Pranayama (Respiración consciente)

En los capítulos anteriores hemos estado hablando de la respiración como herramienta de autoayuda en situaciones de estrés y también para poder permanecer en estados de calma y sosiego en cualquier momento de nuestro día si así lo deseamos. Pero el acto de respirar es algo mucho más trascendental, va más allá de la simple ingesta de oxígeno para la supervivencia y por supuesto también va más allá de ser una herramienta anti-estrés. Pero como es un acto involuntario que nuestro cuerpo realiza independientemente de que seamos conscientes de ello o no, no se le da la importancia que verdaderamente tiene. Sin embargo sí se suele ser más consciente de la importancia que tiene para nuestra salud la ingesta de agua y ciertos alimentos a pesar de que podemos aguantar más tiempo sin estos que sin oxígeno. Pero es que al humano 3D siempre le resulta más fácil ser consciente de lo más denso en la materia que de lo más sutil. La materia del mundo que nos rodea y que percibimos con nuestros 5 sentidos, tiene 3 estados, del más denso al más sutil son: solido, líquido y gaseoso, hasta aquí el mundo 3D pero hay otro estado más sutil detrás del gaseoso, que es además el que genera y sostiene la materia 3D, hablamos del energético. La energía, no perceptible por los 5 sentidos se densifica dando lugar al estado gaseoso, éste se densifica dando paso al líquido (más denso que el anterior pero más sutil que el posterior) y por último se forma la materia física. El paso de un estado a otro de la materia lo conocemos todos muy bien, pues es fácilmente observable en el ciclo del agua, del estado gaseoso (vapor de agua) se condensa y se forma agua y el agua se condensa y forma hielo (agua sólida). Y como es de esperar, el humano con un cuerpo de materia 3D tiende a tener más interés por los sólidos (la materia más densa) que por lo más sutil, a pesar de que estamos formados por sólidos, líquidos, gas y energía. Respecto a los alimentos que ingerimos también hay un claro predominio del sólido frente al líquido, los líquidos casi que los tiene que pedir el cuerpo a través de la sed y ya ni qué decir del oxígeno, solo en algunos momentos en que estamos exhaustos, es que nos paramos hacer una profunda inhalación, cuando por orden de relevancia debería ser justo al revés, tenemos mucha más necesidad de oxígeno, seguido del agua y en último lugar tendríamos los sólidos. Y si seguimos en orden de importancia, la energía (lo más sutil), es lo más importante de todo y en realidad es de la que menos consciencia se tiene de los cuatro estados, ni tampoco se tiene mucha idea de cómo gestionarla o recargarse de ella, cuando resulta de vital importancia para la supervivencia, …¿te has parado a pensar alguna vez para qué comes?… pues para meterle combustible a tu cuerpo y que pueda quemarlo y trasformarlo en energía. Pero esa energía que adquieres por los alimentos es de segunda o tercera mano; la fruta y verdura que comes, absorbe la energía directamente del Sol y para ti, al ingerirla, ya pasa a ser una energía de segunda mano; los animales que comen hierba la absorben de ésta y para ti esa energía es de tercera mano y por supuesto más densa. La buena noticia es que estamos rodeados de energía y no necesitas obtenerla solo de alimentos sólidos. El agua que bebes la contiene, el aire que respiras la contiene y el sol es la fuente principal, exponerse un poco a sus rayos te permite absorberla a través de la piel. Hay formas más sutiles de llenarse de energía y a más sutil sea tu fuente de energía, más te sutilizas y te sublimas.

Cuando encarnamos para experimentar en la materia, nuestra energía se va densificando hasta crear un cuerpo físico que nos permita habitar en el plano 3D para que a través de él podamos aprender y evolucionar con cada experiencia vivida en la materia, pero cuando se pretende alcanzar cierta evolución y crecimiento personal hay que sutilizaste y sublimarse. Ya no es momento de densificarse, eso lo hicimos al encarnar, ahora se trata de ir haciendo el proceso inverso y se trasciende de lo denso a lo sutil, por tanto hay que ser más conscientes de la importancia que tienen para nosotros tanto los líquidos (agua) y los gases (oxígeno) como el más importante de todos, la energía, pues es la clave del éxito, si es que tu objetivo es crecer hacia arriba más que a lo ancho por supuesto!!! Pero el tema que nos ocupa hoy es la respiración, así que vamos a dejar el agua para otro artículo, que también da para escribir un libro y solo nos vamos a quedar por ahora con el concepto de que es más relevante que cualquier alimento sólido y te aporta una energía más sutil. En este artículo vamos a centrarnos en la ingesta de oxígeno y energía y eso es precisamente el pranayama, uno de los 8 pilares del yoga dado por Pantanjali y la base sobre la que se sostiene dicha práctica. Para los hindúes Prana es la energía universal, los chinos lo llaman chí y los japoneses Qi, pero todos hablan de lo mismo, de energía. Pranayama es por tanto el control de la energía a través de la respiración, es donde se eleva el acto básico de la respiración para aparte de ingerir oxígeno poder respirar la energía universal que nos envuelve y para que esto ocurra es imprescindible ser consciente de lo que se está haciendo y eso es lo que te aporta el pranayama, una mayor conciencia en el acto de la respiración, en ese momento en que tomas conciencia de ésta, deja de ser ya un acto mundano para convertirse en un acto trascendental, porque ya no solo respiras oxígeno sino que respiras también el Prana. No se puede producir ningún cambio evolutivo en el ser humano hasta que se trasciende el acto automático de la respiración para convertirlo en un acto consciente y controlado por uno mismo. Esto lo conocían los antiguos Yogis y por eso la base del yoga es la respiración, el pranayama. Si solo te centras en las asanas, no deja de ser un ejercicio físico, puro y duro 3D, pero si utilizas la respiración como pilar principal de la práctica, trasciendes la materia y puedes conectar cuerpo, mente, alma y espíritu, entonces ya no haces una actividad física sino una actividad holística y espiritual, porque aprendes a utilizar la respiración como la poderosa herramienta que en verdad es, ya que controlándola se puede adquirir un gran dominio sobre el cuerpo físico. Solo a través de la respiración es que puedes ir evolucionando las posturas de yoga, soltando las tensiones y aliviando los dolores que aparecen al intentar rebasar tus propios límites corporales y luego, el hecho de trascender ese dolor que aparece cada vez que evolucionamos las asanas al rebasar nuestros límites físicos, nos dota de cierta capacidad y destreza para que en nuestra vida cotidiana podamos eliminar también molestias físicas y no tan físicas (emocionales) a través de la respiración, pero esto solo funciona si tienes el hábito creado y entrenado en un escenario ajeno a las vicisitudes de tu diario vivir, ósea completamente al margen de tu vida cotidiana. Solo si te entrenas fuera de tus emociones, pensamientos y preocupaciones diarias, es que podrás controlar dolores y molestias, tanto físicas como emocionales, a través de tu respiración. Solo cuando practicas al margen de tu realidad exterior y te olvidas de tu personaje social es que puedes tener el control sobre tus otros cuerpos, energético, mental, emocional, y espiritual; todos ellos están interconectados y puedes controlarlos o simplemente acceder a ellos en cualquier momento con un gesto tan sencillo como respirar. Interesante, no?….

Y fíjate que curioso, estamos cambiando de era, de la de Piscis a la de Acuario y según el calendario Maya terminamos un año galáctico de 25.800 años para empezar uno nuevo. Finaliza ese periodo de oscuridad que denominaron la noche galáctica para comenzar un periodo de luz, un nuevo día, un despertar. Vivimos por tanto un momento de salto evolutivo, tanto para el ser humano como para el planeta que habitamos, como para todo nuestro sistema solar y en pleno salto cuántico, donde ya he insistido reiteradas veces la importancia que tiene la respiración para poder lograrlo, aparece un virus que te priva del oxígeno que se necesita para realizar ese salto cuántico y si no es el virus el que te priva del oxígeno, son las autoridades las que te privan de él con las mascarillas, porque si ya de por sí, con la respiración automática no se ingiere el oxígeno suficiente y necesario, imagina en automático y con mascarilla, terrible!!! Pero esto no hace más que poner de manifiesto la importancia que tiene el hecho de que respiremos de forma concierte para que se pueda dar ese salto evolutivo, según las leyes de la física, cada vez que pretendemos mover un cuerpo hacia una dirección, va aparecer una fuerza de resistencia opuesta, a la cual hay que vencer si queremos avanzar y a mayor masa tenga el cuerpo que queremos mover, mayor será la fuerza de resistencia que hay que vencer, así que es tiempo de sutilizar y sublimar el cuerpo 3D, pero para poder dar ese salto evolutivo desde 3D/4D hasta la 5D necesitas más agua, más oxígeno y más energía y bueno, tú sal a la calle con tu mascarilla por supuesto, una cosa no quita la otra, pero luego en tu casa, en tu espacio personal, en tu tiempo de entrenamiento, respira profundamente, si no te dejan respirar a todo pulmón fuera, en la calle, en la realidad general a todos, es que en verdad necesitas el triple de oxígeno en tu realidad individual para dar ese salto cuántico. A más fuerza externa oponiendo resistencia, mayor relevancia debería tener para ti, no subestimes esto. Y ya sabes, en tu realidad, tú eres el único que tiene potestad y autoridad, así que respira a todo pulmón y empieza a ser más consciente de tu respiración durante más tiempo a lo largo de tu día, en cualquier cosa que hagas, la respiración es algo que va siempre contigo, a cualquier lugar que vayas siempre te acompaña, solo necesitas tomar conciencia de ella más veces al día y poco a poco irás descubriendo por ti mismo/a el enorme potencial que se esconde detrás de ese sencillo acto de la respiración. Pero dejando lo trascendental y volviendo a lo mundano, la respiración te puede ayudar a calmar los nervios, a serenar la mente, a aliviar molestias y hasta dolores, a poder permanecer en un estado de paz y sosiego durante más tiempo a lo largo de tu día pero sobre todo a saber estar activo cuando se requiere y pasar a un estado de relax cuando hayas finalizado lo que requería de toda tu energía, para no gastarte en exceso,….¿a que cuando terminas de utilizar un aparato eléctrico lo apagas?…¿verdad?…. ¿y por qué te quedas tú encendido?…. aprende a desconéctate cuando acabes, igual que haces con tus aparatos electrónicos, tú también tienes un botón de off que puede alargar enormemente tu durabilidad, o sea, tu vida, tu longevidad y ese botón lo encuentras solo si entrenas tu respiración, mi consejo es que lo hagas, entrénate, haz pranayama, haz Yoga, haz meditación!…. Y sin más dilación, te dejo con tu respiración.

NAMASTE🙏🏻
Patricia Pérez.

Summary
Article Name
El Arte de no estresArte V
Description
Sobre la importancia que tiene para nuestra evolución el hecho de tomar más conciencia de nuestra respiración.
Author
Publisher Name
La Expansión del Ser
Publisher Logo
Compartir: