Si queremos convertirnos en co-creadores de nuestra propia realidad es imprescindible que cuidemos cada detalle sobre cómo nos gustaría que fuera. Si no nos detenemos a pensar y a darle forma, la vida misma lo hace por defecto, y esa realidad creada por la vida no siempre concuerda con la que te gustaría experimentar, así que no escatimes en detalles, en cuanto a co-crear tu realidad se refiere.

Un factor muy importante para poder dar forma a esa realidad que queremos con cierto grado de efectividad, es regirnos bajo unos criterios realistas acordes a nuestras posibilidades. Si lo crees, lo puedes crear; pero si ni tú mismo te lo crees, porque queda muy lejos de tu alcance, no malgastes tiempo y energía en algo que no se puede dar. Analiza bien hasta dónde llegan tus posibilidades y dentro de ese margen apunta lo más alto que puedas y dispara con fuerza.

Compartir: