objetivos. Para que esto pueda funcionar uno tiene que decir lo que piensa y hacer lo que dice, esto es vivir en total coherencia respecto a lo que se quiere alcanzar y luego, sostenerlo en el tiempo para que se pueda materializar. Se requiere de mucha persistencia hasta que se logra realmente vivir en resonancia con lo que se desea; si aguantas el pulso y de verdad te mantienes en esa frecuencia a pesar de las fuerzas que te van a venir en contra, entonces lo logras. Porque esta parte no te la cuentan de entrada en el movimiento “new age” uno se queda con cierta facilidad con el concepto de pensar en positivo pero hay mucho más a tener en cuenta,…. a parte de la honestidad y la coherencia, hay que echar un pulso al Universo también. Cuando te mueves en una dirección inmediatamente aparece una fuerza opuesta a tu movimiento, es una ley física, fuerza que tendrás que vencer y la persistencia vence a la resistencia. No es tan sencillo como pedir algo y el universo lo concede, nooooo!… hay leyes Universales en marcha, en cuanto pidas y empieces a moverte aparecerá la fuerza opuesta y tendrás que luchar contra esa fuerza oponente, que el mismo Universo ejerce contra ti. No es del todo cierta la frase “el universo conspira a mi favor”…. más bien es al revés, co-crear es sacar tu naturaleza divina entonces se lo vas a tener que demostrar con un pulso, no te van a regalar nada por decretarlo y ya está!…. esto lo tienes que tener presente cada vez que pidas al Universio. Como hijo de Dios estás capacitado para crear realidad, pero para hacerlo se te exige cierta responsabilidad y el Universo te pone a prueba para ver si estás capacitado o no lo estás, solo si demuestras un cierto grado de madurez y maestría es que el Universo te dará lo que pides, no antes. Se te valora por tanto la perseverancia, la honestidad y la coherencia en pensamiento, palabra y obra. Y esto no es nada nuevo, ya nos dijo el maestro Jesus hace 2000 años: “hay que vivir en pensamiento, palabra y obra”…. y solo entonces se alcanza ese grado de maestría que te permite co-crear. Sin coherencia, honestidad y persistencia no hay existo, solo por pensar positivamente no se mueven montañas, ni se abren las aguas para que pasemos,…. todos los grandes maestros de la historia vivían acorde a lo que enseñaban, predicaban con el ejemplo, vivían en total coherencia con lo que decían y pensaban, eran uno con Dios entonces Dios en ellos, su fuerza divina interior, es la que obraba los llamados “milagros” que perfectamente podemos denominar co-creación de la realidad o magia dado el nivel de sus logros. Y todas sus enseñanzas iban enfocadas a esta unión con el principio creador, para que nosotros humanos corrientes empecemos a comportarnos como los hijos de Dios hechos a imagen y semejanza del padre y con la capacidad de crear realidades, tal cual el mismo Jesús dijo que podríamos lograr, siguiendo sus directrices.  Y que nos lo impide? Pues que no se tiene ningún respeto por la palabra y si la palabra es Dios y no la honras,…¿cómo esperas que el Universo te apoye en tus creaciones?…. eso sin contar que tú mismo, con tus palabras, te esclavizas y te enredas con el Karma. Para revertir el proceso necesitas de mucha paciencia y perseverancia, pues tu realidad actual trae una inercia de las palabras de tu yo pasado, primero hay que esperar que esa realidad creada por ti en el pasado se termine de manifestar para dejar paso a la nueva realidad que dependerá de qué tan cuidadoso seas con tus palabras, y ahora sí, de tu capacidad para mantenerte en ese pensamiento positivo y vibración sostenida en el tiempo, que por resonancia (lo similar atrae lo similar) te traerá lo que deseas materializar en tu vida. Pero el pensamiento positivo y la vibración es el final, no el principio, es el tejado de la casa y no los cimientos. Y bueno, si tú realidad presente es el resultado de tu Yo pasado, tú Yo presente crea tu realidad futura, es solo cuestión de empezar y persistir en el tiempo,…. ¿te animas a crear tu realidad?…..

 

Un saludo!

Patricia Pérez

Summary
Article Name
Coherencia, honestidad y persistencia “La Triada Del Éxito”
Description
Recién entramos en la nueva Era, los viejos sistemas de creencias van cayendo y en su largar se alzan nuevas ideologías como la co-creación de la realidad, la ley de la atracción, el pensamiento positivo, etc,.... pero éstas son solo directrices que funcionan si se asientan sobre unos cimientos sólidos, las casas no se empiezan por el tejado, si no por la base. Meterse de lleno en el moviento “new age” sin haber creado primero una buena base en ese procesador de la realidad que es nuestra mente, donde encajen y se sostengan estas creencias de pensamiento positivo, se queda solo en eso, en un pensamiento que se lleva el viento,
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: