Un buen masaje con aceites esenciales es una experiencia extrasensorial cuyos beneficios tienen un alcance a diferentes niveles de nuestro ser; aunque sea el cuerpo físico el que lo recibe a través de los sentidos, realmente los efectos trascienden lo físico.

Hay muchos tipos de masaje pero en el que nos vamos a centrar es en el masaje relajante ya que en el terapéutico la finalidad es la recuperación o mejora de lesiones físicas, por tanto sus efectos no llegan a niveles fuera del plano físico como puede hacerlo un buen masaje relajante acompañado de la música adecuada y sobre todo de los aceites esenciales apropiados para llevar al cuerpo y la mente a ese estado de relajación profunda, enormemente placentera y beneficiosa para nuestro cuerpo que anda siempre sumido en un estado de estrés continuo y no sabe desconectar y relajarse por sí mismo; día tras día se vive en esa tensión continua y la musculatura de nuestro cuerpo pierde el hábito de aflojarse y destensarse cuando ya no es necesaria la contracción muscular y al final la tensión se convierte en su estado natural, y no se relaja ni durmiendo.

Pero es vital para nuestra salud recuperar el hábito de relajar y destensar nuestra musculatura; sumidos en un mundo de competitividad, de verdad que subestimamos el poder que tiene la recuperación de nuestro cuerpo físico para luego poder trabajar con mayor efectividad, le exigimos demasiado sin tener en cuenta las consecuencias de esa exhaustiva demanda y eso pasa factura. Para mejorar nuestro rendimiento o simplemente para mejorar nuestra calidad de vida hay que conocer a fondo las necesidades de nuestro cuerpo y el mantenimiento que requiere para optimizar su rendimiento; así que tengamos bien presente que eso solo se consigue poniendo en pausa «||» o a ser posible en «of» a nuestro cuerpo físico; es necesario un momento a lo largo de nuestra jornada en la que que podamos permanecer en un estado de laxitud y relajación total, para que el cuerpo rompa esa tensión muscular en la que constantemente permanece y es que además, si no lo hacemos, luego cuando realmente queremos descansar y dormir, al cuerpo le cuesta mucho relajarse porque ha perdido la costumbre, simplemente ya no puede hacerlo y en ese estado de tensión nos cuesta mucho conciliar el sueño y más aún poder disfrutar de un placentero descanso nocturno. Afortunadamente se puede reeducar y el masaje es una buena solución, pues no depende de uno mismo sino de factores externos a nosotros, por lo que no requiere de un esfuerzo de nuestra parte sino más bien de soltarnos y abandonarnos a una experiencia placentera en las manos de un experto, nunca mejor dicho!?

Pero profundicemos un poco más en los beneficios a nivel físico; como venía comentando, debido al estrés y a las malas posturas diarias, sea en el trabajo o en casa, frente al ordenador, haciendo las tareas del hogar, o permaneciendo demasiado tiempo en una misma postura, nuestra musculatura se ve sometida a una contracción continuada a lo largo de todo el día que impide que nos podamos relajar, y esa tensión constante es la causa principal del agarrotamiento, las contracturas musculares y el dolor de cuello y espalda que limita mucho nuestro rendimiento y nuestra calidad de vida.

A través del masaje se libera esa tensión muscular acumulada, se movilizan las contracturas, se alivian los dolores y además se descongestiona y desintoxica todo el cuerpo, porque los beneficios no son solo a nivel muscular, el masaje crea un efecto de vasodilatación que mejora el torrente sanguíneo. El estrés en nuestro cuerpo crea justo el efecto contrario, la vasoconstricción; en los comienzos de la humanidad, donde la supervivencia era complicada, la naturaleza «muy sabia» creó este sistema de autoprotección para que en caso de un accidente no muriera el humano desangrando. En aquellos tiempos era todo un reto sobrevivir y ahora en la actualidad, que vivimos sin esos peligros el reto está en cumplir con una agenda cada vez más apretada y la batalla constante es contra el reloj y los horarios, pero el efecto en nuestro cuerpo es el mismo que cuando corríamos para salvar la vida, presas de los animales y el miedo,… las venas contraídas y el cortisol corriendo por ellas, y como con las venas contraídas no llega el mismo oxígeno a nuestras células, tanto nuestra respiración como nuestro pulso se acelera para aumentar la oxigenación y voy a parar por qué me estoy estrenando solo de escribirlo ? mi pulso se acelera y voy a hiperventilar ahora mismo.

Retomemos la calma!…. «Ommmmm»… La cuestión es que con el masaje mejoramos la irrigación sanguina y la capacidad de la sangre de transportar oxígeno tanto por el estado de relajación, con su vasodilatación correspondiente, como por por la fricción del masaje sobre venas, arterias y capilares favoreciendo la circulación y el retorno venoso. Con esta estimulación se ayuda a aumentar el número de glóbulos rojos y blancos y se favorece la circulación linfática mejorando nuestro sistema inmunitario. Por otro lado también tenemos la influencia sobre el sistema nervioso tanto de forma directa como indirecta o refleja. Del mismo modo que ocurre con la acupuntura o la reflexología, en el masaje se tocan puntos que estimulan los órganos y liberan bloqueos energéticos. Otro efecto importante es la producción de neurotransmisores como las encefálinas y las endorfinas, estas últimas bien conocidas por todos, son las responsables de causar esa sensación tan placentera de bienestar y relajación además de aliviar los dolores del cuerpo. Por otro lado nos crea un efecto de sedación imprescindible para que los beneficios del masaje pasen a otros planos como el mental y emocional.

Si el cuerpo no está completamente relajado es difícil llegar a influenciar la mete y mucho menos el estado emocional, por eso los beneficios de un masaje relajante son mucho mayores que uno centrado solo en aliviar los dolores musculares, que no va más allá de lo puramente físico. Para poder calmar la mente primero se debe relajar el cuerpo y a su vez una mente calmada crea una mayor relajación corporal; ambos, cuerpo y mente, se están influenciando constantemente; es el pez que se muerde la cola, porque una mente inquieta va a inquietar al cuerpo y un cuerpo inquieto va a inquietar la mente, romper este círculo vicioso suele resultar costoso y un masaje puede ser un buen remedio para salir de ese círculo al que suele empujarnos el estrés diario.

Y si a los efectos del masaje se le añaden los efectos de la aromaterapia aumentamos considerablemente los beneficios a todos los niveles; pues cada aceite esencial tiene diferentes efectos tanto sobre el cuerpo físico como sobre la mente, sobre nuestro campo energético y sobre nuestras emociones. Se pueden trabajar estados emocionales y vibraciones energéticas con diferentes aceites y con muy buenos resultados, a parte de resultar enormemente placentero verse envuelto con todas esas diferentes fragancias completamente naturales y sin los químicos de la perfumería actual. A mí me gusta trabajar en las sesiones de masajes con aceites sagrados de aromaterapia Egipcia para poder influenciar sobre los Chakras de la persona y su sistema energético, para que los beneficios de ese masaje verdaderamente transciendan lo físico y puedan actuar tanto a nivel mental, como emocional y energético, y la persona pueda sentirse en completa paz y armonía por un tiempo mucho mayor del que pueda permanecer en la camilla gracias al efecto de burbuja envolvente que los aceites crean en su campo energético durante unas horas más. Pero como todo, lo mejor es probarlo, si vives por Guardamar del Segura o cercanías me puedes encontrar en el Gimnasio Olimpus.
Y con esto me despido pero no sin antes compartir la página de la empresa de aceites esenciales con la que trabajo; no es imprescindible el masaje para poder beneficiarse de los efectos de la aromaterapia, se puede o más bien se debería de utilizar en nuestro diario vivir para influenciar de forma consciente y positiva en nuestro estilo de vida; por ejemplo, si utilizamos aceites de sándalo y loto para meditar de manera frecuente, o simplemente para hacer un poco de relajación, nuestro cerebro, por sinestesia, va a relacionar ese aroma con un estado de paz y relajación, y después, en cualquier otro momento del día, tan solo con oler ese aroma nuestro cuerpo revivirá ese estado de paz que el cerebro asocia a ese aroma,…¡no puede haber mejor herramienta para luchar contra el estrés!…. Y como este ejemplo hay muchos más pues el campo de aplicación de la aromaterapia es inmenso. Pueden ver productos y precios en: http://www.floriansaromaterapia.com/

Y mucha más información sobre los aceites esencias en: https://www.facebook.com/floriansaromaterapia/

Un cordial saludo!
Patricia Pérez

Summary
Article Name
Los beneficios del masaje en sinergia con la Aromaterapia
Description
Los beneficios del masaje en sinergia con la aromaterapia
Author
Publisher Name
La expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: