Toda emoción surge de un pensamiento, de un juicio que emite nuestra mente y que desencadena una química muy específica en nuestro cuerpo que hace cambiar el estado en el que permanecía el cuerpo antes ser emitido dicho juicio, permitiéndonos con ello sentir y experimentar dentro del cuerpo físico dicho pensamiento. Sin las emociones el binomio cuerpo- mente no estaría tan conectado. Son las emociones realmente las que generan dicha conexión, con una finalidad en particular, pues todo lo creado en el Universo es inteligencia pura y nada sucede por casualidad, como dijo Einstein “Dios no juega a los dados”…. todo tiene su razón de ser y las emociones juegan un papel de vital importancia en nuestra evolución y crecimiento personal…..

Compartir: