Fecha

enero 2017

image

¿Qué energía trae el año del gallo?

La energía a través de la astrología, el Feng shui y el Reiki Por 28 enero, 2017 No existen comentarios

Hoy comenzamos el año del gallo rojo de fuego, que trae consigo una energía Yin que nos acompañará hasta el 15 de febrero del 2018

El rojo, color representativo de este año, es para los chinos símbolo de la buena suerte, pues representa vitalidad y felicidad. Es el animal que nos despierta con su canto en la mañana, para que salgamos de ese periodo de descanso nocturno, nos movamos y comencemos el día. Su energía nos hace ponernos las pilas pero también hay que tener en cuenta que el gallo es un animal de pelea, y esa faceta también estará presente a lo largo de este año, factor muy a tener en cuenta para que esa energía no nos arrolle al sumergirnos en todas las complicaciones del diario vivir.

Los años del Gallo son tiempos de rectitud y de justicia. El gallo es animal justiciero, es el que termina el trabajo del mono (año chino que acabamos de dejar) haciendo justicia, iluminando esas situaciones confusas y poco claras,

Compartir:
Processed with MOLDIV

Cuando sientas que te falta energía solo piensa que ésta te envuelve como el agua al pez

La Expansión del Ser Por 19 enero, 2017 No existen comentarios

A estas alturas ya está muy escuchada la famosa frase de Nicola Tesla: “Si quieres entender el Universo piensa en energía, frecuencia y vibración” pero nos viene bien utilizarla a modo de introducción para situarnos con la temática a tratar.

Todo lo creado en el Universo es energía consciente sí misma. La energía nos rodea del mismo modo que el agua rodea y contiene al pez, vivimos en un enorme océano cósmico de energías y lo que diferencia a unas de otras, no es más que sus diferentes frecuencias de vibración, de ahí la frase de Tesla

Toda la materia, reducida a la menor unidad posible, no es más que una onda energética vibrando a una frecuencia muy particular que le confiere unas características determinadas que son percibidas por nosotros bajo una forma determinada al ser observadas con el sentido de la vista. El ojo capta la información, y el cerebro la procesa creando ese mundo tal sólido y estable que creemos conocer, pero que en realidad no es más que una ilusión óptica, un holograma creado a partir de una información (energía)

Compartir: