3. El viaje del héroe: Aries 13  “El círculo de la vida”

Para el plenilunio, pasaremos a desarrollar la siguiente parte del trabajo: La del temple. El arte de saber alcanzar ese equilibrio interior integrando la energía del signo opuesto para poder jugar con ambas a la vez, con lo frío y lo caliente, hasta lograr exactamente la temperatura que necesitas para que tu vida sea «warm» y puedas alcanzar paz, equilibrio y armonía (al menos en una gran parte de tu día). Pero antes de que podamos llegar ahí, necesito que conozcas un poco mejor el comportamiento de la energía de cada signo y te ubiques bien dentro de esta historia del viaje del héroe para que después sepas cómo llevar todo lo que vas aprendiendo a tu vida cotidiana. Y para que puedas lograrlo con éxito, pues no es nada simple la tarea, cada signo en sí mismo es tan basto e inexplorable como un universo (o al menos lo es para la mente humana de tercera dimensión), tenemos que tirar de la simplificación y de las historias corrientes y sencillas. Y poco a poco, sin prisas y con paciencia (tenemos todo un año para hacerlo) ya iremos ampliando esta información que hoy te doy. Pero para poder dar los primeros pasos en esa dirección…, antes que nada, hay que gatear…, y ya después andar, luego correr, y después puedes desplazarte en coche por tierra, en barco por agua y en avión por aire y algunos privilegiados hasta pillan un cohete (puro fuego) y salen al espacio exterior…. ¿Ves la evolución?… porque no te estoy contando esto así sin más. Es para que veas que todo en esta vida pasa siempre por un proceso evolutivo. TODO. Sin excepción. Naces, comes, creces, aprendes y evolucionas, maduras, te reproduces o lo intentas, y si lo logras la vida te fuerza a madurar aún más, entonces envejeces y etc, etc… ya conoces el final, el ciclo evolutivo de la vida.  Bien, pues eso te va a ayudar a entender el salto evolutivo que hay de un signo a otro. Es exactamente lo mismo.  Cada signo equivale a una etapa del círculo de la vida. Y cuando veas la semejanza es cuando a empezarás a verle el sentido a todo esto que te estoy contando de que los signos son algo más que un simple horóscopo, en verdad son el tablero de juego (o de experimentación) sobre el que se asienta la vida. Todo nace con la energía de Aries y muere con la de Piscis. Nada vas a vivir que no tenga que ver con alguna de esas 12 energías, por tanto conocerlas te puede resultar de muchísima utilidad. Pero ya me recreé hablándote de eso en el artículo anterior así que no perdamos tiempo y vayamos al grano.

 

Hoy vamos a ver un par historias para que puedas empezar a ver los signos como el ciclo evolutivo que en verdad es y puedas empezar a contemplar la vida desde esa otra perspectiva, la de la astrología, que le da un sentido mucho más trascendental a nuestra existencia como seres humanos. Veamos pues ese proceso evolutivo que se da de Aries a Piscis: «El círculo de la vida» … «The circle of life» del Rey León. En la primera vamos a ir viendo de forma paralela el ciclo de las plantas, animales y personas. Y en la segunda historia veremos otra vez, cómo el círculo de la vida es completamente analogo al «círculo del zoquiaco», analizando el argumento de la peli del Rey León, ya que en este film se aprecia perfectamente ese proceso evolutivo de Aries a Piscis. Por supuesto, cuando Simba se proclama rey 👑 es después de haber dado la vuelta completa a los doce signos, (el viaje del héroe) y regresa convertido en un Aries13, el Rey León que en verdad es y que todos podemos llegar a ser, porque lo llevamos dentro. Y da igual Simba, que Hercules, que cualquiera de nosotros, el mito es el mismo para todos: El viaje del héroe, pues las historias siempre se repiten. Sólo hay que aprender a mirar el transfondo de las circunstancias para darse cuenta de qué mito estamos viviendo. Pero eso será un cuento que te contaré en otro momento (el de los mitos),  ahora empecemos con la primera historia de hoy.

 

Bajo la etapa Aries, que es una energía explosiva, la semilla se rompe y germina, el pájaro sale del huevo y el niño baja por el canal del parto y es alumbrado. En Tauro la semilla echa raíces para poder nutrirse y desarrollarse como ser vivo, el pájaro y el niño también son nutridos. En Géminis la planta hace su función de relación con el medio. Reconoce su entorno. El pájaro reconoce a sus hermanos y el niño también reconoce su entorno estudiando todo lo que le rodea a través de sus 5 sentidos: escuchando, mirando, oliendo, tocado y llevándose a la boca todo lo que encuentra. Experimentando aquí ambos signos contiguos pues el deleite de los sentidos es algo muy taurino. En la siguiente etapa, la de Cáncer, aparece la necesidad de protección y cobijo (el cangrejo tiene ese cascarón protector) y también aparecen otras necesidades, las de sentirse querido y nutrido a nivel emocional. La energía de Cáncer tiene que ver con la madre ( y con el alma que es nuestro vehículo emocional). En el caso de la planta no hay emociones pero sí la necesidad de verse protegida ante las adversidades climatológicas, su movimiento es escaso pero sí se mueve en busca de las mejores condiciones para su supervivencia creciendo en esa dirección, por eso muchas plantas y árboles se doblan. Y los pollitos, al igual que los niños, también buscan el cobijo de su mamá. En la quinta etapa, la de Leo aparece el sentido de la identidad. La rosa se define como rosa, el pájaro como ave que empieza a abrir sus alas y quiere volar y en el niño aparece la etapa del «yo solo», de querer hacer las cosas por sí mismo y tratar de desarrollar su destreza y su personalidad. También es la etapa de los juegos, de divertirse sin ver los riesgos de hacer cosas irresponsables, sin pensar en ningún momento en las consecuencias, porque en esta etapa desaparece el miedo de la etapa anterior en pos de la autoconfianza excesiva; por supuesto aquí aparece el ego, y también se desarrolla la autoestima. En la siguiente etapa esto cambia porque es donde actúas y descubres qué eso de la causa y el efecto. Es la etapa de expectativas versus realidad. Y el pájaro echa a volar y se cae; y el niño sube al árbol y se piña. Esa es la etapa de Virgo, donde lo intentas y fallas y te levantas y sigues intentándolo. En esta etapa descubrimos que hay que llevar cuidado al hacer las cosas porque resulta que tienen consecuencias, hay que hacer cosas por supuesto, pero de forma meticulosa, ordenada, precisa y controlada. (todos adjetivios virginianos). Cosa que al final aprende uno a base de fallar. Virgo es sinónimo de ensayo y error y de darle mil vueltas en la cabeza para encontrar la mejor solución y de pensar antes de actuar, y de pensar y pensar y pensar … a veces tan en exceso que al final no actuas, porque te preocupas más que te ocupas. Esto es algo muy virginiano, si te pasa es que tienes bastante de esa energía en tu configuración astral personal. ¡Que se le va hacer, nadie es perfecto!… Aunque el Virgo se obsesiona en buscar siempre la perfección. ¿No es irónico?… Pobres. Nadie les ha dicho que la perfección no existe. Pero que nadie se ofenda que todos tenemos a Virgo en nuestra carta (y por eso precisamente nunca poderemos ser perfectos, que lastima). En esta etapa por tanto vuelve a aparecer el miedo, las inseguridades, la incertidumbre… ahora más bien ante las consecuencias y a veces de cosas que ni siquiera han pasado y aparece aquí el arquetipo del «hipocondríaco» y del «obsesivo compulsivo». En el caso de las plantas que son seres vivos más simples, en esta etapa realizan el único trabajo que ellas hacen: la fotosíntesis. Virgo también está relacionado con los cuidados meticulosos del cuerpo, la salud y nutrirse como es debido y suplementarse con vitaminas si lo considera necesario. Sí, Virgo da para mucho pero como ya lo veremos cuando toque, en Septiembre, lo de hoy es un simple paseo por los signos, vamos a cerrar esta primera etapa pues los seis primeros signos son de desarrollo personal e individual y sumamente egoíscos. No los signos en sí, sino las energías y las etapas que representan. Y repito, que nadie se ofenda que todos tenemos las 12 energias en nuestra astral, somos una mezcla de todos los signos, y nadie se libra de pasar en algún momento por cualquiera de las características y la influencia de los 12 signos. Además, aquí solo estamos hablando del proceso evolutivo y las 6 primeras etapas tienen que ser así (algo egoicas) porque son etapas de autoconocimiento, es lo justo y necesario para que se pueda dar. Lo que no está bien es quedarse ahí y no evolucionar porque en la siguiente etapa es cuando aparece un otro, en el que pensar, y donde el «yo» empieza a perder protagonismo. Es de la séptima etapa en adelante cuando aparece la conciencia de «no estamos solos», así que si aún piensas que no hay vida fuera de la Tierra, con los miles de millones de galaxias que hay en el Universo y encima está la teoría del multiverso, es que aún estás, a nivel evolutivo, en una de estas seis primeras etapas. Pero si me estás leyendo seguro que tú no eres de esos o de esas. Así que sigamos.

 

En la séptima etapa, el signo de Libra, como decía aparece por primera vez un otro, y te enamoras, o simplemente te preocupas por el bien de alguien que no eres tú mismo. Y haces cosas por esa otra persona de forma desinteresada, y eres cortés y educado y tratas de que tus palabras o tus actos no hagan sentir mal a nadie, piensas antes de actuar pero ya no por miedo a las las consecuencias (algo más egoico), si no todo lo contrario, pensando más bien en el bien de la otra persona (valga la redundancia), para no herir sus sentimientos, ni hacer que se sienta incómoda, eso es Libra, sí, pura diplomacia. Y yo sé que tú no, pero seguro que conoces a gente que piensa que no hay vida más allá de su ombligo. Eso es porque no han llegado a la séptima etapa aún. Pero no pasa nada, cada uno lleva un ritmo evolutivo distinto, ya llegarán o ya les meterá caña su espíritu para que lo hagan, tú no debes preocuparte por eso (algo típico del virginiano). Como dicen en pediatría cada niño lleva su ritmo evolutivo. Ya crecerán, y si no es en esta vida será en la siguiente, pero TODOS terminan evolucionando. Tú céntrate solo en ti y en tu crecimiento personal y eso no es egoico, porque cuanto más te curras tú a ti mismo y tu carácter egoico, más diplomático te vuelves afectando positivamente a tu entorno. Cambia tú y cambiarás el mundo. En el caso de los animales, esta etapa es el momento del cortejo, también sucede en los hombres, todos conocemos bien esa parte; y en caso de las plantas lo equivalente, toca perpetuar la especie. Pero esto no sucede hasta la etapa siguiente, la octava en el signo de Escorpio. Ahí es cuando se produce la fecundación. Cuando nos unimos a un otro de forma más íntima. El sexo forma parte de la etapa escorpiana. Pero Escorpio también es conocer a alguien en más profundidad, su psique, sus pensamientos más profundos, sus secretos, sus vergüenzas, esas cosas que en sociedad nunca se cuentan. Respecto a situaciones es ver el trasfondo de las cosas, ir más allá de lo meramente aparente, es la intuición y el sexto sentido. Algo que en los animales está más desarrollado que en los humanos. Algunos lo llaman instinto, otros inteligencia y es por eso que a veces los animales parecen más listos que el hombre, porque tiran más de ese sexto sentido, de esa brújula interior. El humano (por lo general) aún no llega a ese nivel de conexión con lo que no se ve, pero pronto lo hará. Forma parte del siguiente salto de conciencia.

 

Y conforme vamos avanzando por los signos vamos aumentando el grado evolutivo. En la novena etapa, la del signo de Sagitario, tu entorno está más que visto y quieres descubrir nuevos territorios. Las aves emigran y tú si puedes también y si no emigras, te vas de viaje a conocer otras tierras, otras culturas, otras personas, otras lenguas, otras religiones, otras ideologías y formas de ver la vida muy diferentes a la tuya; y eso hace que vayas perdiendo cada vez más ese sentido de individualidad y ego que aparece en la etapa leonina para abrirte a ser otra cosa distinta y desconocida, la suma de todo ese conocimiento que va adquiriendo. En Sagitario todo es una nueva experiencia y una aventura. En la siguiente etapa, la décima, la de Capricornio aparece por fin la voz de la experiencia y la sabiduría. La madurez conseguida después de haber aprendido de cada vivencia, de todos los triunfos, pero aún más de cada uno de los errores cometidos. Aparece aquí la edad adulta avanzada, una etapa mucho más seria y responsable que la anterior. Es el arquetipo del padre, maduro, serio y responsable. Es un salto evolutivo muy similar al que se da de Leo a Virgo, pero aquí al ser etapas más transpersonales se da en un grado de conciencia más elevado. Además, ya tenémos a nuestras espaldas las experiencias de los 9 signos anteriores y esa responsabilidad pesa mucho más y uno anda con pies de plomo (algo muy capricorniano). En las plantas es ese punto en que empiezan a caerse las hojas; en los animales es una etapa en la que permanecen más tranquilos y dejan de explorar nuevos territorios. Se preparan para envejecer y eso ocurre en la siguiente etapa, la onceava, la etapa de Acuario. Y esta es la etapa del abuelo, que también ha madurado y se ha dado cuenta que tanta seriedad y rectitud tampoco es buena, hacen que tu vida sea aburrida y entonces, se arrepiente de no haber hecho más cosas en su juventud, más locuras, (algo muy acuariano) y malcría a los nietos y los consiente y se toma la vida que le queda de otra manera; intenta hacer todo lo que puede dentro de lo que sus limitaciones le permiten, volviendo a saltarse las normas Capricornianas, esas que se autoimpuso en la etapa anterior. Y trata de disfrutar la vida y de tener la mayor cantidad de experiencias posibles antes de que finalice su tiempo en esa encarnación. Y se abre a probar cosas nuevas, toda esas cosas que hace la gente joven, las nuevas generaciones, todas esas cosas que en su epoca ni existian, (Acuario és lo futurista, las nuevas tendencias) y aunque está mas anciano que en la etapa anterior se siente más joven y más vital y es que se da cuenta de que en realidad es mucho más que un cuerpo mortal, también es un espíritu inmortal que no envejece. 《¡Lastima no haberlo sabido antes!》 Se lamenta. Pero es que por más que nos cuenten, uno aprende a través de la experiencia y cuando llegas a esta etapa, tienes la suficiente madurez y sabiduría acumulada pero ya no tienes ni las mismas condiciones fisicas, ni la misma esperanza de vida, tu tiempo se agota, se convierte en un bien preciado que se escapa de tus manos y por eso te lamentas, o sería más correcto decir…. (rebovinemos que tú no estás aún en esa etapa, solo te hice un «back to the future» para ponerte en situación)… que podrías llegar a lamentarlo, pero aun puedes hacer cambios importantes en tu vida. Sí todavía estás en tu etapa Capricorniana (de adulto maduro, serio y responsable), métete un poco de energía a ver si saltas ya al orbital acuariano y te ahorras tiempo y arrepentimiento y empiezas a disfrutar un poco más de la vida.

 

Y por eso es que te cuento esta historia. Imagina que pudieras llegar al final de tu vida, hablar contigo en ese momento antes de morir y volver para atrás. Seguro que harías más de 4 cosas que aún no has hecho y dejarias de hacer otras, sobre todo esas que te hacen perder el tiempo, y no del reloj cronológico sino el de tu tiempo de existencia, cosa que ahora mismo no valoras pero créeme que un día lo harás, y puede que entonces sea tarde. Pero aún estás a tiempo de cambiar muchas cosas. Podemos puentear. Si la etapa 11 (nuestra ancianidad) es algo a lo que todos vamos a llegar y viene determinado por ese salto de conciencia de Capricornio a Acuario (sí o sí, esto sucede así porque los ciclos de la vida llevan ese orden), y hacer el viaje del héroe te permite llegar a la etapa 13,… podemos concluir que ese proceso te ayuda a dar el salto cuántico al siguiente orbital. Se puede alcanzar esa sabiduría que tiene el anciano siendo joven, eso es lo que te va a permitir tomar sabias decisiones para despues llegar a la edad anciana sin arrepentirte de no haber vivido lo que te hubiera gustado vivir. Pero continuemos con el viaje, que aún nos queda Piscis y con ello llegamos a la etapa 12, donde ya has vivido tanto que todo te da igual, y ya no tienes miedo a perder tu identidad, ni a dejar de ser quien eras, algo muere en ti. En el caso de haber llegado al final de tus días, tu cuerpo físico. Y si se trata de una simple etapa en tu vida lo que muere es tu vieja personalidad. Esta es la etapa donde se produce la fusión con el espíritu, tanto si mueres como si estas haciendo un proceso de crecimiento personal, y ahí es cuando coges realmente el mandado, y no porque se lo robes, si no porque sois una misma cosa. No le puedes robar nada porque él eres tú, solo que tu conciencia ahora llega hasta ese plano de quinta dimensión y desde ahí tus decisiones son exactamente las de él. Y si ambos queréis lo mismo qué más da quien conduzca no?…. de hecho no sabrás si eres tú o lo hace él. Pero sí te daras cuenta  que conduces mucho mejor.

 

Piscis es por tanto donde todo ciclo termina. La planta muere, el ave también y tú cómo eres un ser multidimensional con una parte inmortal, pues evidentemente no todo tú mueres, en todo caso tu cuerpo, pero Piscis no sólo es la muerte de tu cuerpo físico sino el final de todo ciclo evolutivo. Es el río diluyéndose en el mar, es la unión con el océano, es la pérdida absoluta del ego y de la personalidad, es el cese de la individualidad, donde dejas de ser esa persona que eras para formar parte de una unidad mayor, de la fuente de donde saliste, de la matriz de donde todo surgió. Es el pleroma, el «todos somos uno». Es la última estación, donde todo acaba pero nada muere, porque «el todo» es eternidad, y la muerte no existe en verdad. Es un concepto inventado, ya que todo en el Universo se transforma, desde el big bag hasta el momento presente hay la misma cantidad de materia y energía, dime donde está ahí la muerte. Más bien es un gran lego donde todo se monta y se desmonta, infinitas veces, donde todo se transforma una y otra vez. Cuando llegas al «Game Over» y cesa tu juego en este metaverso tridimensional, tu alma vuelve a tu espíritu que es inmortal y tu cuerpo sufre un proceso de transformación, cambia su forma en la materia y a eso hemos decidido llamarlo muerte pero es más bien una transmutación, deberíamos de verlo mejor como una alquímia,  una palabra menos funesta y que se aproxima mucho más a la verdad. Pero en tu libre albedrío eres libre de utilizar el nombre que más te plazca siempre que el concepto lo tengas claro. Muerte, alquimia o transmutación, que más da, las tres son sinónimas y un requisito indispensable para llegar a nuestra última estación y la ultima etapa del viaje del héroe que en verdad es la primera en el nuevo ciclo que empieza otra vez por Aries pero como desde ahí estás en un nivel más elevado de conciencia resulta mucho más simbólico y coherente llamarlo Aries 13.

 

 

Pasemos ahora a nuestra segunda historia. «El Rey León»

rey-leon-2

La peli empieza cuando Simba es presentado por Rafiki y sus padres ante todos los súbditos del reino. Esto ya pertenece al signo de Tauro (obviamente el nacimiento fué en Aries). Esa escena representa por tanto, la segunda etapa del ciclo evolutivo, cuando la tierra o el terreno donde naces, reconoce tu presencia y empiezas a formar parte de ese lugar. En el reino vegetal hemos dicho que es ese momento donde la planta echa raíces, se enraiza en el suelo y se conecta al lugar ( se sitia a sí mismo ocupando su espacio ) para formar parte de ese terreno, de esa tierra. Nosotros los humanos también lo hacemos, nos conectamos o nos desconectamos de ella a través de esta energía de Tauro. (Toda la experiencia terrenal que tenga que ver con deleite de los cinco sentidos es sumamente taurino) Las mamás leonas limpian a sus cachorros, los alimentan…. todo eso es Tauro, las sensaciones del cuerpo cuando te tocan o acarician, el experimentar diferentes sabores…olores… y haciendo esto además (cosas taurinas) te conectas a la tierra y te envuelves de la energía de ese lugar. Cuando comes un alimento, o bebes agua, estás comiendo energía de esa tierra. ¿Ves?… nada vas a experimentar que no tenga que ver con los 12 signos.

CD5AD950-5EB9-4A0F-A980-AB31A9203F12

En la siguiente etapa, la de Géminis, Nala y Simba se van a reconocer el terreno. En la cuarta, la de Cáncer, aparece el miedo y la necesidad de sentirse protegido dentro de la zona de confort de la madre. En la quinta la de Leo, desafía a sus miedos y se aventura nuevamente. El tema «Yo voy a ser el Rey león» refleja muy bien la esencia de Leo. Y es cierto que llegará a serlo algún día, todos lo seremos, pero desde luego no en ese punto del ciclo evolutivo, ahí no está preparado aún, nadie lo está durante ese periodo leonino pues es el momento de los juegos, de despreocuparse y divertirse, de expresar y experimentar el niño inocente que llevamos dentro. Leo en verdad no es el león sino el gatito juguetón que se siente un feroz león porque lo lleva dentro y por eso lo siente, pero esa energía fiera, en esta etapa está solo en potencia, en vías de desarrollo y solo sale cuando Simba «se realiza» por completo, en la etapa 13, ahí es cuando sale la verdadera fiera que llevamos dentro, nuestra verdadera esencia. Por tanto, desde la etapa leonina es normal que se perciba todo como un juego y no se piense en las consecuencias porque aún no se entiende, ni se conoce que cosa es eso de la causa y el efecto. Y es por eso que en Leo siempre aparece ese punto de egoísmo, el niño que quiere, que pide, que exige sin tener en cuenta nada más que a él mismo. Pero es un egoísmo desde la inconsciencia; desde la ignorancia del no saber ni comprender las consecuencias de sus actos. Es el «El principito», el que no entiende el mundo de los adultos y juzga todo bajo los criterios infantiles, unas veces acertados y otras no tanto (por eso es importante la vía del medio, ni tanto ni tan calvo). Evidentemente cualquier decisión que conlleve ciertos riesgos, tomada desde aquí, tiene muchas más probabilidades de acabar mal. Dejarías un arma al alcance de un niño, ¿no verdad?… Pues desde ahí y mal aconsejado por Scar, volvió a las andadas y está vez sí comprobó, y con gran dolor además, las consecuencias de sus actos. Y con ésto entramos en la etapa virginiana, donde descubrimos la fragilidad que tiene la vida (los temas de salud y enfermedad pertenecen a Virgo). Y aprendemos que hay que pensar y discernir bien antes de actuar. Aquí se produce un salto de evolución importante y crucial para la siguiente etapa que es : Dejo de actuar pensando solo en mí mismo (Leo) para actuar pensando en cómo mis actos pueden afectar a un otro (Libra). En esta etapa (la de Libra) es donde desaparece el ego y empezamos a ver que hay más personas a nuestro alrededor. Y ese es el momento donde Simba, se siente culpable (manipulado por su tío claro está, pero él realmente se siente así) y se da cuenta del dolor que va a ocasionar a otros por la muerte de su padre (Escorpio, signo que tiene que ver con esos procesos de muerte y transformación), y decide dejar su reino para aventurarse a tierras lejanas (Sagitario). En este caso huyendo de sus problemas. Ahí conoce a otros animales, con otras costumbres alimenticias y otras lenguas, otras creencias y pensamientos filosóficos «Hakuna Matata»… Todo eso es Sagitario. Y vive ahí durante un tiempo y eso le hace expandir su conciencia, sus horizontes, su mente y sin darse cuenta crece y madura convirtiéndose en un joven león adulto, más fuerte y más diestro y con más ganas que nunca de vivir y disfrutar la experiencia de la vida (algo muy sagitariano) Pero aún sin llegar adquirir ese grado de responsabilidad adulta que se obtiene en Capricornio. Hecho que sucede cuando conecta con su padre (Cáncer representa a la madre y Capricornio al padre) y éste le hace tomar conciencia de su responsabilidad como «Rey León que és»… 《Ya no eres un niño Simba, ve y ocupa el lugar que te corresponde》Y aquí, en esta etapa capricorniana es donde muere el Principito. Capricornio es la responsabilidad, el deber y la obligación. Y junto con Nala, decide nuevamente volver a formar parte de su reino y su comunidad. Y entramos en la siguiente etapa. Acuario es el colectivo y el estar unido a un grupo bajo un mismo ideal, en este caso destronar a Sacar y liberar a las leonas de esa esclavitud y trasformar las áridas tierras en «tierra fertil», una nueva tierra, algo muy acuariano, muy «New ege»… Una vez se proclama rey las nuevas generaciones ya nacen en la nueva era (La era de Acuario) y para ello tiene que pasar antes por Piscis. ¿Y es el final de qué?… Pues por un lado el de Scar y su reinado del terror y por otro es el final de su etapa de adolescente irresponsable que solo piensa en sí mismo para pensar en tooooodos los habitantes de su reino, en su seguridad, en su calidad de vida y en bienestar de la comunidad por encima del suyo propio y cuando tiene en cuenta a todos como una unica unidad, un unico reino, un mismo grupo de seres, un «todos somos uno» (Concepto muy pisciano) ya no hay distinción, ni individualismo, ni ego. Entonces sube por esa roca inclinada. Qué por cierto es la misma por la qué ascienden los BTS en el videoclip de «On» precisamente con la misma finalidad, un nuevo inicio en una nueva tierra, tal vez «la tierra prometida». Y Simba vuelve a iniciar un nuevo ciclo, desde un lugar más elevado tambien, desde otro nivel de conciencia. Desde Aries 13.

e49108d28ad8cee6b021b4a5aa3e1cfc17b98170r1-1024-576v2_uhq

En la imagen se ve la roca del Rey León y también la del video de «On» de BTS, por cierto  lleno de simbolismos, el arca de Noe, un mesías guiado a su pueblo hacia la tierra prometida, y el ascenso por esa roca como símbolo de la elevación de la conciencia, bueno🤔 tal vez analicemos ese videoclip otro día, por un lado para seguir currándonos un poquito más nuestro discernimiento virginiano, pero sobre todo porque tengo que seguir contándote historias para que puedas ver y comprobar por ti mism@ como esas 12 energías son las que dan forma a nuestra realidad. Y espero que con estas dos historias hayas podido verlo un poco más claro, porque ya en el siguiente artículo empezamos con los ejes y las energías opuestas. Así que por hoy me despido, pero no sin antes recordarte que si aún no te has unido al grupo de Facebook «La Expansión del Ser: Aries13» lugar donde se puede participar de una forma más directa en este viaje del héroe, te animo a que lo hagas y nos cuentes tus experiencia. Pero solo si te apetece y quieres hacerlo, que por encima de todo respeto tu libre albedrío 😜

 

Un cordial saludo.

Patricia Pérez.

 

 

 

Summary
Article Name
El círculo de la vida
Description
“El círculo de la vida” La tercera entrega de la serie de artículos “El viaje del héroe Aries 13”. En este artículo vemos la analogía entre los ciclos de la vida y la evolución que se da en los 12 signos, de Aries a Piscis.
Author
Publisher Name
La Expansión del Serc
Publisher Logo
Compartir: